***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 30 de mayo de 2012

EL SVA INCAUTA 1.876 PLANTAS DE CANNABIS Y DETIENE A 10 PERSONAS

La Agencia Tributaria -SVA ha desmantelado un grupo organizado que cultivaba y traficaba con cannabis, ha incautado 1.876 plantas y ha detenido a diez personas --nueve en España y una en Francia--.


Según ha informado la Agencia Tributaria, en la operación se han realizado nueve registros domiciliarios en los que han incautado las plantas de cannabis, 68 esquejes, semillas de cannabis y diverso material para su producción como lámparas halógenas, ventiladores, aparatos de refrigeración y armarios fabricados para el cultivo.
También han aprehendido 1.400 gramos de hachís, 4.235 gramos de marihuana, diversos utensilios para su comercialización y venta, y dinero en metálico, así como una pistola, una escopeta con cañones recortados, una ballesta, cinco dagas y una katana.
Al mando de la organización estaba un vecino de Ullà, que controlaba la producción y distribución de la droga y que había organizado un ingenioso sistema de venta a domicilio de hachís y marihuana en la zona del Alt Empordà.
El sistema de venta consistía en que el vendedor recibía llamadas de los clientes, concertaba la operación y dejaba la droga en un punto de intercambio previamente acordado con el comprador: un buzón de la casa, contenedores de residuos o un árbol determinado.
Así, el intercambio se hacía en unos segundos sin que coincidieran comprador y vendedor, y posteriormente éstos saldaban sus cuentas; el vendedor no permanecía en la zona más de unos segundos para evitar ser detectados.
Parte de las sustancia eran enviadas a Francia, de donde los compradores se trasladaban para luego cruzar la frontera en vehículos turísticos a los que abrían camino uno o dos vehículos lanzadera.
La organización también introducía sustancias estupefacientes en la cárcel de Figueres, donde se encontraba otro de sus miembros.
Los beneficios obtenidos de la venta de cannabis eran blanqueados por medio de contratos ficticios y de préstamos sobre propiedades.

20minutos