***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

martes, 2 de noviembre de 2010

CCPA, CENTRO DE COOPERACION POLICIAL Y ADUANERA

La frontera de Caya siempre fue zona de paso. Cuando ir de un país a otro aún exigía mostrar el DNI, el puesto situado a las afueras de Badajoz era parada obligada para quienes pretendían atravesar la frontera. Luego se aprobó el convenio de Schengen y los controles permanentes desaparecieron. Desde entonces, Caya sólo es un punto en el mapa situado a medio camino entre Badajoz y Elvas, aunque su protagonismo ha crecido desde que ETA decidiera establecerse en Portugal.
La última vez que el Centro de Cooperación Policial y Aduanera de Caya (CCPA) se convirtió en noticia fue el jueves. Ese día, las autoridades portuguesas entregaron a la presunta etarra Iratxe Yáñez Ortiz de Barón, detenida el pasado 9 de enero cuando trataba de trasladar material al país luso para la construcción de 'zulos' y fabricación de explosivos, según informaron fuentes policiales.
Como ocurre en estos casos, la seguridad fue extrema y el ingreso en España de Yáñez no fue dado a conocer hasta que se encontraba en Madrid, ciudad a la que fue conducida en un avión vigilado por varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía.
Tras su traslado, la tranquilidad volvió a las instalaciones policiales de Caya, pero en las horas previas a la entrega se registró una actividad inusual. Tanto, que se quintuplicó el número de agentes que trabajan un día normal en este centro de seguridad. Resulta difícil dar una cifra, pero este tipo de operaciones suele exigir la participación de unos 40 o 50 agentes procedentes de ambos países. «Allí va todo Dios, desde la policía judicial hasta la brigada de información, pasando por el grupo de detección de explosivos», explicó una persona que conoce este tipo de operativos policiales.
Cada uno de los agentes tiene asignada una función concreta, aunque el grupo que más suele llamar la atención es el que se encarga de custodiar a los presos en Portugal. «Son espectaculares. Todos van con sus chalecos antibalas, llevan su 'pinganillo' para comunicarse, usan armamentos de los más modernos y, además, tienen un físico impresionante».
Consultas
Pero no sólo ellos participan en el dispositivo de seguridad. En el Centro de Cooperación Policial de Caya, cuya coordinación corresponde a la Guardia Civil, trabajan agentes de este cuerpo, policías nacionales, personal de vigilancia aduanera y miembros de varios cuerpos policiales y aduaneros portugueses: Servicio de Extranjería y Frontera de Portugal, PSP, GNR, Policía Judiciaria y Agencia Aduanera.
Todos ellos favorecen la cooperación entre ambos países, realizando a lo largo del año más de 1.000 colaboraciones, sobre todo consultas relacionadas con vehículos y personas que permiten perseguir y resolver robos, atracos y otro tipo de delitos cometidos a ambos lados de la frontera.
Ese trabajo callado es crucial en muchas operaciones policiales, pero la frontera de Caya sólo aparece en los medios de comunicación en ocasiones muy contadas. El jueves, porque se materializó la extradición de una presunta etarra; y hace algo más de tiempo, porque la policía portuguesa entregó a las autoridades españolas a 'El solitario', un conocido atracador de bancos que finalmente fue detenido en territorio luso.
El día que llegó el ladrón de bancos más famoso de España, medios de comunicación de todo el país se desplazaron a Badajoz para captar las imágenes de la entrega, aunque las autoridades españolas decidieron esquivar a la prensa haciéndola efectiva en Elvas, una localidad más pequeña en la que apenas hubo periodistas. El paso de 'El Solitario' por Caya, al igual que el de Iratxe Yáñez, ha sido público, pero este centro fronterizo acoge cada año un centenar de entregas de presos, convirtiéndose en el Centro de Cooperación Policial más utilizado por la policía de ambos países para llevar a cabo el intercambio de detenidos.
http://www.hoy.es/v/20101102/badajoz/caya-zona-entrega-etarras-20101102.html