***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Ascienden a 20.000 los kilos de hachís que llevaba el "Eiskos", abordado por el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria

Casi 20 toneladas de hachís y diez detenidos a bordo. El pesquero luso Eiskos, abordado por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria a 40 millas náuticas de Almería el pasado domingo transportaba uno de los mayores alijos de droga interceptados en los últimos años en el Mediterráneo. La Operación Peixe, bautizada así por el equipo de la EDOA de Pontevedra que hace dos años inició la investigación sobre un grupo luso-gallego que preparaba grandes transportes marítimos de droga con reiterados viajes de pesqueros al norte de África, sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.

El palangrero, de bandera portuguesa y cuyo armador reside en la localidad pontevedresa de A Guarda, transportaba más hachís del que se sospechaba cuando estuvo a punto de saltar por los aires por la explosión provocada por los tripulantes en pleno abordaje del Servicio de Vigilancia Aduanera.

Nada menos que 20.000 kilos de hachís -pendientes del pesaje oficial- fueron descargados del barco durante todo el día de ayer en el puerto de Almería. Desde las 10.00 horas agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera, de la Guardia Civil y de la Policía Nacional retiraron la droga contabilizándose, ya por la tarde, un total de 795 fardos. El mal estado que presentaba el pesquero tras la explosión de un barril de gasolina, provocada por los tripulantes al verse sorprendidos propició el retraso del recuento.

El Eiskos cargó el gran alijo en Marruecos, mientras que el destino final del hachís sería Libia, según informaron ayer fuentes cercanas a la operación que se desarrolla con la Policía Judiciaria de Portugal. El palangrero es bien conocido en los puertos de Vigo y A Guarda, localidad que en numerosas ocasiones ha proporcionado tripulación al pesquero.

El armador luso afincado en A Guarda ha tenido barcos de bandera portuguesa y española y es bien conocido en el sur de Galicia. El Eiskos pertenece a una de sus sociedades. Sin embargo, tras su divorcio, la titularidad habría recaído en su exmujer. De hecho ella habría presentado una denuncia sorprendida de que el pesquero cargase gasoil y abandonase el puerto de Vigo hace unos días sin su consentimiento. Al parecer el barco estaba embargado.

Mientras las fuerzas antidroga investigan la titularidad del pesquero, quien sufragó su avituallamiento, quien contrató a la tripulación y quien autorizó la salida del pesquero del puerto de Vigo, ocho de los diez tripulantes detenidos a bordo -cinco portugueses, dos senegaleses, un español, un guineano y un ghanés- pasarán hoy a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Almería, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

El alto tribunal andaluz ha señalado también que los dos tripulantes que permanecen hospitalizados a consecuencia de las heridas que sufrieron durante el incendio en el barco podrían prestar declaración en los centros sanitarios en los que se encuentran si el juez así lo considera oportuno, siempre y cuando su estado de salud lo permita. El marinero más grave fue derivado a un hospital de Sevilla con quemaduras en el 40 por ciento de su cuerpo y permanece en la UCI

La Operación Peixe sigue abierta ya que no se descartan posibles detenciones en tierra entre algunos supuestos miembros de la organización. Arrestos que podrían producirse tanto en el norte de Portugal como en Galicia.