***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 6 de octubre de 2011

ENTRE GASOLINERAS Y ESCUDOS ANTIMISILES

La "operación Campeón" se ha convertido en un quebradero de cabeza para Alfredo Pérez Rubalcaba. Mientras dos de los señalados ya han dimitido de sus cargos por las acusaciones lanzadas por el empresario lucense José Dorribo, el ministro de Fomento, José Blanco, asegura que Dorribo miente y niega su implicación el cobro de comisiones ilegales para favorecer a determinadas empresas gallegas.

Ni la boda del año en España entre la Duquesa de Alba y Alfonso Díez ha conseguido apagar la repercusión en el mundo político por la supuesta implicación del ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, en el cobro de comisiones ilegales para favorecer a determinadas empresas gallegas, según una investigación llevada cabo por el Servicio de Vigilancia Aduanero (SVA), dependiente de la Agencia Tributaria.

Tres de los dos acusados ya han dimitido de sus cargos por las acusaciones lanzadas por el empresario lucense José Dorribo contra el ministro de Fomento, el diputado popular Pablo Cobián Fernández y ex consejero en la Xunta del BNG, Fernando Blanco. Y son estos dos últimos los que han dejado sus cargos públicos. El portavoz del Gobierno continúa insistiendo en que el Dorribo miente. Pero la reunión desvelada este miércoles por "El Mundo" entre el ministro y el empresario en una gasolinera de la localidad lucense de Guitiriz, no desmentida por el portavoz del Ejecutivo socialista, ha hecho que el PP haya saltado a la yugular de Blanco, y más después de que éste último fuera el principal azote de los populares en el "caso Gürtell".

La "operación Campeón" se ha convertido en un gravísimo problema para Alfredo Pérez Rubalcaba, según fuentes políticas consultadas por "El Imparcial", y que admiten que las cosas no pintan nada bien para el portavoz del Gobierno, José Blanco. "Como en todos estos casos, señalan las mismas fuentes, las grabaciones telefónicas, en este caso llevadas a cabo por el SVA con autorización judicial, pueden suponer para el ministro su tumba política, como supuso el caso Gürtel para Francisco Camps, bien jaleado por el vicesecretario general del PSOE como gran ejemplo de la corrupción en el PP".

De hecho, el Partido Popular ha reclamado al ministro de Fomento que dimita de su cargo, como han hecho los diputados gallegos del PP y del BNG implicados en el mismo caso según las actuaciones judiciales. Desde el PP ya se subraya: "Caso Gürtel igual a Operación Campeón". El secretario de Comunicación de los populares, Carlos Floriano, ha pedido no sólo la dimisión del portavoz del Gobierno, sino que también ha exigido al candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, que le excluya de las listas para las próximas elecciones generales del 20 de noviembre.

Y entre "Operaciones Campeón" y referencias al "caso Gürtel", el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado este miércoles una decisión impensable desde su llegada al Gobierno. Su Ejecutivo ha autorizado el uso de la base de Rota a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos para establecer allí uno de sus pilares de su escudo antimisiles, un sistema que ha provocado los mayores enfrentamientos entre la Casa Blanca y la OTAN con Rusia. El acuerdo aprobado por Zapatero y el Ministerio de Defensa permite la presencia en la base gaditana de cuatro buques equipados con el sistema antimisiles, entre los que se encuentran las fragatas de la Armada española F-100. Fuentes políticas relacionadas con el mundo de la Defensa consultadas por este diario subrayan que la decisión de Zapatero tiene dos lecturas: " Por una parte, reconoce que España está implicada al máximo en la estrategia militar diseñada por el Pentágono. Por otra el antiamericanismo que demostró en 2003 cuando no se levantó al paso de la bandera de los Estados Unidos en el desfile del 12 de octubre en protesta por la decisión de Aznar de apoyar la intervención militar en Irak parece que ya se le ha olvidado".

http://www.elimparcial.es/contenido/92303.html