***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

martes, 13 de marzo de 2012

LOS 13 IMPUTADOS EN LA OPERCION "TULIPAN" SE SIENTAN EN EL BANQUILLO

En la investigación participaron el Grupo de Estupefacientes de la Costa del Sol con sede en Málaga, al que se une el Servicio de Vigilancia Aduanera y el Greco de Jerez.

Hoy se sentarán en el banquillo de los acusados los 13 miembros de una presunta red delictiva relacionada con el tráfico de drogas que cayó en el marco de la llamada ‘operación Tulipán’, tal como ya había informado este medio.
Fue en septiembre de 2010 cuando el grupo Greco de Jerez, especializado en la lucha contra la droga y el crimen organizado, llevó a cabo dos importantes operaciones contra el narcotráfico casi simultáneas por las que los agentes se incautaron de 1.900 kilos de hachís. La primera de ellas, bajo el nombre de ‘Chipirón’, tuvo lugar en Sanlúcar con la intervención de 1.200 kilos mientras que la segunda se produjo al día siguiente en El Puerto, donde requisaron 700 kilos en otro gran alijo. Esta última es la ‘operación Tulipán’ que propició que 13 personas se sienten en el banquillo.
Una de las características de la banda es que está formada por individuos de seis nacionalidades: española, alemana, holandesa, turca, italiana y belga. Según fuentes solventes del caso, la mayoría residía en Jerez o visitaba la ciudad con asiduidad, a pesar de que operaban en diferentes puntos de la provincia y fuera de ella, fundamentalmente costeros. La investigación arranca, de hecho, por iniciativa del Grupo de Estupefacientes de la Costa del Sol con sede en Málaga, al que se une el Servicio de Vigilancia Aduanera y el Greco de Jerez.
La red disponía de una embarcación de 7,20 metros de eslora equipada con un motor de gran potencia, provista de doble fondo al que se accedía mediante una combinación exacta de interruptores. De hecho, en el momento de la intervención, los agentes aprehendieron 25 fardos de la barca, con un peso de casi 700 kilos de hachís por un valor que ronda el millón de euros. A. D. L, G. P. y A. C. quedan detenidos como los coordinadores de la operación; G. J. J. por hacer las veces de piloto de la embarcación; M. P, como individuo designado para conducir la furgoneta destinada al transporte; N. E, como copiloto de este último; J. G. G, como intermediario; J. M. F. G. también como mediador y E. M. B. como copiloto de la barca. Además, aparecen los nombres de R. O. S. y F. G. M. como los iniciadores de toda la operación, ya que eran las personas encargadas del mantenimiento de la embarcación por los dueños de ésta, ajenos por completo a la actividad ilícita. Los dos acusados, pues, aprovecharon esta circunstancia y contactaron presuntamente con narcos para obtener un sobresueldo. J. C. C. R. les puso en comunicación con ellos.
El fiscal considera a 10 de ellos autores de un supuesto delito contra la salud pública, y a los otros tres cooperadores necesarios. Para todos pide penas que oscilan entre los cinco y los seis años de cárcel, además de dos millones de euros de multa correspondientes al doble del valor de la sustancia intervenida, más las costas procesales.

lavozdigital.es