***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

viernes, 24 de diciembre de 2010

SVA Y POLICIA NACIONAL INTERVIENEN 350 KILOS DE COCAINA EN VALENCIA Y DETIENEN A 5 PERSONAS.

La Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera detuvieron a seis hombres en Madrid, todos de origen sudamericano, tras el decomiso de 350 kilos de cocaína en el puerto de Valencia. Los arrestos se produjeron el pasado martes, después de la llegada al puerto valenciano del segundo contenedor, en el que agentes del Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (Greco) de Alicante y de la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA) de Valencia recuperaron casi cien kilos de ese estupefaciente. La operación fue posible gracias a una investigación que el Greco Galicia tenía en marcha y en la que descubrieron que los sudamericanos se habían llegado a poner en contacto con una organización gallega que vigilaban para que la droga fuese introducida en España por algún puerto de la provincia pontevedresa: finalmente no hubo acuerdo y la cocaína llegó al país a través de Valencia.
El primer envío arribó al recinto portuario valenciano a principios de noviembre. Los agentes del Greco y los funcionarios de Aduanas decidieron abrir el contenedor al sospechar que podía contener droga. Tras una revisión que se prolongó por espacio de dos días, descubrieron 250 kilos de cocaína, oculta en pequeños paquetes que habían camuflado dentro de pequeñas tablas de madera.
El sistema de ocultación –muy laborioso, no visto con anterioridad y que provoca que sea difícil detectar la cocaína incluso con escáner– dificultó la recuperación de la droga, que fue sustituida por otra sustancia por orden judicial, para confiar a los traficantes y permitir que continuase el trayecto comercial hasta la empresa importadora. Sin embargo, nadie acudió en busca del contenedor, por lo que los responsables de la investigación, dirigida en este caso por el Greco-Galicia y la Udyco central de la policía nacional, esperaron pacientemente la llegada de un segundo contenedor con la misma mercancía declarada y que iba destinada a la misma empresa.
El desembarco se produjo el pasado lunes y, tras verificar que este contenedor también llevaba cocaína, se desencadenaron las detenciones en Madrid, ciudad en la que estaba asentada la organización.

Registros

Según las fuentes consultadas, los agentes realizaron registros en tres domicilios, en los que se ocupó una cierta cantidad de dinero y otros elementos incriminatorios contra los sospechosos. Los detenidos son tres colombianos y tres paraguayos, que pasarán a disposición judicial esta mañana en el juzgado de guardia de la Audiencia Nacional.
En ambos casos, la droga iba camuflada en las tablillas de madera y procedía de Uruguay, según fuentes consultadas en Madrid. En el caso de los últimos cien kilos aprehendidos, las fuentes consultadas dijeron que el estupefaciente iba distribuida en cerca de 1.800 paquetes de menos de 60 gramos, algo muy inusual en este tipo de envíos, donde la cocaína va empaquetada en tabletas de un kilo. En este caso, parece que los narcos redujeron el tamaño para poder esconderlo dentro de las tablas, dado que eran muy delgadas.
Aunque los tres colombianos que cayeron en Madrid eran de “perfil bajo”, los agentes sospechan que pertenecen a una organización importante, tanto por el sofisticado sistema de ocultación de la cocaína como por el hecho que la remitían a empresas legales.
Veintidós personas han sido detenidas y cinco laboratorios de corte y adulteración de cocaína han sido descubiertos al desmantelar una red altamente sofisticada que operaba en Alicante y Murcia, y que ocultaba la droga en calentadores de agua eléctricos.
Según el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, veintiuno de los arrestados son de nacionalidad colombiana y hay otro detenido español, y el grupo se dedicaba a distribuir la cocaína en las provincias de Alicante y Murcia.
Se han efectuado diecinueve registros domiciliarios, todos ellos en la provincia alicantina salvo uno en la Región de Murcia (Santomera), y se han intervenido ocho kilogramos de cocaína base, once sustancias de “corte”, dos armas y once vehículos, entre otros efectos.
Los detenidos está previsto que pasen a disposición judicial a lo largo de la jornada en el Juzgado de Instrucción número 6 de Alicante.
La operación, desarrollada conjuntamente por la Policía Nacional y la Guardia Civil, se inició el pasado mayo y al poco tiempo se logró identificar al cabecilla de la organización.
El grupo contaba con un entramado de pisos de seguridad, denominados en el argot “cocinas”, donde recibían la cocaína para adulterarla (cortarla) y posteriormente distribuirla entre otros integrantes de la red para hacerla llegar hasta el consumidor final.
http://www.farodevigo.es/sucesos/2010/12/24/operacion-iniciada-galicia-permite-requisar-350-kilos-cocaina-valencia/503291.html