***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 9 de julio de 2014

Desarticula red de narcos que movía cocaína por 4 continentes

Los 11 detenidos integraban supuestamente una red internacional de narcotráfico, con base en Roquetas de Mar (Almería) y Torrejón de Ardoz (Madrid), que movía droga por cuatro continentes. La banda introducía cocaína y heroína en la Península procedente de Sudamérica para, posteriormente, distribuirla por los países del centro de Europa, África y Oceanía. Esta organización, que utilizaba correos humanos y envíos postales para trasladar el estupefaciente.
más información

Las investigaciones llevadas a cabo por el Cuerpo Nacional de Policía en colaboración con el servicio de vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, arrancaron en enero de 2014, cuando los agentes detectaron cómo la trama introducía la droga en España a través de correos humanos, que la ocultaban en el interior de su cuerpo o en su equipaje. La banda captaba a personas con pocos recursos económicos —buscaba, además, un perfil que no levantase sospechas en los agentes de aduanas—.

Una vez seleccionadas las mulas, recibían instrucciones de cómo debían ingerir el estupefaciente y se trasladaban hasta Sudamérica para recogerlo. Allí permanecían varios días, haciéndose pasar por turista, y regresaban a Europa con la sustancia en su interior, con escala en distintos países.

El avance de la operación permitió a los agentes conocer la existencia de un medio alternativo de transporte de la mercancía. La banda enviaba a la Península paquetes con droga, mezclada esta con otros elementos para dificultar su detección en la frontera. Cuando la banda recibía el paquete —con datos falsos de remitente y destinatario—, sus cocineros se encargaban de elaborarla la sustancia que finalmente se distribuiría.

Las pesquisas se aceleraron en marzo, cuando los agentes averiguaron que la red preveía introducir una partida de cocaína desde Brasil a través de un envío postal a Albacete. Entonces, los policías intervinieron un paquete con 840 gramos de cocaína ocultos en productos de baño. Posteriormente, los investigadores localizaron en Italia otra partida de cocaína. Inmediatamente se avisó a las autoridades italianas, que detuvieron a una mujer en el aeropuerto Leonardo Da Vinci de Roma. Llevaba en su equipaje 1,52 kilos de la estupefaciente.

Paralelamente, también en ese mes, un operativo coordinado de la Interpol arrestó en el aeropuerto de Coolangatta en Quensland (Australia) a un hombre que llevaba dos kilos de heroína en su maleta. En total, los agentes han detenido a 11 personas: seis nigerianos, dos españoles, un ruandés, una brasileña y un ghanés.