***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

martes, 9 de agosto de 2011

RELATO DE UN ALIJO GAFADO

No hay sentencia aún pero los procesados que no han pactado con el fiscal ya saben que las penas no serán tan duras como para mantenerlos en prisión por más tiempo. La Audiencia Provincial de Cádiz ha ordenado excarcelar a los seis acusados por un alijo de 1.400 kilos de hachís capturado en mayo de 2009 en Huelva que permanecían en prisión preventiva desde que fueron detenidos. Otros cinco procesados asistieron en libertad al juicio celebrado a principios del pasado julio. Unos pactaron sus penas y otros no. Pero los once están ya en la calle tras una aventura que los ha dejado señalados en la memoria policial de la lucha contra el tráfico de drogas en la provincia de Cádiz. Son los acusados del alijo que estaba gafado.

El grupo emplazó su cuartel general en Chiclana, según la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera, que colaboraron en desmantelarlo. Primero intentaron traer un cargamento de hachís de Marruecos con una embarcación llamada Volvoreta que habitualmente estaba atracada en Puerto Sherry. Pero la Volvoreta encalló y la historia salió fatal. Después tiraron de una lancha. Pero cuando navegaban cerca del Castillo de Sancti Petri hubo un problema con el motor, le entró agua, y también esta vez la operación quedó anulada.

Como la Policía tenía pinchados los teléfonos de varios procesados, no fue difícil segur sus pasos e interceptar el cargamento de hachís cuando consiguieron transportarlo hasta la costa española. En esta ocasión, a Huelva. Cuando la lancha se adentró en la ría de Punta Umbría con 1.400 kilos de hachís, la Policía tenía montado un dispositivo de vigilancia y la droga fue capturada. Tres tripulantes trataron de huir pero agentes del Grupo de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado (Greco) los detuvieron. Al día siguiente cayeron más procesados en Sevilla, en Coria del Río y en Villamanrique.

En julio, en el juicio, el tribunal rechazó anular las escuchas telefónicas realizadas por los investigadores. En la vista hubo un incidente cuando declaró el instructor de las diligencias policiales, miembro del Greco.

Un acusado increpó al agente. Ya antes se había dirigido a él desde el banquillo pidiéndole que dijese la verdad sobre lo ocurrido. Cuando el policía estaba detallando uno de los episodios de la operación antidroga, el procesado, en desacuerdo con el relato, comenzó a decir que el policía lo estaba "rebujando todo", que a él lo confundía con otro al ubicarlo en un lugar o en una de las conversaciones grabadas. "Que diga la verdad", insistió el acusado. Entonces, la presidenta del tribunal, que antes le había pedido silencio, lo expulsó de la sala.
http://www.diariodecadiz.es/article/provincia/1038737/libres/los/acusados/alijo/gafado.html