***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

sábado, 7 de enero de 2012

SIETE AÑOS DE PRISION PARA EL NARCO QUE SEMBRO LA COMARCA DE FARDOS DE COCAINA

EL DESEMBARCO DE LA DROGA FUE FRUSTRADO POR AGENTES DEL SVA

El Tribunal Supremo ha rebajado a siete años la pena de prisión impuesta por la Audiencia Nacional al narcotraficante de Bueu Manuel Castro Santos, que dirigía una trama delincuencial que sembró de fardos de droga el litoral de la Costa da Morte durante el otoño del 2003.

Castro Santos y el resto de los 17 condenados por esta causa, entre los que estaba el primo de Sito Miñanco, Ramón Bugallo, organizaron una compleja operación para introducir droga en Galicia que incluía desde contactos en Colombia hasta la adquisición de embarcaciones para el transporte en Grecia.

Sobre las tres de la madrugada del 14 de septiembre, miembros de la estructura trataban de introducir en la ría de Vigo una planeadora con la cocaína que habían transbordado desde el yate Constantinos. Al verse perseguidos por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera, los delincuentes se fueron deshaciendo de los fardos, dejaron la lancha varada en la playa de Melide, en la zona de Cabo Home (Cangas), y escaparon a la fuga hacia un monte próximo.

A partir de ese momento empezaron a sucederse los hallazgos por todo el litoral atlántico de Galicia.

Justo una semana después del desembarco frustrado, sobre la una del mediodía, apareció el primer paquete con un kilo de cocaína en las islas Sisargas.

En los días siguientes llegó más droga a distintas playas de la costa barbanzana y el 28 de septiembre fue localizado el primer fardo completo, de algo más de 20 kilogramos en la playa de la Besugueira (Laxe). El 5 de octubre aparecieron siete kilos en Cambre (Malpica) y al día siguiente otros 20 en As Redondas y Aviño (Malpica) y una cantidad similar en Razo (Carballo), donde los días 8 y 10 se repitieron otros dos hallazgos idénticos. En total, la Guardia Civil y los servicios de Vigilancia Aduanera lograron recuperar del mar algo más de 187 kilos de cocaína con una pureza que oscilaba entre el 74 y el 85 %.

Las condenas

Aparte de la pena que le impuso a Castro Santos, la Audiencia Nacional condenó a doce años de prisión a José Antonio Fernández Blanco y Benito Gallego Valladares; a once y medio a Juan Manuel Búa Platis, Juan Carlos Vázquez García y José Manuel Domínguez Gago. A Javier Devesa Otero le cayeron once. Ángel Antonio Román Martínez, Miguel Ángel Hermida Serén y José Ramón Louro Ferreiro fueron sentenciados a nueve, mientras que a Manuel Hernández Navazas le impuso seis meses más. Los magistrados establecieron una pena de ocho años y medio para Salvador Badiola Badiola y Francisco Ventoso Bóveda y de ocho para Mikel Plaza Aristondo. Al ghanés Nicholas Ayapong y a Joaquín Pérez Naveiro les correspondieron siete años, y a José Luis Bello Alfonsín, seis y medio. A Ramón Bugallo, el pariente de Sito Miñanco, le cayeron cuatro años y medio por su condición de cómplice.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/carballo/2012/01/07/siete-anos-carcel-narco-sembro-comarca-fardos/0003_201201C7C4991.htm


UN ABOGADO SALPICADO POR LOS FARDOS DEL "CONTANTINOS"

Manuel Franco Argibay no ha sido el único abogado pontevedrés que, en los últimos tiempos, se las ha visto con la Justicia por cuestiones vinculadas, directa o indirectamente, con el tráfico de drogas. Así, mientras este letrado ha sido condenado esta semana a tres años y tres meses por blanquear dinero procedente del narco, el Supremo ha confirmado recientemente -la sentencia es de hace unos meses, pero ha trascendido estos días- la pena impuesta, entre otros, a Benito Gallego por su implicación con los fardos de cocaína que aparecieron desperdigados en el 2003 por buena parte de las rías gallegas.

El alto tribunal ha confirmado, a la hora de analizar el recurso interpuesto contra la sentencia de la Audiencia Nacional por otro de los encausados, Manuel Castro Santos, que los estupefacientes procedían del yate Constantinos. Los magistrados consideran que el letrado era uno de los miembros de un entramado que se dedicaba a introducir «considerables partidas de cocaína» en territorio nacional.

Al frente de este negocio se situaba José Antonio Fernández Blanco -condenado también a doce años-, quien le encargo a Benito Gallego realizar los trámites para adquirir las embarcaciones necesarias para realizar los transportes de los alijos. Corrían los primeros meses del 2003 y el abogado pontevedrés dio los pasos necesarios para adquirir, a través de una sociedad instrumental de Belice, el Playa de Coroso y el North Coast.

Nada se dejó al azar. Conscientes de que una planeadora no tendría autonomía suficiente una vez se realizase el transbordo de la cocaína para llevarla a tierra, se optó porque el primero de los buques también suministraría combustible al yate. Además, se optó por buscar una tercera embarcación que sirviera de apoyo logístico al Playa de Coroso, que zarpó del puerto de Marín el 3 de junio de aquel año.

Las fuerzas de seguridad, un mes más tarde, frustraron un primer alijo que iba a ser cargado en el Constantinos en un punto indeterminado del Atlántico. La organización liderada por Fernández Blanco no se dio por vencida y, a mediados de agosto, volvieron a intentar culminar el transporte de la droga.

Tras una serie de desventuras, averías y problemas de suministro de combustible, entre el 12 y el 13 de septiembre, el buque nodriza propiedad de distribuidores colombianos consigue fletar los estupefacientes a bordo del yate, que puso rumbo hacia las Rías Baixas. Una vez en el punto de contacto, una planeadora se hizo cargo de la droga.

Sin embargo, los narcotraficantes no contaban con que sus pasos estaban siendo seguidos por Vigilancia Aduanera. De este modo, sobre las tres de la mañana del 14 de septiembre, la lancha rápida fue localizada por los investigadores. Comenzó entonces una persecución en la que, al parecer, no faltaron los disparos y en la que los transportistas se fueron deshaciendo, uno por uno, de los fardos.

La huida concluyó con la planeadora varada en la playa de Melide, en Cabo Home. En las semanas siguientes, numerosos zonas del litoral gallego asistieron asombradas al descubrimiento de partidas de coca que aparecían flotando en las aguas, sobre las rocas o en la arena.

Las Sisargas, Ons, Cíes, Muros, Porto do Son, Laxe o Cambre fueron algunos de los puntos donde fueron recuperados paquetes con droga procedente del buque griego Constantinos. En total, se interceptaron algo más de 187 kilos de cocaína.

Quemado en la operación, el Playa de Coroso dejó de tener interés para la organización dirigida por Fernández Blanco. Benito Gallego, de nuevo, fue uno de los encargados de buscarle una salida a la nave mediante su alquiler como pesquero a una empresa asentada en Belice.

«Playa de Arbeyal»

Pese a este contratiempo, los narcos decidieron volver a intentarlo. La red se fijó en un nuevo buque: Playa de Arbeyal, pesquero que fue interceptado en diciembre por Vigilancia Aduanera interviniéndose más de 2.300 kilos de cocaína de gran pureza.

El Supremo, en el caso de esta embarcación, no hace referencia alguna a una supuesta participación o no de Benito Gallego. No obstante, tal y como trascendió en su día, el letrado pontevedrés fue detenido, ya mediado el 2004, en el transcurso de las investigaciones que siguieron al decomiso de los estupefacientes que alijaba este pesquero.

La nómina de condenados se completa con José Manuel Domínguez Gago, Juan Manuel Búa y Juan Carlos Vázquez -condenados a 11 años y medio-; Javier Devesa -11 años-; Manuel Hermida -9 años y 6 meses-; Ángel Antonio Román, Miguel Ángel Hermida y José Ramón Louro -9 años-; Salvador Badiola y Francisco Ventoso -8 años y medio-; Mikel Plaza -8 años-; Nicholas Agyapong, Manuel Castro y Joaquín Pérez Naveiro -7 años-; y José Luis Bello -6 años y otros tantos meses-. Posteriormente, sería condenado a 4 años y medio Ramón Bugallo, primo de Sito Miñanco.

Benito Gallego Valladares

Natural de Bueu aunque realizó buena parte de su carrera profesional en Pontevedra. Tiene 36 años.

Le impusieron doce años por un delito contra la salud pública en relación con sustancia que causa grave daño a la salud en cantidad de notoria importancia.

En junio del 2008 ingreso en prisión para cumplir la pena impuesta. Las últimas informaciones lo situaban en el centro penitenciario de Pereiro, en Ourense.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/2012/01/07/abogado-salpicado-fardos-constantinos/0003_201201P7C5991.htm