***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

sábado, 5 de mayo de 2012

INCIDENTE EN GIBRALTAR ENTRE UNA PATRULLERA DEL SVA Y LA ROYAL GIBRALTAR POLICE

Agentes de la Policía de Gibraltar y del Servicio de Vigilancia Aduanera español han tenido un nuevo rifirrafe en las aguas que rodean el peñón por la persecución de unas lanchas neumáticas, según ha informado el Gobierno de la colonia británica en un comunicado.
El incidente, indica la nota, ocurrió el miércoles en las aguas que rodean el peñón, cuando una embarcación del Servicio de Vigilancia Aduanera se acercó a una lancha neumática en la que iban tres personas.
Otra embarcación de la Royal Gibraltar Police (RGP) se acercó también para detener a los tripulantes de la lancha neumática, cuyo uso está prohibido por la legislación gibraltareña desde hace unos diez años para evitar su utilización para el tráfico de contrabando o drogas.
Según el comunicado del Gobierno de Gibraltar, los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera "asistieron" a los tres tripulantes de la embarcación hinchable para "evadir la jurisdicción gibraltareña" en un incidente que, según insiste, se produjo "en aguas territoriales de Gibraltar", que España no reconoce.
Primero los agentes de la RGP preguntaron a los de la SVA por qué habían detenido la embarcación, pero éstos rehusaron dar información y después, cuando los agentes gibraltareños les informaron "del protocolo correcto", el comandante del cuerpo español les contestó que "el protocolo no era seguido por la RGP en aguas españolas".
Mientras se producía esta conversación, otras dos lanchas "sospechosas de llevar objetos de importación prohibida" se acercaron entre Punta de Europa y la Bahía, tras lo cual tanto la RGP como el SVA iniciaron su persecución.
Siempre según el comunicado de Gibraltar, los ocupantes de una de ellas "ignoraron" las ordenes que les daban los agentes de la RGP de que parasen porque estaban "dentro de aguas territoriales de Gibraltar" y "siguieron las señales de los agentes del SVA" de que fueran hacia ellos.
Los agentes de la RGP llegaron a atar una de las lanchas, pero "dos oficiales del SVA saltaron entonces a la barca mientras otro la liberaba", cortando el cordón que los primeros habían utilizado para sujetarla.
El incidente continuó, según el Gobierno de Gibraltar, hasta el punto de que los agentes de la RGP "temieron por su seguridad" y finalizó cuando una unidad de la Gibraltar Defense Police acudía en ayuda de la RGP, momento en el que los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera "ordenaron a las dos embarcaciones sospechosas volver a Algeciras".
El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, asegura que tiene la "confirmación" de que el Gobierno británico "ha enviado una queja" al Ejecutivo español y subraya que llevará el caso, del que tienen "evidencias grabadas en vídeo que muestran lo que pasó y donde pasó", a "los más altos niveles".
"Incidentes como este, en el que una embarcación del SVA contribuye a que esas lanchas hayan evadido la jurisdicción de la RGP son en extremo lamentables", dice Picardo en el comunicado.
Añade que los "únicos" que celebran que esto ocurra son "los traficantes de droga que verán con deleite cómo los agentes que custodian las leyes discuten entre ellos y no concentran sus esfuerzos en prevenir la delincuencia".
Por su parte, el Ministerio español de Asuntos Exteriores, consultado por Efe, no ha querido hacer esta tarde ningún comentario sobre el incidente, ni confirmar que ha recibido una queja del Gobierno británico.

 http://www.elmundo.es/elmundo/2012/05/04/espana/1336160402.html