***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 17 de mayo de 2012

HEMEROTECA:"LOS TRAFICANTES DE HACHIS COLOCAN UNA TONELADA DIARIA EN ESPAÑA"

ES UNO DE LOS OBJETIVOS DE ESTE BLOG INTERCALAR ARTICULOS ACTUALES CON AQUELLOS OTROS QUE POR SU RELEVANCIA FUERON PUBLICADOS EN PRENSA HACIENDOSE ECO DE LA ENCOMIABLE LABOR REALIZADA POR EL SERVICIO DE VIGILANCIA ADUANERA EN LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRAFICO, EL CONTRABANDO Y EL BLANQUEO DE CAPITALES.
SI DESEA ACCEDER A TODAS LAS NOTICIAS DE HEMEROTECA PUBLICADAS EN ESTE BLOG TAN SOLO TIENE QUE ESCRIBIR LA PALABRA "HEMEROTECA" EN EL RECUADRO "BUSCAR EN ESTE BLOG" QUE APARECE EN LA PARTE SUPERIOR DE LA DERECHA.

ARTICULO PUBLICADO EN 2003



COSTA DEL SOL, LA PUERTA DE LA DROGA

El 'kifi' de Ketama. El hachís que se produce en la región del Rif de Marruecos, más conocido entre los beréberes de Ketama por 'kifi', cuesta 1,3 millones de euros la tonelada. Después, cuando los traficantes marroquíes consiguen 'colocar' la mercancía en el norte de Europa, su precio se multiplica por dos y alcanza los 3,6 millones de euros. Pero entre Ketama y Dinamarca está España, y por nuestro país pasa más del 65 % del cannabis que se consume en la Unión Europea. Todos los días entra en España una tonelada. La Costa del Sol se ha convertido en la puerta de la droga, y Gibraltar en el punto donde se blanquea el dinero.

MADRID.- ¿Cuánto vale ese talego de hachís?

- 150 coronas (18 euros).

- Es un poco caro.

- Sí, pero es el mejor del mundo, un doble cero de Ketama, de Marruecos.

Esa conversación, entre el vendedor y los periodistas, se produjo hace un mes en la calle Pusher de Christiania, un barrio libertario de Copenhague, la capital danesa. Allí, el hachís y la marihuana se venden con plena permisividad y llega desde todas las partes del mundo, pero, principalmente, desde Marruecos.

Ese hachís o kifi de Ketama, que se cultiva en la zona alta del Rif marroquí, entra y llega a Europa a través de España. Los expertos policiales antidrogas consultados por EL MUNDO calculan que cada día los narcos, como mínimo, cuelan por las costas andaluzas una tonelada de hachís. Y si se tiene en cuenta que un talego corresponde a cinco gramos de droga, se puede concluir que los traficantes colocan diariamente 200.000 talegos. Si toda esa cantidad de hachís se distribuyera en el mercado de Copenhague, o de otras ciudades de los países bálticos, su venta alcanzaría los 3,6 millones de euros.

Pero la realidad es que los servicios de vigilancia aduanera y las fuerzas de seguridad españolas sólo alcanzan a decomisar una pequeña parte del hachís que entra o pasa por España. En los últimos sesis meses las intervenciones de hachís ya han alcanzado las 300 toneladas. Pero si se hiciera caso a las cuentas que hace la policía, por España habrían pasado en ese tiempo entre 2.000 y 3.000 toneladas.

El Plan Nacional sobre Drogas calcula que el 65% del hachís que llega a Europa pasa por España.

Fernando Vivas, Jefe de la Brigada de Investigación de Delitos Económicos de la comisaría provincial de Málaga, considera que el narcotraficante marroquí tiene una situación ideal: «Tiene la Costa del Sol, que comienza en el Peñón, a escasas millas de donde produce la droga. Y después, se sirve de un paraíso fiscal como Gibraltar para ultimar sus negocios y blanquear el dinero que obtiene ilegalmente. No hay que olvidar que Marruecos es el primer productor mundial de hachís o chocolate, como se conoce popularmente», según informa Laura Guerrero.

Las estadísticas del Plan Nacional sobre Drogas, que dirige Gonzalo Robles, demuestran que en los últimos cinco años la única droga que ha mantenido una progresión ascendente en ventas y decomisos ha sido el hachís. En 1998, las Fuerzas de Seguridad del Estado intervinieron 428 toneladas, y en los años sucesivos, hasta llegar a 2002, las cifras fueron: 431, 474, 514 y 571 toneladas.

Los narcotraficantes marroquíes utilizan todos los sistemas a su alcance para introducir el hachís al otro lado del Mediterráneo.En las últimas fechas, el modus operandi más frecuente ha sido la utilización de camiones españoles y de otros países de la UE, que acuden hasta el vecino país para transportar verdura, frutas y productos textiles con destino a Europa. Entre sus cargas naturales, los traficantes marroquíes, en connivencia o no con los transportistas, esconden cientos de toneladas de cannabis entre la carga de esos camiones de ruta internacional.

El pasado mes de mayo, entre los días 13 y 29, la policía española descubrió en Algeciras y Biriatou (en la frontera hispano-francesa) dos importantes alijos de hachís que iban escondidos en dos camiones procedentes de Marruecos. El primero, con 11.000 kilos, transportaba productos textiles de una conocida marca comercial, y el segundo, llevaba la carga en un doble fondo de un camión cisterna.

Pero el caso más llamativo ocurrió en noviembre de 2002. Los traficantes de hachís lograron colocar en un camión del Regimiento número 8 de Ingenieros de Melilla un alijo de unos 800 kilos.

El transporte militar, que estaba en el puerto de la ciudad autónoma de Melilla, formaba parte de un convoy del Ejército que iba a participar en unas maniobras militares en Almería.

Sin embargo, los métodos clásicos (planeadoras, lanchas, veleros y barcos) continúan copando el transporte del hachís. El Servicio de Vigilancia Aduanera ha podido detectar que los traficantes marroquíes han recuperado la costa gallega y los narcos de esa zona para colocar su mercancía en Europa. Ya no están los famosos Laureno Oubiña o el clan de Los Charlines, pero otros grupos de menor entidad se han hecho con el control de algunas rías y calas.

Dos recientes decomisos de hachís en el puerto de Vigo y sus alrededores han llevado a las autoridades policiales a esgrimir la teoría de que «esa zona se ha convertido en una nueva ruta del tráfico de hachís hacia el norte de Europa».

Un comisario de policía, experto en mil batallas contra el narcotráfico, mantiene: «La droga entra de muchas formas, pero también a través de las pateras. Los traficantes de personas y de hachís están relacionados. A veces, el inmigrante se convierte en camello para pagar su pasaje en patera. De esa forma, un inmigrante que llega a España con la única idea de trabajar, se convierte en un delincuente en el mercado de la droga».

La tonelada de hachís en Marruecos está en estos momentos a 1,3 millones de euros. Es decir, que un kilo de kifi cuesta 1.380 euros. En España, el gramo de hachís para el consumo está en 4 euros.


elmundo