***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

lunes, 8 de marzo de 2010

ALERTA EN LA AGENCIA ANTIDROGA DEL MAR-(SVA)

VIZCAYA
Alerta en la agencia antidroga del mar
08.03.10-Temen que un «recorte» en el servicio de Vigilancia Aduanera de Bilbao perjudique la lucha contra el tráfico de drogas en la costa
INCAUTACIONES
21.700
kilogramos de cocaína incautados por el servicio español de Vigilancia Aduanera en 2008, y 212.800 kilos de hachís. Van armados, llevan uniforme azul y esposas, pero no son policías, sino que dependen de la Agencia Tributaria. El servicio de Vigilancia Aduanera abrió hace seis años una base en el puerto de Bilbao -antes se encontraba en Pasaia (Guipúzcoa)- que en la actualidad cuenta con una plantilla de unos 50 funcionarios. Su principal misión se centra en la lucha contra el tráfico de drogas y el contrabando en el mar. Para ello disponen de una sección marítima, que patrulla con el barco 'Alcaraván III' la costa cantábrica hasta Francia, en busca de barcos sospechosos; y otra terrestre, que maneja información, investiga y controla contenedores.
Se trata del segundo organismo a nivel mundial en decomisos de estupefacientes, después del Coast Guard de Estados Unidos, y el primero de la Unión Europea. Sólo en 2008 incautaron 212.800 kilos de hachís, y 21.700 de cocaína.
Pues bien, en lo que va de año, desde el pasado mes de enero, el servicio de vigilancia de Bilbao ha sufrido un «recorte» en el número de patrullas por mar. Si antes salían los siete días de la semana, ahora sólo lo hacen seis, según denuncia el recién creado Sindicato Nacional del Servicio de Vigilancia Aduanera (SINASVA), que teme que en el futuro se incida en esta estrategia hasta reducir las salidas a tres, como ocurre en otras zonas de España, o incluso hasta el «desmantelamiento» del servicio. En 2009, tras las medidas de contención, la cifra ha descendido a la mitad, aseguran.
Cada día, los funcionarios de Vigilancia Aduanera zarpan para batir su zona de patrullaje. Cuando descubren un barco que despierta sospechas, le interceptan, se suben a cubierta, piden la documentación, el origen y destino de la mercancía y controlan a la tripulación. «En estas revisiones rutinarias es difícil descubrir droga si no se cuenta con información previa», advierte un vigilante.
«Zonas más calientes»
«El patrullaje supone un gasto importante en gasóleo y la droga no produce; es más, cuanta más aprehendes, más gasto supone, así que tienden a dejarlo en manos de la Policía, que no tiene medios, y la Guardia Civil, que sólo lleva veinte años en esto», explica un portavoz sindical que trabaja en la base de Bilbao. Además, también se ha reducido la dotación presupuestaria para reparaciones. «Si tenemos en cuenta que los barcos del cantábrico son de los más viejos que tenemos, eso viene a ser una sentencia a muerte», lamenta.
Desde el SINASVA creen que Hacienda, el ministerio del que dependen, «pretende que acabemos persiguiendo delitos fiscales, que sí dan dinero, como contrabando de género que puede tener una sanción económica, por ejemplo divisas, o control de barcos de recreo que se declaran como de alquiler para pagar menos impuestos».
El delegado especial de la Agencia Tributaria en el País Vasco, Juan Antonio del Moral, por su parte, afirma que las críticas del sindicato «no son ciertas». Según Del Moral, se están «reorganizando los medios para combatir el narcotráfico y el contrabando». Existen «otras zonas más calientes», como Galicia o el Estrecho, « hacia donde estamos derivando personal; en el Cantábrico la orografía dificulta la presencia de las típicas planeadoras». Según el responsable de Vigilancia Aduanera, en la costa vasca la droga se introduce «vía contenedores en los Puertos, o con barcos nodrizas: yates, veleros, pesqueros...» Del Moral defiende la «labor preventiva» del patrullaje, pero apuesta por «enfocar los medios a la investigación».
Además, el organismo dispone de barcos de gran calado, como el 'Petrel', que visitó Bilbao el pasado verano, para operaciones especiales de abordaje en altamar, y helicópteros y aviones que realizan «efectivos reconocimientos aéreos», también en el Cantábrico. «Cuando no patrullas por mar, no dejas sin control el litoral». Del Moral admite que «la droga sigue entrando y se sigue consumiendo», prueba de ello fueron los fardos de cocaína que aparecieron dispersos por la costa vasca en verano, o la operación desarrollada en Gijón que descubrió un barco lleno de droga que se dirigía hacia Bilbao.
Los funcionarios de Vigilancia Aduanera sólo piden «que nos dejen trabajar con la efectividad que lo hemos hecho históricamente. No reclamamos una subida salarial». Defienden la lucha contra el tráfico de drogas como «un bien para la sociedad», pero no verían con malos ojos su posible integración como ente autónomo en el Cuerpo Nacional de Policía, dependiente del Ministerio de Interior.

FUENTE... http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20100308/vizcaya/alerta-agencia-antidroga-20100308.html