***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

viernes, 17 de junio de 2011

AGENTES DEL SVA PERTENECIENTES A UNIDAD REGIONAL OPERATIVA DE VALENCIA INCAUTAN 210 KILOS DE COCAINA

Dos nuevos "ganchos perdidos" y 210 kilos de cocaína más en el apartado de incautaciones en el puerto de Valencia. En esta ocasión, se trata de dos envíos que llegaron a los muelles valencianos a bordo de un mismo buque mercante y bajo el mismo sistema, el de "gancho perdido". Se trata de un método de ocultación en el que los narcos aprovechan un envío comercial legal de una empresa con elevada actividad importadora para no levantar sospechas y que desconoce por completo el uso fraudulento de su mercancía.
Los traficantes cuentan con personal a su servicio en el puerto de origen o en alguno de los intermedios. En ese punto, los asalariados de los narcos rompen el precinto original del contenedor e introducen mochilas grandes con la cocaína -entre 80 y 600 kilos, habitualmente-. Además, llevan dos precintos, uno que colocan ellos y otro que dejan dentro de una de las mochilas.
Ya en el puerto de destino, en este caso el de Valencia, la trama cuenta con otros cómplices. Normalmente son grupos que trabajan a comisión para varias organizaciones y que se especializan en sacar los alijos del recinto portuario, cuyos entresijos suelen conocer por vinculación laboral personal o por contar en su "nómina" con trabajadores del puerto.
Los encargados de recuperar las mochilas, averiguan la ubicación exacta del contenedor en cuestión, al que acceden por la noche. Rompen el precinto con una cizalla, sacan las bolsas y colocan el segundo precinto, de tal manera que cuando el contenedor con su carga legal prosigue viaje, nadie sospecha porque exteriormente no se aprecia manipulación alguna.
Sin embargo, en esta ocasión los dos contenedores llegaron a salir del puerto sin que los narcos acudieran a recoger la carga.
El primero, que traía pescado en conserva de la región ecuatoriana de Manabí, fue cargado en Guayaquil y descubierto el viernes pasado durante las revisiones a las que son sometidos todos los contenedores que traen alimentos. Esa inspección se realiza fuera del recinto portuario, por lo que el contenedor ya había pasado los controles rutinarios sin que los traficantes acudiesen a recoger la droga, unos 90 kilos de cocaína en pastillas.
El siguiente "gancho perdido" fue descubierto en otra revisión, el lunes. En esta ocasión, se trataba de 120 kilos de la misma sustancia estupefaciente, oculta en dos bolsas colocadas dentro de un contenedor que procedía de Centroamérica y cuya carga legal eran pieles curtidas.
En ambos casos, funcionarios de la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA), dependiente de la Agencia Tributaria, ha puesto los dos hechos en conocimiento de los juzgados de Instrucción números 3 y 5, en funciones de guardia el martes y ayer, respectivamente. De momento, no se ha producido detenciones.

http://www.levante-emv.com/sucesos/2011/06/17/hallan-210-kilos-cocaina-contenedores-barco/816715.html