***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

sábado, 27 de agosto de 2011

LAS MAFIAS CAMBIAN LAS PATERAS DE INMIGRANTES POR LOS ALIJOS DE HACHIS

Las mafias que controlan el narcotráfico y la inmigración ilegal en el norte de África parecen haber cambiado sus rutinas. La llegada de cayucos a las costas alicantinas, habitual hace un año, ha remitido —para concentrarse en el sur de la Península—. Pero, en cambio, se ha registrado un notable incremento del número de alijos.

Tal como adelantaba ABC el pasado 1 de agosto, la Guardia Civil temía que en las costas de la Comunidad se produjese un repunte del tráfico de hachís similar al registrado en el litoral andaluz a principios del verano. Al tenor de las numerosas embarcaciones interceptadas en los últimos días, parece que los temores —fundados en la buena cosecha de este año en Marruecos— se han confirmado.

Solo en esta semana, la Guardia Civil y Aduanas han interceptado tres embarcaciones y detenido a seis narcos frente a las costas de Alicante y Valencia. El jueves, además, se detectó la llegada de otra embarcación a la costa de Santa Pola, aunque no se pudieron practicar detenciones. Fuentes próximas a la investigación señalaron asimismo que otra lancha escapó al dispositivo de Aduanas.

La avalancha de planeadoras con presumibles alijos de hachís ha vuelto a evidenciar la falta de medios que padece el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Alicante. Pese a los éxitos cosechados esta semana en colaboración con la Agencia Tributaria, han sido varias las embarcaciones que —pese a haber sido detectadas— han escapado a los agentes del Instituto Armado. La primera, el pasado sábado, cuando solo se pudieron recuperar 1.000 kilos de hachís —se sospecha que en la embarcación había al menos tres toneladas—. Al llegar a la lancha, la tripulación había desaparecido.

Sin tripulación

El segundo caso se registró, precisamente, el jueves. El radar del SIVE ubicado en el faro de Santa Pola detectó la llegada de la embarcación, pero la Guardia Civil no tenía efectivos disponibles para perseguirla por mar, por lo que se solicitó la colaboración de Vigilancia Aduanera. Cuando llegaron los efectivos, la lancha estaba vacía: la tripulación y el presumible alijo habían desaparecido. Otra lancha escapó por mar.

http://www.abc.es