***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 24 de febrero de 2010

EL SUP ABOGO POR INTEGRAR EL SVA EN UN SERVICIO DE GUARDACOSTAS Y CONTRA EL CONTRABANDO.

ARGUMENTOS-SEMINARIO UNIVERSIDAD MENENDEZ PELAYO, SANTANDER-DEL 27 AL 31 DE JULIO 2009.
Mesa redonda sobre modernización, seguridad y política sindical.

Lo que seguidamente voy a exponer sobre modernización de las fuerzas de seguridad, políticas
públicas y política sindical es la posición de mi sindicato, salvo en una propuesta concreta que en
estos momentos estamos debatiendo, y sobre la que expondré mi opinión personal.
Empezaré hablando de modernización de las fuerzas de seguridad, o lo que nosotros
llamamos el modelo policial, el modelo de sistema público de seguridad, en segundo lugar
me referiré a las políticas públicas de seguridad vigentes, que en nuestra opinión están
desenfocadas y no sirven para un país violento e inseguro como es España, donde se está
imponiendo el valor seguridad sobre el respeto a los derechos y libertades de los
ciudadanos, y en tercer lugar me referiré a la política sindical de la organización que
represento.
Modernización de las fuerzas de seguridad.
Antes de hablar de cambios en el modelo policial es conveniente plantearse algunas preguntas.
¿Podemos ser más eficaces? ¿Podemos mejorar la calidad del servicio que prestamos?
¿Estamos suficientemente coordinados? Y como en el SUP pensamos que sí, que podemos
ser más eficaces; que sí, podemos mejorar la calidad del servicio que prestamos, y no, no
estamos suficientemente coordinados, nos planteamos cómo mejorar la situación actual.
Y de esas preguntas y respuestas nacen nuestras propuestas, que afectan a las tres
administraciones públicas, estatal, autonómica y local, y a todas las policías de ellas
dependientes.
El vigente modelo policial, con sus repartos territoriales y competenciales no sirve. Es
desequilibrado, descoordinado, fomenta la competencia y no suma ni una mínima parte
del potencial de seguridad que se puede ofrecer con los miembros de las fuerzas de
seguridad existentes en España.
Hay que reformar el modelo y para ello planteamos como primera medida, la unificación de
los dos cuerpos de policía estatales, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía, en un
único Cuerpo de seguridad estatal, por supuesto civil, que asuma todas las competencias
que ahora desarrollan por separado.
5
Se pueden establecer distintos niveles de cambios, más o menos profundos, y nosotros
abogamos por el considerado más radical, revolucionario dicen algunos, que es lo que nos decían
muchos mandos militares en 1983 cuando defendíamos una policía civil y unificada con el
Cuerpo Superior, lo que paso tres años después con un resultado aceptable desde una valoración
de la eficacia conseguida entonces, que mejoró sustancialmente. Esta opción más radical es
unificar en un único cuerpo de Policía del Estado de carácter civil al Cuerpo Nacional de Policía y
la Guardia Civil.
Esta unificación serviría como cimiento a una nueva arquitectura del modelo de seguridad
pública, eliminaría muchas de las insuficiencias que el actual diseño está poniendo en evidencia y
sería más acorde con las necesidades de seguridad que nuestra sociedad tiene planteadas.
La pretensión de este proceso sin duda complejo pero a nuestro entender necesario, es abarcar
todas las competencias en seguridad y protección de los derechos de la ciudadanía y conseguir
algo crucial e imprescindible, la actuación coordinada con el resto de policías que conforman
este puzle de la seguridad (autonómicas, adscritas y locales), con algunas de las cuales se
comparten y solapan competencias atribuidas a ambos cuerpos sobre el mismo territorio.
Al realizar ésta unificación hay que hablar del CNI y del Servicio de Vigilancia Aduanera.
Convendría que el Centro Nacional de Inteligencia pasara a depender de Presidencia o
Vicepresidencia del Gobierno, y no del ministerio de Defensa, y después, que se dedique a
funciones de Información sobre áreas que no estén “ocupadas” por los servicios de Información
de Policía y Guardia Civil, porque ahora trabaja en nuestro país con servicios antiterroristas,
grupos antisistema, o información de bandas organizadas…, duplicando tareas, y en el exterior
informa de las mismas materias que los Consejeros y Agregados de Interior. Y el SVA tiene las
mismas funciones que la Guardia Civil, y debe integrarse en el nuevo Cuerpo de Seguridad del
Estado como servicio de guardacostas y contra el contrabando, sumando sus medios personales
y materiales con la Guardia Civil del mar.
Tras este primer paso que pondría orden en las fuerzas de Seguridad del Estado viene una
segunda actuación que afecta a las comunidades autónomas, y que, de llevarse a cabo,
supondría conseguir un modelo equilibrado y acabar con las actuales tensiones políticas en
comunidades que pueden, y algunas quieren, como Andalucía y Canarias, entre otras, crear un
cuerpo de policía propio.