***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 9 de enero de 2013

LA UE PRESENTA LA ESTRATEGIA PARA REFORZAR LA SEGURIDAD ADUANERA

La Comisión Europea ha presentado este martes una nueva estrategia para reforzar la seguridad aduanera en la Unión Europea (UE) que ya desempeña un papel de control fundamental desde los atentados del 11 de septiembre.
 También recomienda en la misma promover una cooperación más sistemática y estructurada entre las autoridades aduaneras y otras agencias y cuerpos de seguridad del Estado nacionales como la Policía y las agencias de Inteligencia a nivel nacional y entre Estados miembros que permita "una acción integrada". "Las aduanas no pueden ser eficaces si no tienen información de inteligencia, de la policía" y a la inversa, resulta "extremadamente importante" que los distintos cuerpos "estén mejor coordinados en el futuro".


BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)
La Comisión Europea ha presentado este martes una nueva estrategia para reforzar la seguridad aduanera en la Unión Europea (UE) promoviendo una mejora en el intercambio de información y datos comerciales sobre los bienes que entran en el territorio comunitario y la cooperación entre las autoridades nacionales aduaneras, que ya desempeñan un papel de control fundamental desde los atentados del 11 de septiembre, pero también entre cuerpos de Policía de los Estados miembros y otros cuerpos de seguridad y control nacionales.
El objetivo es permitir que las autoridades aduaneras atajen mejor y de forma más eficiente los riesgos asociados al comercio internacional, es decir, a la entrada a la UE de bienes que se comercializan a través de cadenas de distribución internacionales y afianzar la seguridad aduanera frente a la amenaza terrorista, el comercio ilícito o la entrada de alimentos contaminados o de productos no seguros.
El comisario de Fiscalidad, Algirdas Semeta, ha presentado este martes recomendaciones a los Estados miembros sobre "nuevas maneras adelante para gestionar mejor los riesgos aduaneros en el futuro" tras admitir que "la naturaleza de las amenazas y riesgos de seguridad se han vuelto más complejos en los últimos años".
"La seguridad es una prioridad máxima para las aduanas de la UE. Tienen que seguir siendo la principal autoridad de Europa para impedir que bienes peligrosos crucen las fronteras de la UE y para mantener a los ciudadanos seguros", ha explicado el comisario en un comunicado.
La UE enmendó en 2005 el Código Aduanero para promover normas comunes para la gestión del riesgo aduanero en línea con los estándares internacionales. El marco común introducido fija criterios comunes para identificar y controlar riesgos de alto nivel de bienes, regula los operadores económicos autorizados y prevé análisis de riesgo de seguridad de importaciones y exportaciones previos a su llegada y su salida.
El Ejecutivo comunitario ha constatado la necesidad de atajar algunas debilidades en el sistema de gestión del riesgo aduanero comunitario, sobre todo a raíz del complot frustrado en octubre en 2010, cuando presuntos terroristas de Al Qaeda en la Península Arábiga de Yemen intentaron transportar sendos paquetes con explosivos en aviones de carga con destino a Estados Unidos e interceptados durante escalas en Dubai y Reino Unido. Los explosivos atravesaron varios aeropuertos europeos antes de ser interceptados gracias a datos de inteligencia.
"Este incidente claramente demostró que teníamos que revisar la eficacia del sistema", ha explicado el director de Relaciones Internacionales del Departamento de Fiscalidad de la Comisión, Antonis Kastrissianakos, en rueda de prensa.
DEBILIDADES EN LA GESTIÓN DEL RIESGO DETECTADAS
El estudio realizado por el Ejecutivo comunitario en 2011 y 2012 a raíz del incidente para comprobar el funcionamiento del sistema ha puesto de relieve la necesidad de debilidades sobre la calidad y disponibilidad de la información comercial.
"Lo que tenemos que lograr son análisis tempranos e intervenir cuando sea necesario", ha explicado el funcionario comunitario, que ha recordado que los controles pueden aplicarse en distintas fases, antes de que se cargue la mercancía, controles físicos de la carga en los puntos de entrada, en el momento de la descarga o en el punto de entrada en el país de destino final. Los comerciantes deben por ello facilitar datos de calidad en el momento y lugar adecuados para gestionar de forma correcta los potenciales riesgos".
"La información sobre quién mueve qué a quién y desde dónde es absolutamente necesaria para una buena gestión del riesgo por parte de las aduanas", ha precisado Kastrissianakos, que ha reconocido que los distribuidores "no siempre tienen" esta información de los comerciantes, obligados a remitir determinados datos relativos al distribuidor, el movimiento de bienes e información sobre los bienes en sí. "Tenemos que abordar esta debilidad sistémica", ha insistido.
Bruselas también aboga en su estrategia por atajar el problema de la fragmentación de los flujos de datos logrando una mayor implicación de las empresa que trasladan los bienes. Aunque el sistema común de gestión de riesgo permite el intercambio de información sobre riesgos entre las autoridades aduaneras nacionales -existen 1.000 oficinas aduaneras interconectadas al sistema_el problema radica en que "la información de destino no necesariamente está disponible en el punto de entrada" porque no es el país final de destino de la mercancía. Ello requiere una mayor implicación de las empresas que transportan los bienes.
Asimismo, la estrategia pide la aplicación homogénea en los Estados miembros de las normas de gestión de riesgo en las fronteras externas de la Unión, en parte por la diversidad de carga y utilización de los distintos puertos y aeropuertos.
El Ejecutivo comunitario también recomienda a los Estados miembros "reforzar" sus capacidades técnicas y equipos electrónicos de gestión del riesgo, especialmente los países más expuestos en las fronteras externas de la Unión y "garantizar una elevada experiencia para atajar y mitigar el riesgo" y por otro lado defiende desarrollar "una capacidad de la UE" propia, que podría crearse compartiendo capacidades de los Estados miembros.
"Es mucho más eficaz desde el punto de vista del coste si podemos compartir algunas de estas capacidades en beneficio de todos", ha explicado Kastrissianakos. "Para abordar los problemas de fragmentación de los flujos de la información necesitamos poder integrarlos de los Estados miembros. Esto sólo se puede alcanzar a nivel europeo", ha justificado, insistiendo en que dicha capacidad propia supondría "un cambio cualitativo del sistema".
Bruselas, que espera presentar "propuesta concretas" para desarrollar la estrategia "para finales de año", también recomienda en la misma promover una cooperación más sistemática y estructurada entre las autoridades aduaneras y otras agencias y cuerpos de seguridad del Estado nacionales como la Policía y las agencias de Inteligencia a nivel nacional y entre Estados miembros que permita "una acción integrada". "Las aduanas no pueden ser eficaces si no tienen información de inteligencia, de la policía" y a su vez pueden pasar datos a estos organismos, ha justificado el funcionario comunitario, que ha reconocido que aunque "nunca puede haber un 100% de seguridad" resulta "extremadamente importante" que los distintos cuerpos "estén mejor coordinados en el futuro". "La principal responsabilidad la tienen los Estados miembros", ha recordado el funcionario comunitario.
Además de la cooperación entre cuerpos a nivel nacional y entre Estados miembros, Bruselas también defiende reforzar la cooperación y colaboración internacional con los principales socios comerciales de la Unión, que ya coopera de forma estrecha con países como Estados Unidos, Suiza y Noruega, que garantizan el reconocimiento mutuo de sus respectivos operadores económicos autorizados, a los que se faciltia el traslado de bienes comerciales tras acometer inversiones en seguridad propias y que permiten a las autoridades aduaneras nacionales centrarse en los cargamentos de mayor riesgo.