***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

viernes, 24 de junio de 2011

1000 KILOS DE HACHIS EN UNA DOBLE OPERACION POLICIAL

Aduaneros españoles, franceses e italianos han blindado el Mediterráneo durante días para detectar barcos con droga

Casi mil kilos de hachís han sido intervenidos en Águilas en una doble operación policial: una, desarrollada por la Guardia Civil y la Policía Local del municipio, y la otra, por parte de agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), dependiente de la Agencia Tributaria. La primera intervención, bautizada 'Comunión', se desarrolló el miércoles y permitió la detención de siete personas, de entre 24 y 41 años y vecinos de Almería, y la incautación de más de 500 kilos de hachís, que estaban ocultos en el doble fondo de una embarcación de recreo.
Los hechos ocurrieron por la mañana, cuando agentes de la Policía Local de águilas detectaron una barca en la playa de La Cola, de Calabardina, que despertó sus sospechas debido a los extraños movimientos que realizaba. Tras establecer un dispositivo de vigilancia y una vez que llegó a tierra, los agentes procedieron a identificar a los dos ocupantes de un vehículo, que transportaba la embarcación en un remolque. Fue entonces cuando se incautaron de cinco fardos de hachís.
Los dos detenidos y efectos incautados pasaron a disposición de la Guardia Civil, quien abrió una investigación para esclarecer totalmente el suceso. Durante la inspección de la embarcación, la Benemérita localizó un doble fondo, elaborado artesanalmente, que contenía un elevado número de fardos de hachís. Al mismo tiempo, detectó otro vehículo todoterreno, dotado con remolque para transporte de embarcaciones de recreo, y otros dos coches, sobre los que se practicaron discretas vigilancias.
Estos vehículos llevaron a los agentes hasta el litoral almeriense, en el término municipal de Cuevas de Almanzora. Los ocupantes cargaron otra embarcación, también dotada con un doble fondo, donde se localizaron más fardos de hachís. Fueron detenidos cinco sospechosos.
La operación se ha saldado finalmente con la incautación de 57 fardos de resina de hachís, que arrojan un peso de 518 kilogramos, y con la intervención de dos embarcaciones de recreo -de 5,5 y 7 metros de eslora-, cuatro vehículos, dos todoterrenos con remolque y dos turismos.
Los detenidos, todos ellos españoles, son A.P.F., de 24 años, y M.F.P.F., de 41 años, vecinos de Roquetas de Mar; J.A.M.F., de 28 años; F.M.V.T., de 32 años; S.B.G., de 28 años; R.S.L., de 28 años, y J.P.R., de 38 años, todos ellos vecinos de Berja.
Cinco de los siete detenidos poseen antecedentes por la comisión de hechos delictivos. Todos ellos, junto con la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias serán puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 7 de Lorca.
La segunda de las operaciones ha sido realizada por la Agencia Tributaria, en colaboración con la Aduana francesa y la Guarda de Finanzas de la República de Italia, y ha permitido aprehender 450 kilogramos de hachís entre los días 24 y 28 de mayo. La droga, que era transportada en dos embarcaciones semirrígidas, hubiera alcanzado un valor de 661.000 euros en el mercado ilegal.
Las incautaciones tuvieron lugar en la operación 'Falcón 2011', desarrollada entre el 23 de mayo y el 1 de junio. Esos días, la Guarda de Finanzas, la Aduana Francesa y la Agencia Tributaria desplegaron en el Mediterráneo medios aeronavales para detectar embarcaciones con mercancías prohibidas. El 24 de mayo interceptaron una embarcación semirrígida, de 13 metros de eslora, provista de tres motores de 250 caballos cada uno. Transportaba 13 fardos de hachís, con un peso de 420 kilogramos. Se detuvo a los cinco tripulantes. El día 28 se hizo lo propio con otra embarcación. Fue intervenido un fardo con 32 kilos de hachís y hubo tres arrestados.