***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 2 de julio de 2015

"Pompeya" la mayor operación contra el blanqueo de capitales a través de la prostitución

Los investigadores de la Agencia Tributaria contaron con una inesperada ayuda para poner en marcha la operación Pompeya, la mayor contra el blanqueo y el fraude fiscal a través de la prostitución que se ha desarrollado hasta la fecha en España y que desembocó este domingo en el arresto de más de 60 personas y la intervención de 1,5 millones de euros. Decenas de mensajes en foros femeninos de internet afianzaron la sospecha de los agentes de que una empresa con sede en Guipúzcoa que estaba en su punto de mira era utilizada para encubrir el verdadero origen de los ingresos que generaban.
La investigación, que dirige el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, se encuentra bajo secreto de sumario, ayer fueron enviados a prisión los cinco responsables de otros tantos grupos empresariales dedicados a la explotación de prostíbulos en todo el país, detenidos el domingo en el marco de la operación. Los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera, que han analizado más de 750 cuentas bancarias, estiman que, en los últimos cinco años, la actividad económica en negro desarrollada en los clubes alcanzó una cifra estimada de 400 millones de euros, lo que sitúa el presunto fraude fiscal en el entorno de los 115 millones.

La actividad de blanqueo del dinero obtenido a cambio de los servicios sexuales de las prostitutas se llevaba a cabo cobrando con tarjeta a través de un terminal. Detrás del mismo se encontraba una cuenta bancaria de la que era titular esa sociedad guipuzcoana que actuaba como facilitadora, aunque figuraba como apoderada una persona vinculada a los clubes de alterne, que cada cierto tiempo retiraba los fondos en efectivo. Fue el elevadísimo tren de vida de una de ellas lo que sirvió de espoleta para las pesquisas.
La sociedad facilitadora y los clubes de alterne declaraban a Hacienda las operaciones entre ellos como compraventas o arrendamientos, ocultando la verdadera realidad de las operaciones.