***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

COMIENZA EL JUICIO PARA LOS 4 HOMBRES QUE FUERON DETENIDOS POR AGENTES DEL SVA CUANDO INTENTABAN ALIJAR 2 TONELADAS DE HACHIS EN IBIZA

Los cuatro hombres juzgados por intentar introducir más de dos toneladas de hachís en Ibiza en 2008 negaron ayer todas las acusaciones. Dos de ellos ya fueron condenados en junio de 2009 en la primera parte de este proceso.

Según el Ministerio Fiscal, el marroquí H. M. M. transportó la droga desde Ceuta. A 35 millas de Ibiza, introdujo los 70 fardos en la embarcación ´Ludemar´, en la que viajaban los ibicencos A. T. T. (el propietario de la lancha) y J. R. R., que se iban a encargar del traslado de los 2.100 kilos de hachís hasta es Vedrà, donde les esperaban los otros acusados, el también ibicenco J. C. T. y B. C. S., natural de Reus (Tarragona). La Fiscalía ha valorado la droga en más de tres millones de euros.

Dos patrullas de Vigilancia Aduanera interceptaron la ´Ludemar´ el 16 de mayo de 2008 a las 23.50 horas diez millas al sur de es Vedrà. En el registro posterior en el coche de B C. S., en Sant Antoni, encontraron casi 500 pastillas de éxtasis.

En la vista oral celebrada ayer por la Audiencia Provincial de Balears en Ibiza declararon como acusados H. M. M. y B. C. S, y como testigos J. R. R. y A T. T. El quinto acusado, J. C. T. (también nacido en la isla), está prófugo de la justicia.

H. M. M. se negó a contestar a las preguntas de la fiscal. Según su abogado, no pudo transportar la droga hasta Balears puesto que el 16 de mayo de 2008 se encontraba en situación de tercer grado penitenciario por otra causa y tenía que dormir en la prisión de Melilla. «No traje ninguna barca. No descargué fardos. No conozco a J. R. R. ni a A T. T.», negó el acusado. La fiscal pide cuatro años y medio de prisión para él y que pague más de 6 millones de euros de multa.

B. C. S. reconoció que las pastillas de éxtasis eran suyas pero negó cualquier relación con las dos toneladas de hachís. La fiscal consideró en este caso la atenuante de adicción a las drogas y rebajó la petición de condena de cinco a cuatro años de prisión, además de una multa de seis millones de euros por participar en el transporte de los fardos y 5.588 euros más por el MDMA que le intervinieron. Su abogado introdujo tres atenuantes: drogadicción, cooperación con la justicia y dilaciones indebidas del proceso. Solicitó que la condena sea como máximo de 18 meses de prisión.

«Las pastillas eran mías pero de lo de los fardos me enteré por los periódicos. Yo solo era un mecánico que reparó algunas veces la ´Ludemar´», explicó el encausado. Su hermana corroboró que es adicto a las drogas desde hace más de 20 años.

En el juicio también declararon dos agentes de Vigilancia Aduanera y uno de la Guardia Civil, que coincidieron con la versión de la fiscal. J. R. R., condenado en este proceso, dijo que él era «solo un marinero», que hizo el trabajo «que le ofreció A. T. T.» y que no conocía a H. M. M. ni a B. C. S. «La barca salió del puerto de Sant Antoni y la cargaron en alta mar pero yo no sé nada», concluyó. «Desconozco quién lo organizó», añadió A. T. T. La fiscal le preguntó si fue a Andalucía a organizar el viaje. «A Almería fui a pasear», contestó. «Los 30.000 euros que pagué de fianza me los dejaron unos amigos», concluyó.

La sentencia anterior

CONDENADOS
Entre tres y medio y cuatro años de cárcel para dos de los procesados
El 19 de junio de 2009 se celebró el primer juicio por esta causa, que se saldó con un acuerdo de conformidad entre las partes. J. R. R. fue condenado a cuatro años y un mes de prisión y a pagar tres millones de euros. A. T. T., también ibicenco y residente en Sant Antoni, aceptó tres años y medio de cárcel. En su caso se tuvo en cuenta la circunstancia atenuante de su adicción a las drogas. Sin embargo, ambos negaron ayer su relación con el transporte de los fardos de hachís.

Reunión en Sant Antoni

CONTRADICCIONES
Cuatro reconocen que comieron juntos en un bar de Sant Antoni
Cuatro de los hombres juzgados en esta causa (excepto B. C. S.) reconocieron que días antes del 16 de mayo de 2008 comieron en el mismo restaurante de Sant Antoni, pero no juntos. En este punto se produjeron numerosas contradicciones.

http://www.diariodeibiza.es