***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

lunes, 2 de agosto de 2010

SVA INTERCEPTA EN LOS PRIMEROS 7 MESES DE 2010 17 TONELADAS DE COCAINA.

Los grandes alijos de cocaína ya no entran en Galicia gracias a las planeadoras y cada vez son menos los experimentados pilotos arousanos que durante años eludían la presión policial sobre los bajos rocosos de las Rías Baixas. Los 1.200 kilos de coca que llegaron ayer a bordo del Ariel IV al muelle de Trasatlánticos de Vigo no pasarán a la historia por la cantidad de cocaína decomisada sino por la utilización de un sistema que va en desuso en una época en la que los contenedores se han convertido ya en el método casi perfecto.

Las plataformas y asociaciones antidroga avisan desde hace tiempo de que los clanes gallegos ya no son los grandes importadores y que su misión, tras los constantes golpes de la Policía, se ha dirigido en los últimos años a servir de correa de transmisión de los clanes internacionales en su traslado desde Sudamérica y África hasta Europa. Santiago Astudillo, subdirector general de Logística de Aduanas, ofreció ayer un dato revelador que viene a darles la razón. “Actualmente, el 75% de la cocaína que entra lo hace a través de contenedores y oculta entre mercancía legal, ya que en barcos son más fácilmente detectables”, afirmó el directivo de la Agencia Tributaria.

Los datos de las incautaciones realizadas a lo largo del presente año 2010 señalan que solo una cuarta parte de la droga llega gracias a descargas en la costa y los puertos se han convertido en el punto de mira de los investigadores. Un total de 17 toneladas de cocaína y 100 de hachís han sido aprehendidas desde enero en España, pero gran parte de esa droga ha sido localizada en seco, cuando los sistemas de detección con rayos-x hallan bolsas con alijos de tamaño medio en las terminales portuarias gallegas.

El sistema del gancho ciego, por medio del que se envían bolsas con hasta 200 kilos de cocaína entre mercancía legal, permite a los narcotraficantes operar sin exponerse, ya que los contenedores son abiertos en destino y la droga retirada sin dejar rastro. En lo que va de año, tan solo han sido localizados dos barcos en alta mar con alijos: el descargado ayer en Vigo y otro de 2.600 kilos intervenido el pasado mes de junio cerca de las islas Canarias. La operación desarrollada por Vigilancia Aduanera y el Cuerpo Nacional de Policía en las últimas semanas detectó a un grupo de “narcotransportistas” que operan desde la ría de Arousa.

Los contactos entre este grupo de lancheros y la tripulación del Ariel IV, un velero de 18 metros de eslora con dos ciudadanos británicos y uno holandés a bordo, permitió interceptar el alijo, valorado en 36 millones de euros (siete veces más al menudeo), antes de que fuese recibido por lanzaderas que, partiendo desde Galicia, la llevarían a otro punto para su distribución en varios países europeos.

MAYORES ALIJOS Y GATILLAZOS

Los 1.200 kilos descargados ayer son una cantidad considerada “importante” para los responsables policiales en el momento en que se encuentra el narcotráfico internacional, pero están muy lejos de otras operaciones que los últimos 15 años se han realizado en la costa gallega, como las diez toneladas incautadas en el buque Tammssare en 1999. Era la época dorada del cártel de Bogotá, que entonces dirigía el colombiano Alfonso León y que solo dos años, entre 1997 y 1999, había descargado 52 toneladas en Galicia en cooperación con los Charlines y Sito Miñanco. Pero la Policía también ha tenido fiascos y uno de los más sonados fue el del Privilege, mercante que fue desguazado en las islas Canarias durante varios meses del año 2000 sin que apareciesen los 8.000 kilos de coca de los que hablaban los chivatazos.

No ha sido el caso del Ariel IV. Los tres tripulantes fueron conducidos ayer a la prisión de A Lama tras realizar el registro del barco en presencia de las autoridades judiciales. La investigación se centra ahora en hallar pruebas para poder incriminar a los lancheros gallegos que debían descargar la droga.

http://www.xornal.com/artigo/2010/07/26/galicia/cocaina-llega-galicia-contenedores/2010072622014801461.html