***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

viernes, 15 de octubre de 2010

AGENTES DEL SVA, CNP Y GUARDIA CIVIL LOCALIZAN EL ENVIO DE MAS DE MEDIA TONELADA DE COCAINA EN MARIN.

Un total de 513 kilos cocaína. Este es por ahora el balance de una investigación conjunta que se lleva fraguando desde hace meses y que ha implicado a distintas unidades de la Policía Nacional, Guardia Civil y Vigilancia Aduanera.
La más de media tonelada de estupefacientes se encontraba en el interior de un contenedor que, en teoría, transportaba lotes de pescado congelado de un kilogramo y que, al parecer, se encontraba en la terminal de descarga de fruta, junto a la dársena pesquera, del puerto de Marín. Sus destinatarios no serían otros que destacadas personas vinculadas con el mundo de la droga de la ciudad de Lugo y sus inmediaciones.
Al cierre de esta edición, aún no se había practicado detención alguna, si bien todas las fuentes consultadas se mostraban convencidas de que a lo largo de la noche de ayer o durante la madrugada y mañana de hoy ya se llevarán a cabo los primeros arrestos. En este sentido, añadieron que, desde que se localizó el alijo, el cerco policial se había ido estrechando sobre los principales sospechosos.
odo parece indicar que tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional comenzaron, cada uno por su lado, una serie de pesquisas hace ya varios meses al tener conocimiento de que se podría estar preparando el desembarco de una importante partida de droga a través de un puerto de las Rías Baixas. En este sentido, las fuentes consultadas señalaron que se habrían llegado a realizar escuchas telefónicas con el objetivo de concretar las personas que pudieran estar implicadas, así como distintos aspectos de la operación.
Las pesquisas de ambos cuerpos habrían desembocado finalmente en una única investigación coordinada por la jueza Estela San José, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo, la misma que se ocupó de investigar la trama de las multas de Lugo o la investigación de unas supuestas irregularidades urbanísticas en el municipio de Castro de Rei.

Partida del buque
Una de las cuestiones que, en principio, se ha descartado, es que la tripulación del buque que transportó el contenedor con la cocaína o la empresa consignataria tengan algo que ver con la droga. De hecho, el mercante ya abandonó hace algunos días las aguas gallegas.
En cualquier caso, las pesquisas desembocaron en la tarde del miércoles pasado en una operación policial en el puerto de Marín. Hasta entrada la madrugada, numerosos agentes de la Udyco -Unidad de Drogas y Crimen Organizado- de la Policía Nacional; del ECO Galicia -Equipo contra el Crimen Organizado- y de la Odaifi -Oficina de Análisis e Investigación Fiscal- de la Guardia Civil; y de la DAVA -Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera- desembarcaron en el puerto pontevedrés.
Los agentes no solo limitaron sus indagaciones al contenedor, donde fueron hallados los más de quinientos kilos de droga, sino que revisaron también otros depósitos de mercancía que se encontrarían en las inmediaciones de aquel en el que se localizó la cocaína. No obstante, estas pesquisas dieron un resultado negativo.
Lo mismo pasó con otros contenedores procedentes de América que, aunque descargados en una terminal distinta del puerto de Marín, también fueron inspeccionados por las fuerzas del orden. En las instalaciones portuarias pontevedresas imperaba ayer una suerte de ley del silencio. Ni siquiera la Autoridad Portuaria de Marín y Ría de Pontevedra conocía detalles de la operación tan básicos como el barco de procedencia o el nombre de la consignataria. O eso aseguraron.
http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2010/10/15/0003_8784948.htm