***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

lunes, 14 de octubre de 2013

VIGILANCIA ADUANERA DETIENE A 6 PERSONAS E INCAUTA 9.000 KILOS DE HACHIS EN LA COSTA MURCIANA


CARTAGENA
Seis detenidos por transportar nueve toneladas de hachís
Es la segunda operación de estas características que se realiza en apenas dos semanas

El Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria
ha interceptado, en la tarde del pasado sábado, a 50 millas al sureste de Cartagena un pesquero que portaba cerca de nueve toneladas de resina de hachís. La operación llevada a cabo por funcionarios de Vigilancia Aduanera de la AEAT, denominada 'Lamed', ha culminado con la detención de los seis tripulantes de la embarcación, todos ellos de origen marroquí, que ya han pasado a disposición judicial.

Con esta operación son ya tres, desde el mes de junio, las aprehensiones de grandes cantidades de hachís realizadas por la Agencia Tributaria en la 'ruta del Mediterráneo Oriental', con un balance de más de 40 toneladas de droga incautadas.

En el último medio año, los dispositivos de control dispuestos en ruta comercial del Mediterráneo por las autoridades de Francia, Italia y España han derivado en la interceptación de seis buques que portaban una importante carga de hachís.

La operación 'Lamed' arranca cuando medios aéreos de Vigilancia Aduanera detectan, el pasado sábado, un pesquero sospechoso, de tipo arrastrero, a unas 49 millas náuticas al sureste de Cartagena. La embarcación presentaba evidentes signos de falta de mantenimiento y cuidados mínimos, además de estar navegando por una zona inusual para este tipo de barcos de arrastre.

Acto seguido, la tripulación del patrullero 'Abanto' de Vigilancia Aduanera procedió a efectuar un control sobre el pesquero, de nombre 'Avenir de Safi II'. Al realizar el control del barco, los funcionarios de Vigilancia Aduanera descubren en la bodega de frío del pesquero cerca de 300 fardos, de los comúnmente utilizados para el transporte del hachís, que, a falta del pesaje oficial, podrían contener cerca de 9.000 kilos de esta droga.

De inmediato se procede a la detención de los seis tripulantes de la embarcación, así como a la aprehensión de la embarcación y posterior traslado de la misma al puerto de Cartagena, donde el pesquero se encuentra atracado desde la madrugada de ayer, domingo. Tanto los detenidos, como el buque y la droga, han pasado ya a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Cartagena.

Ruta abierta

Esta nueva operación parece ratificar la importancia de esta nueva ruta abierta para el tráfico de hachís, denominada 'del Mediterráneo Oriental'. En los últimos seis meses, por parte de Italia, Francia y España se ha procedido a la aprehensión de los buques 'Adam', 'Gold Star', 'Luna-S', 'Moon Light', 'Avenir de Safi II' y un pesquero egipcio sin nombre (operaciones, estas tres últimas, desarrolladas por Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria).

Todas estas embarcaciones portaban cantidades que llegaban hasta las 30 toneladas de hachís. Con la finalidad de controlar esta nueva tendencia en el tráfico del hachís, el Departamento de Aduanas de la Agencia Tributaria ha establecido una vigilancia sobre la zona en base al análisis de objetivos con un patrón semejante, fruto de la cual ha sido posible esta última aprehensión.

Los investigadores sospechan que la ruta del Mediterráneo Oriental estaría siendo empleada por organizaciones situadas en países del norte de África, que transportarían importantes cantidades de hachís en barcos de tipo mercante o pesquero, y que serían almacenadas en estos países.

Utilizando estas embarcaciones, la droga se distribuía posteriormente hacia Europa, sin descartar que, en algunos casos, pudieran ser utilizadas como buques nodriza para transbordar el hachís a otras embarcaciones menores, que las introducirían directamente en las costas españolas o italianas.
Europapress