***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 9 de mayo de 2012

HEMEROTECA: "OUBIÑA DICE QUE ESTABA DE COPAS CON UNA MUJER"

ES UNO DE LOS OBJETIVOS DE ESTE BLOG INTERCALAR ARTICULOS ACTUALES CON AQUELLOS OTROS QUE POR SU RELEVANCIA FUERON PUBLICADOS EN PRENSA HACIENDOSE ECO DE LA ENCOMIABLE LABOR REALIZADA POR EL SERVICIO DE VIGILANCIA ADUANERA EN LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRAFICO, EL CONTRABANDO Y EL BLANQUEO DE CAPITALES.
SI DESEA ACCEDER A TODAS LAS NOTICIAS DE HEMEROTECA PUBLICADAS EN ESTE BLOG TAN SOLO TIENE QUE ESCRIBIR LA PALABRA "HEMEROTECA" EN EL RECUADRO "BUSCAR EN ESTE BLOG" QUE APARECE EN LA PARTE SUPERIOR DE LA DERECHA.

ARTICULO PUBLICADO EN 2002


 DECLARÓ QUE CUANDO FUE DETENIDO EN VIGO POR AGENTES DEL SVA LE PREGUNTARON, "¿PERO TÚ QUÉ HACES POR AQUÍ?"

Oubiña dice que estaba "de copas con una mujer casada" cuando se descargó el hachís en Saiáns

J.L.OUBIÑA El cambadés Laureano Oubiña.
EUROPA PRESS - madrid

La Audiencia Nacional inició ayer el juicio contra el narco Laureano Oubiña después de seis intentos frustrados por sonoras incomparecencias del resto de incausados. Y el cambadés volvió a sorprender con una singular declaración: él estaba de copas con una mujer casa cuando se descargó las seis toneladas de hachís en Saiáns (Vigo) en 1997. Por este alijo, el fiscal pide para él seis años y nueve meses de cárcel. Sus presuntos cómplices también se declararon inocentes.

El fiscal acusa a todos los implicados en esta causa de formar parte de un "grupo organizado dedicado al contrabando de tabaco y al tráfico ilícito de estupefacientes", que participó en la descarga del citado alijo en la madrugada del 7 al 8 de julio de 1997 en la playa viguesa. El Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) logró abortar la operación e incautarse de 190 fardos de droga, además de detener a los miembros de la banda esa noche.

Tras estas aclaraciones, la sesión comenzó con el rechazo por parte del tribunal de las cuestiones previas planteadas por las defensas para pedir la nulidad de las actuaciones. García Nicolás leyó la resolución de la Sala en la que se confirma la competencia de este tribunal para juzgar el caso, así como la validez de las grabaciones telefónicas que implican a los acusados, sin perjuicio de lo que resulte en el momento de someter estas pruebas a contradicción a lo largo del juicio.

Posteriormente se tomó declaración a Oubiña, quien negó su relación con los hechos y añadió que la noche del desembarco del alijo él estaba "de copas" con una mujer casada, a quien dejó en su domicilio de madrugada.

Añadió que fue detenido en la carretera de acceso a Vigo por agentes del SVA, quienes antes de detenerle le espetaron: "¿Pero qué haces tú por aquí?". También negó ser titular de algunos teléfonos móviles y tarjetas prepago que se le atribuyen en el sumario.

Otras declaraciones

Luego declaró Francisco Miranda Velasco, quien se encuentra en prisión tras dictarse orden de busca contra él al no aparecer en la primera sesión convocada del juicio, el 3 de diciembre. Miranda negó los hechos, aunque no supo explicar el hallazgo en su casa de documentos que le relacionan con el barco Jaguarón, que transportaba el hachís.

Ante las preguntas del teniente fiscal Antidroga Javier Zaragoza, quien inquirió a Miranda por un pasaporte con su foto y nombre falso, el acusado explicó que lo utilizó para salir de Senegal en 1999, cuando se produjo una revuelta guerrillera en aquel país. Sobre la existencia en su domicilio de un ordenador con sistema de comunicación vía satélite, dijo que se lo regaló a su hija el fugitivo Pérez Badiola, y que él no sabe usar ese aparato.

Finalmente declaró Fernández Zaballa, quien dijo haber sido contratado por Badiola para ser cocinero del Jaguarón, y que recibió 150.000 pesetas por los tres meses que estuvo en el barco, aunque nunca supo nada del desembarco de fardos. Admitió que se trataba de un pesquero, pero que durante su travesía desde Holanda a Cabo Verde y luego a Canarias no pescaron mucho, lo que atribuyó a unas redes inapropiada y las numerosas averías.

Antes de concluir la sesión, el abogado de Oubiña pidió que también sean interrogados otras personas que ya fueron juzgadas por estos mismos hechos, entre ellos Sito Miñanco.

La mujer del huido Santamaría lo perdió de vista en un centro comercial

La mujer del presunto narcotraficante Carlos Ruiz Santamaría, en busca y captura tras ser excarcelado por tres jueces de la Audiencia Nacional 20 días antes del juicio, confesó a la policía que la última vez que vio a su marido fue en unos grandes almacenes el pasado día 26 de diciembre. "Fuimos de compras a un centro comercial. Una vez dentro me llamó al móvil para decirme que subía a la planta de caballeros y a partir de ahí no volví a saber nada más de él", dijo.

Por su parte, el abogado Gustavo López-Muñoz, uno de los defensores del presunto narcotraficante, insistió ayer que la decisión de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional de poner a Ruiz de Santamaría en libertad le causó "sorpresa". "Con el informe psiquiátrico, y temiendo que se suicidara, yo le hubiera puesto en libertad con unas prevenciones mayores a las que se establecieron", dijo.

"Brazaletes electrónicos"

Añadió que él llegó a proponer a los magistrados algunas medidas cautelares a aplicar, como que se presentara todos los días ante la Audiencia Nacional, que se avisara a las fronteras para que no saliera del país, que le fuera retirado el pasaporte o que le colocaran "brazaletes electrónicos".

Sobre la posibilidad de que el presunto narco aparezca, el abogado indicó que "es posible que, algún día, lo encontremos ahorcado en un hotel", aunque no conoce su actual paradero.

A juicio del letrado, el problema se acentuó a partir de la publicación de la noticia por los medios, porque la reacción mediática produjo una situación de pánico en el acusado que cambió su comportamiento, y es la razón de su desaparición.


Una vista plagada de ausencias justificadas y huidas extrañas


A pesar de que ayer, definitivamente, se inició la celebración del juicio contra Laureano Oubiña, también se registraron ausencias, en este caso, la del acusado Rafael Pérez Badiola, que se encuentra huido.

El que sí acudió ante el tribunal fue el Ángel Fernández Zaballa, cuya incomparecencia el martes, así como la de su abogado, motivaron la suspensión de la vista. El letrado Andoni Hernández explicó a la Sala que su cliente sufrió recientemente una operación de hernia y ayer se indispuso cuando viajaban en coche hacia Madrid, lo que motivó su ausencia.

Añadió que Fernández Zaballa no ha intentado eludir la acción de la justicia y puso a disposición de la Sala documentos médicos para acreditar la dolencia de su cliente. El letrado pidió también que su defendido fuera examinado por el forense de la Audiencia Nacional con el fin de avalar su ausencia en el resto de sesiones.

Esta solicitud fue acogida favorablemente por el presidente del tribunal, Fernando García Nicolás, quien advirtió que aunque Fernández Zaballa sea finalmente eximido de comparecer en el juicio, el que sí deberá acudir todos los días es su abogado.

El juicio continuará hoy con la comparecencia de varios testigos.

 EUROPA PRESS - madrid