***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

domingo, 10 de abril de 2011

PROYECTO PERSEUS, EL GUARDIAN DEL MEDITERRANEO

Más allá de medidas cautelares y puntuales, como la operación Hermes de la agencia europea de fronteras exteriores (Frontex) para frenar la llegada de inmigrantes del norte de África a la isla de Lampedusa, el proyecto Perseus de la Dirección General de Industria de la Comisión Europea nace para tejer de forma permanente una red de seguridad en aguas del Mediterráneo.
Con una duración de cuatro años y un presupuesto de 43,7 millones, está coordinado por la empresa española Indra y cuenta con la participación de Guardia Civil, Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (Isdefe), CASA, Meteosim, Boeing Europa y así hasta 29 socios de 12 países de Europa.
Si bien países como España, protagonista sin duda de las rutas de migración, cuentan con sistemas avanzados de control marítimo, en áreas orientales los desarrollos son escasos. No hay que olvidar que «son 70.000 km de costa y las actividades sobre sus aguas representa un 40 por ciento en el PIB», explica Fernando Barbero, coordinador de Perseus de Indra. Si para la Comisión son prioritarios la inmigración ilegal y el narcotráfico, no lo son menos la polución, la pesca y los vertidos ilegales o las actuaciones de salvamento. Con especial interés a estos dos primeros en los que parte de la actividad se realiza en embarcaciones de pequeño calado y aeronaves a baja cota prácticamente invisibles.
Se trata pues de conocer en tiempo real el estado de las aguas integrando tecnologías ya existentes e incorporando avances nuevos para que no se «cuele» nada. La tecnología que incorporará será principalmente sistemas radar e infrarrojos, vehículos de vigilancia no tripulados (UAV), un avión CN 235, datos AIS (Sistema Automático de Identificación) e imagen satelital. Los tres pilares de las operaciones son la detección de los vehículos, el reconocimiento (características) y la identificación de tripulación y cargamento.
Lo más novedoso es la capacidad de «pillar» embarcaciones pequeñas (de unos ocho metros) y avionetas que vuelan a baja cota (500 pies). El sistema de vigilancia integrada español cuenta ya con tecnologías de control de pateras y lanchas inflables cuyo registro de radar es muy pequeño. Para detectar avionetas de contrabando se están estudiando mejoras, por ejemplo «la extensión a larga distancia de la costa, con radares capaces de superar las 40 millas», explica Barbero. Se harán pruebas con radares superficiales (alcance de 200 km), en los que la señal se propaga por encima del agua. Dichos aparatos actuarán de manera conjunta con los satélites y los cazas, para saber qué pasa más allá de las propias fronteras.
En la agenda del consorcio hay dos fechas para las pruebas. El primero se realizará en 2013 en el Mediterráneo Occidental (costa del Norte de África, aguas del estrecho, mar de Alborán hasta las costas italianas y una segunda prueba para 2014 en la parte oriental, donde «se aprovechará la experiencia», remata Barbero.
http://www.larazon.es/noticia/5401-el-guardian-2-0-del-mediterraneo