***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

sábado, 6 de agosto de 2011

CULEBRAS BLANQUEO DERANTE 15 AÑOS 30 MILLONES DE EUROS PROCEDENTES DEL NARCOTRAFICO

EN LAS INVESTIGACIONES QUE LLEVARON A LA DESARTICULACION DEL ENTRAMADO FINANCIERO PARTICIPARON AGENTES DEL SERVICIO DE VIGILANCIA ADUANERA-SVA.

Desde marzo de 1989 hasta finales de 2006, el empresario de Vigo Juan Carlos González Martín, alias Culebras, blanqueó más de 30 millones de euros procedentes de las ganancias que obtuvo con el tráfico de drogas. Ahora, González Martín se enfrenta a una petición de pena de seis años de prisión y una multa de 56 millones de euros. En un escrito de acusación de 45 folios, el fiscal antidroga de Pontevedra, Luis Uriarte, relata las andanzas del empresario y la capacidad económica que desplegó, principalmente en el sector inmobiliario. Junto a su mujer y sus tres hijos, la familia de Culebras creó una sólida trama para blanquear dinero. El fiscal pide también cinco años de prisión para la esposa y los hijos del presunto narco y multas que en conjunto suman 101 millones de euros.

Abrió cuentas en un banco portugués entregando casi seis millones en efectivo

Invirtió en naves, locales comerciales y pisos en pleno centro de Vigo

Para el resto de los nueve imputados, presuntos colaboradores y testaferros de Culebras, la Fiscalía antidroga solicita penas de entre tres y seis años de cárcel y multas que suman más de 600 millones de euros. En el momento de su detención, a finales de 2006, Juan Carlos González tenía depositados en cuentas bancarias 6,1 millones de euros y 37.100 dólares que fueron intervenidos. Además, en apenas una década, compró 29 coches de alta gama, 79 obras de arte, dos yates y tres motos de alta cilindrada.

Con antecedentes por narcotráfico desde 1997, cuando fue condenado a cuatro años de prisión y una multa de 51 millones de euros, además de varias detenciones policiales que constan en su historial, Juan Carlos González se ha venido enriqueciendo supuestamente con la venta de sustancias estupefacientes, creando un entramado de personas interpuestas, sociedades y otras complejas formas jurídicas para ocultarse como dueño de un millonario patrimonio, según argumenta el fiscal en su escrito.

En 1989, él y su familia constituyeron la sociedad Dogón para hacerse con la propiedad de un chalé por 61.578 euros, en Panxón, en el municipio de Nigrán y un piso en la calle López Mora de Pontevedra de 66.000 euros. Un año después, compró por 78.000 euros el edificio Moderno de la calle Policarpo Sanz de Vigo, que luego vendería por 102.000.

En 1991, Culebras y su esposa, María Fernanda Domínguez, adquirieron la sociedad mercantil Fresven por un valor nominal de 3.000 euros, asumiendo las deudas de la empresa por un montante de 601.000 euros, que liquidaron en efectivo. Ese mismo año también se hicieron con un local comercial en la avenida García Barbón, en pleno centro de Vigo, por 282.000 euros y una finca urbana en la calle Cánovas del Castillo por otros 36.000 euros. En 1993 compraron el edificio conocido como Fábrica Antigua de Guixar, en la parroquia viguesa de Teis, por 250.000 euros. Un año más tarde, Culebras y su familia constituyeron otra sociedad, a la que llamaron Carlauto S.L., y crearon la comunidad de bienes Barbón CB. a cuyo nombre pusieron un local comercial valorado en 282.000 euros. Una segunda comunidad de bienes, Jumalex CB, fue creada en 2007, meses antes de su detención, para realizar operaciones mercantiles con el empresario inmobiliario y también imputado Carlos Rocha Portela.

A través de esa sociedad compraron una nave industrial en Baiona por 240.000 euros, un local comercial en Gondomar por 137.000 euros, dos fincas en León y una vivienda ubicada en el Conjunto Arquitectónico San Rafael, en el barrio vigués de Coia, por 180.000 euros. En la extensa relación de bienes adquiridos por González Martín, su familia y sus socios también figuran otros dos pisos y terrenos en Pontevedra y Gondomar, así como un local comercial en la Gran Vía de Vigo. La mayoría de estos bienes figuraban a nombre de sus hijos Ana Isabel, Juan Carlos y Alejandro González Domínguez.

El 28 de junio de 2006, Culebras abrió cuentas bancarias a favor de su mujer e hijos en la sucursal del Banco de Santander-Totta de la localidad portuguesa de Viana do Castelo. Los depósitos se hicieron en efectivo por un importe de 1.330.000 euros. Otra de ellas, a su nombre, fue abierta ese mismo día con la entrega, también en metálico, de 1,5 millones de euros. Una tercera cuenta bancaria figuraba a nombre de su hijo Alejandro, que también ingresó 1,5 millones, al igual que su hermana, Ana Isabel González, que entregó en efectivo la misma cantidad. De los 29 coches que adquirió la familia desde 1987, solo siete figuran a nombre de Culebras. Los dos últimos los compró en 2007, un Porsche Cayenne por 115.000 euros y un Audi 3 por 36.000. En el momento de su detención guardaba en su casa 323.865 euros.

Un jubilado con pensión de invalidez

A pesar de su enorme capacidad financiera, desde el 20 de noviembre de 1980, Juan Carlos González Martín, Culebras, figura en la base de datos de la Seguridad Social como perceptor de una pensión de invalidez. Un dato que pone de relieve el fiscal en su escrito de acusación. La pensión de invalidez laboral transitoria, con alta médica, figuró hasta 1986 en el apartado de provisionales, "enfermedad común". El 1 de junio de 1998 fue dado de alta en el apartado de Asistencia Sanitaria, Pensiones Contributivas, situación en la que permanece hasta hoy.

También los ingresos totales lícitos del matrimonio por rendimientos de trabajo, capital mobiliario e inmobiliario, que obran en las bases de datos de la Agencia Tributaria resultan llamativos. Desde 1988 y hasta 2006, apenas superan los 300.000 euros. En parecida situación se encuentran sus hijos, que declararon cantidades mínimas que no justifican el capital y el dinero en efectivo que tenían a su nombre.

En su afán por transformar el dinero del narcotráfico, en 1990 Culebras llegó a adquirir una licencia de taxi en Vigo por 84.000 euros. La licencia fue vendida en abril de 2007 por 180.000 euros. Cinco meses después, el empresario se lanzó a comprar la embarcación Neitiños, que declaró que le había costado 100.000 euros, precio muy inferior al real. El yate se subasta la próxima semana.

La plaza de atraque de Baiona fue otra sonada compra que aparece en el relato judicial. Pagó por ella 79.971 euros. Aunque utilizaba sus influencias para no pagar las multas al Ayuntamiento de Vigo, Culebras se mostraba espléndido con sus colaboradores más cercanos. En agosto de 2007, por ejemplo, pagó a su prima, también imputada, María del Carmen Santodomingo el viaje, la estancia y las entradas para asistir en Viena al Concierto de Año Nuevo, que le costaron 5.800 euros. Además le entregó 6.200 en efectivo para sus gastos

http://www.elpais.com/articulo/Galicia/Culebras/blanqueo/durante/anos/millones/ganados/narcotrafico/elpepiautgal/20110806elpgal_9/Tes