***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

sábado, 23 de abril de 2011

VIGILANCIA ADUANERA Y GUARDIA CIVIL DETIENEN EN IBIZA A UNA PAREJA ACUASADA DE POSEER UN LABORATORIO DE PROCESAMIENTO DE MARIHUANA

La Guardia Civil de Sant Antoni y el servicio de Vigilancia Aduanera han concluido una operación conjunta que se ha saldado con la detención de una pareja acusada de traficar con cocaína y de tener un laboratorio, en el que los agentes se incautaron de 118 plantas de marihuana, en la casa que comparten en ses Païsses.

La fiscal de guardia tenía previsto solicitar el ingreso en prisión del hombre, el venezolano de 34 años de edad G. G. G. B. Los agentes pusieron ayer también a disposición judicial a su compañera sentimental, la joven italiana de 19 años R. M. Los dos se negaron a declarar en el cuartel de la Guardia Civil.


Los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera les siguian la pista y se personaron en el domicilio donde arrestaron a R. M. Casi al mismo tiempo los agentes de la Guardia Civil se dirigieron a un gimnasio de Vila, donde fue detenido G. G. G. B.

A continuación se produjo un exhaustivo registro de la casa de ses Païsses, que ocultaba una plantación y un laboratorio de marihuana, según informó la Fiscalía de Ibiza.

En concreto, los agentes se incautaron de 118 plantas de marihuana con un peso total de 7,280 kilogramos. Además, los presuntos narcotraficantes tenían seis bolsas de marihuana preparadas para su distribución, con cogollos en su interior y con un peso total de 315 gramos.
Las bolsas llevaban curiosas inscripciones, como ´Tumbacabezas´, ´Mucha hambre´ u otra en la que aparece escrito ´I´ seguido de un corazón (te quiero en inglés). Estas denominaciones las suelen utilizar los traficantes para explicar los efectos de la droga.

Además, en la casa había cuatro focos halógenos, una báscula digital y varios botes escondidos en armarios, preparados supuestamente para guardar la marihuana.

diariodeibiza