***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 19 de mayo de 2010

AGENTES DEL SVA, POLICIA NACIONAL Y DE LA GUARDIA CIVIL DESBARATAN UNA OPERACION PARA INTENTAR INTRODUCIR 300 KILOS DE COCAINA EN VALENCIA.

Dos alijos que suman 275 kilos de cocaína y los dos en manos de las fuerzas de seguridad, lo que supone una importante pérdida económica para una organización que, al parecer, trató de colar en doce días casi 300 kilos de esa droga a través del puerto de Valencia. Y fracasó.
La última aprehensión se produjo en la mañana del pasado 2 de abril, día de Viernes Santo, cuando la policía nacional y la Agencia Tributaria inspeccionaron un contenedor con latas de palmito que había llegado unos días antes al recinto portuario valenciano. Al parecer, el contenedor fue seleccionado para ser revisado porque había sospechas acerca de su contenido, ya que su entrada en Valencia se producía sólo doce días después de la aprehensión del primer alijo.
Tal como publicó en exclusiva Levante-EMV el pasado 24 de abril, analistas de la Agencia Tributaria y de la Guardia Civil habían apartado para revisión tres dáis antes, el 21, un contenedor procedente de Costa Rica y cargado con varias toneladas de latas de palmitos en conserva. Al desprecintarlo, confirmaron sus sospechas: se toparon con cinco bolsones azules que contenían 150 kilos de cocaína distribuida en paquetes de alrededor de un kilo.

Dos "ganchos perdidos"
Se trataba, una vez más, de la técnica del "gancho perdido". Los narcos introducen en el puerto de origen la droga tras violentar el precinto del contenedor. Habitualmente, utilizan la mercancía de empresas con un intenso tráfico comercial, porque, de este modo, a los analistas les resulta menos sospechoso.
Tras introducir a escondidas los bolsones con la droga, meten otro precinto virgen con el fin de que los encargados de recogerla en destino puedan sellar el contenedor una vez que han roto el cierre anterior para recuperar las bolsas atestadas de "polvo blanco".
En esos casos, por regla general, las empresas propietarias de la mercancía son completamente ajenas a la manipulación de la carga y a la utilización de sus contenedores para traer la cocaína. Se trata, por decirlo de algún modo, de envíos "parásito" de droga.
Cuando se produjo la primera aprehensión, tanto Vigilancia Aduanera como la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (Odaifi) alertaron a la empresa utilizada de la razón por la que se había retrasado la entrega del contenedor, así como del hallazgo de la droga.
Se trata de una firma que tiene su sede social y sus instalaciones en un municipio próximo a Valencia, y que importa con regularidad conservas de fruta y verdura procedentes de Suramérica.
El caso se cerró sin que se produjeran detenciones. Sólo doce días después, agentes antinarcóticos de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de Valencia, junto con agentes de Vigilancia Aduanera, revisaban un segundo contenedor destinado a una empresa importadora de conservas. De nuevo, bingo. Nada más romper el precinto se encontraron con otros cinco bolsones de color azul marino que contenían 125 kilos de cocaína.
Aunque un juzgado de Valencia autorizó la entrega controlada del contenedor, para ver si alguien trataba de recoger la droga durante el traslado a la empresa destinataria, el caso volvió a cerrarse sin detenciones.
http://www.levante-emv.com/sucesos/2010/05/19/red-trae-125-kilos-cocaina-valencia-latas-palmitos/706684.html