***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

domingo, 10 de mayo de 2015

Vigilancia Aduanera, los hombres de la mano en el cogote

Suave. Abre con sutileza el portón de la armería del escuadrón de Vigilancia Aduanera. Es uno de los agentes de esta unidad de élite, la policía económica o policía fiscal del Gobierno. "Dile a quienes están diciendo que no usamos armas que se enteren", suelta este hombre canoso, cincuentón, placa en el pecho. Como sus compañeros, tiene el porte y la decencia de un agente del FBI, la DEA, del Tesoro norteamericano o de la Interpol. No solo pueden trabajar con ellos, son una mezcla de todos. Son los más temidos pues tienen acceso a los datos de Hacienda, entidad a la que están adscritos. Hay una herida que se ha abierto entre ellos y quienes desconocen las labores del grupo de Alberto, el agente de Vigilancia Aduanera que le puso la mano en el cogote al exdirector del FMI, Rodrigo Rato. Alberto es un hombre incorruptible, uno de los ejemplos del cuerpo. "Lo hubiera hecho igual", dice un colega suyo. "Y yo". "Y yo también", afirman, por separado, otros miembros del equipo. Ésta es la fuerza especial que le pone la mano en la nuca a los capos del blanqueo de capitales y el fraude fiscal.

Cuando Alberto volvió del operativo y tras el enorme revuelo mediático [la foto de la detención del exvicepresidente de Gobierno ya había dado la vuelta al mundo], sus compañeros le arroparon. Una cerveza fría para él. "Y al día siguiente trabajó como el profesional que es". Que son todos. Ellos son el cuerpo de Aduanas. Una unidad que se ha asociado a investigaciones con el PP, Podemos, PSOE, Casa Real, empresarios, narcos... Sólo se les puede acusar de actuar contra todos, sin importar ideologías ni el poder del investigado. Por eso la norma es atacarles, y muy poco defenderles. "Sólo el año pasado hubo 88 procedimientos similares al de Rato", cuenta a Crónica Manuel Montesinos, subdirector de Operaciones de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, el jefe directo de Alberto. El balance de los operativos de blanqueo de capitales y fraude fiscal [valoración de atestados sumados a los bienes intervenidos], en los últimos 10 años, es de 4.706 millones de euros. Y se puede multiplicar esta cifra varias veces si adherimos los casos donde han actuado en colaboración con otros cuerpos. La suma de detenidos e implicados: 5.614. Delincuentes y políticos varios. "Les damos donde más les duele. En el bolsillo, en su dinero".

Aunque el nombre de la unidad sea muy poco llamativo, sus labores pueden explicarse mezclando películas y series populares y de culto: The Wire, La reina del Sur, El Niño o Los Intocables. Y Crónica, pese a sus reservas, logra que den la cara por primera vez. Lo hacen por Alberto y por el orgullo de pertenecer al temido cuerpo de Aduanas, los de los chalecos azules. No llega ni a 2.000 miembros. Destaca la gran especialización del equipo: 1.100 dedicados a la investigación y 860 a asuntos marítimos. En total, 1.960 integrantes. Hay abogados, economistas, periodistas, contables... Por la poca convocatoria de plazas, la media de edad es alta y la mayoría está en los 50 años. "Somos un cuerpo de carácter policial", reafirma Montesinos. Funcionarios de la más alta cualificación, una buena parte englobados en las categorías A1 y A2 de la Administración pública, las oposiciones más difíciles y mejor remuneradas [seis categorías existentes: A1, A2, B, C1, C2 y E]. Alberto es, justamente, un A2.

Hoy el foco está sobre ellos pues una de sus principales misiones, como señala la Agencia Tributaria, es actuar "en blanqueo de capitales... así como la persecución, investigación y descubrimiento de la economía sumergida". Y, obviamente, el gran "fraude fiscal".

Fermín (56 años), Gonzalo (56), Domènec (52), Isabel (56)... lucen placas doradas en el pecho. No suelen posar a cara descubierta. Menos en gran grupo. Se atreven para reivindicarse. Para explicar al gran público quienes son... Está Alicia también [algunos nombres se han cambiado por su seguridad], que se dedica a las escuchas telefónicas. "Un hombre debe tener un código", decía Bunk, enigmático personaje de la serie norteamericana The Wire [para muchos la mejor de la Historia y que va de pinchazos policiales]. Y a eso se dedica Alicia, a escuchar, a interpretar códigos, a cazar a los malos. A narcotraficantes a testaferros, blanqueadores de dinero, políticos corruptos... Su área es una de las múltiples patas que sostienen un cuerpo en el que están los mejores. Basta señalar que una mayoría habla inglés. "No necesitamos traductores para ese idioma ni para el francés", asegura Ángel Delgado, director adjunto de Vigilancia Aduanera. Se acomoda la corbata y levanta el mentón, orgulloso. Wendy, Cork, Mars.... Sobre la cabeza de Alicia y de sus compañeros de escuchas están sus trofeos de guerra, los salvavidas de los barcos que han capturado en diferentes operativos. Alicia se distrae por un rato con la cámara Nikon del fotógrafo. Frunce el ceño. "Yo soy canonista".

-¿Quiénes son los más fáciles de escuchar? -le pregunto.

-Los delincuentes de guante blanco. Se creen intocables. Los que realmente son profesionales son los narcotraficantes.

De sus escuchas telefónicas: 'Los más fáciles son los delincuentes de guante blanco. Se creen intocables'

-¿Códigos que le hayan llamado la atención?

- "La abuelita ya está en la ambulancia", decían unos -mira a uno de sus superiores para saber si puede comentar otro-. O "¿Me traes la ropa sucia?".

El primero se refiere a que el envío está hecho; el segundo, al pago del dinero... En los últimos meses, entre 2014 y 2015, las actuaciones de Vigilancia Aduanera contra el fraude fiscal han sido intensas. "Son operaciones como Keops [Córdoba, sector de bebidas alcohólicas, más 37,5 millones de euros involucrados], Fragua [Andalucía, fraude de metales preciosos, por encima de los 21,5 millones], Nehar [Castilla-La Mancha, fraude en hidrocarburos superior a 10 millones], Adato [Barcelona, superior a 6,7 millones ], Pitágoras [Alicante, importaciones asiáticas, más de 100 millones de euros], Cobra [Almería, fraude de IVA superior a 12 millones de euros]...", resume Hacienda. Mas es su lucha contra el blanqueo de capitales lo que les ha puesto en el foco noticioso. Y la polémica.
Tumba alcaldes

"Es muy injusto para una unidad que acumula éxito tras éxito y que es muy discreta", consideran sus altos mandos. "En el año 2014 se han denunciado 109 delitos de blanqueo, por un importe global de 486 millones de euros, habiendo intervenido bienes por un valor de 36,5 millones de euros. La tipología de las operaciones es muy variada, destacando fundamentalmente las actuaciones derivadas de la Operación Pokemon, en la que se investigan varios delitos: fraude fiscal, blanqueo y delitos contra las administraciones públicas". Pokemon involucra a miembros de distintos partidos. "Políticos gallegos tanto del PSdeG-PSOE, como del PP, están siendo investigados por presuntos episodios de corrupción", aseguró EL MUNDO. Quizás ningún otro caso ejemplifica mejor su imparcialidad. Caen de izquierda y derecha. Imputados ediles como Francisco Rodríguez de Ourense (PSOE) o Ángel Currás de Santiago de Compostela ( PP). Le han apodado "la investigación que tumba alcaldes".

Su precedente es la Operación Campeón, comisiones irregulares a cargos públicos: cayeron diputados del PP, del BNG y supuso el encausamiento de José Blanco (PSOE).

Los capos de la droga también caen tras ser investigados por Vigilancia Aduanera. "La Audiencia Nacional ha confirmado las condenas a célebres narcotraficantes como Marcial Dorado o Juan Carlos González, Culebras, con importantes penas privativas de libertad [en conjunto casi 100 años de cárcel], y decretan el embargo de bienes que van desde casas, coches, fincas y sociedades a yates de lujo y obras de arte. Además, hemos impuesto multas por 400 millones de euros".
El hijo de Pujol

El hundimiento del heredero político de Jordi Pujol también ha sido fruto de la labor de Vigilancia Aduanera. Queda para la historia del cuerpo este nombre: Oriol Pujol Ferrusola. Fueron ellos quienes hicieron las escuchas telefónicas que arruinaron su futuro. Iba para president y terminó expectorado del partido que fundó su padre. También Aduanas elaboró los informes financieros que probaban sus nexos con pagos irregulares, muy específicamente en el caso de las ITV. "Eso es literatura de Vigilancia Aduanera", soltó el hereu, destrozado por las evidencias. Patéticamente reconoció las voces de las conversaciones telefónicas pero señaló "que las afirmaciones son falsas". El revolcón se llevó por delante a su esposa, a sus amigos y socios. "Te van a regalar una ITV, ¿es que no la quieres?", decía Sergi Pastor, amigo de Oriol Pujol. "Tú que te preocupas tanto por 200.000 y por 500.000, oye, si te puedes ganar seis millones en esta operación tranquilamente, no sé qué más quieres".

Esta frase -"literatura de Vigilancia Aduanera"- los agentes involucrados la atesoran casi como un tatuaje mental. Cuatro palabras que demuestran su buen hacer. Es precisamente la literatura con mayúsculas la que mejor ha descrito su labor. Arturo Pérez-Reverte, en la que se considera una de sus obras cumbres, La reina del Sur, suelta epítetos para elogiar la labor de estos agentes. A quienes considera, sin dudar, "hombres honrados".

"En los últimos tiempos he hablado mucho de esos tipos y de su curro, y sé que no les gusta... leí algo que no me gustó: el comentario de un miembro de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que por lo visto nos considera a los de Vigilancia Aduanera compañeros, sino competencia", escribió Pérez-Reverte en una columna. "Hacen un trabajo admirable y peligroso por cuatro duros al mes". Sobre todo, se confiesa admirador por su labor en los helicópteros. "Teniendo en casa a un colega norteamericano que estuvo en Vietnam, me contaba éste lo chachis que eran los pilotos de helicóptero de aquella guerra... Para cerrarle la boca le puse una cinta de vídeo rodada hace 12 años a bordo del helicóptero del Servicio de Vigilancia Aduanera... Tus pilotos, le dije al gringo, eran una puñetera mierda. Chaval. Éste es un piloto".
'Caso Noos'

Sí, el caso Noos también. Allí está Numa-3173, el nombre clave del agente de Aduanas que ha investigado las cuentas. Curiosamente, estudió tres años de Periodismo. Ha trascendido que tuvo en sus manos las declaraciones de la renta de la Infanta Cristina y de Iñaki Urdangarin. El juez Castro sólo confía en él. Han trabajado juntos desde 2011. Es él quien ha interpretado la documentación. Cuando las presiones fueron terribles, Castro pidió que Numa-3173 fuera adscrito a su juzgado. Se denegó su pedido. Y siguió colaborando, en silencio. Numa-3173, cazador de datos, ha forjado otro hito en este cuerpo.
Monedero

La investigación iba en serio. El fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, recuerda siempre cuando conoció cara a cara a Vigilancia Aduanera. En el comunicado de prensa de febrero de este año desmintiendo que "hubiera cometido fraude a Hacienda" los menciona. "La notificación [de la apertura de un expediente de inspección tributaria] no ha seguido los cauces ordinarios, sino que al hacerse a través de agentes de aduanas se ha buscado una sobreactuación con fines claramente intimidatorios".

Sabían los de Podemos que la presencia de estos agentes implicaba que serían auditados en profundidad. Tras ello, Monedero reconoció que tuvo que regularizar 425.000 euros que facturó su empresa por sus asesorías a Venezuela y otros países... El escándalo finalmente estalló y ha sido su gran revés. La semana pasada Monedero dimitió de la dirección del partido que creó con Pablo Iglesias.

Otra actuación a subrayar, según ellos, en los últimos 12 meses es la denominada Operación Juguetes, menos mediática. "Trata de la subvaloración de mercancías importadas -en su mayor parte, textiles y calzados-, procedentes de China. Es un fraude superior a 100 millones de euros, realizado por operadores económicos de origen chino", dice la información oficial. "Esta investigación culminó el pasado mes de diciembre. Se llevaron a cabo 25 entradas y registros simultáneos, sitos en Madrid, Toledo, Almería y Alicante. Resultaron imputadas 29 personas".

Los trazos continúan. De unas pistas llegan a otras. De un caso al siguiente. "Somos los que, cuando se apagan los focos, entramos en silencio a investigar libros contables, recibos...", afirma Montesinos Díez de la Lastra, uno de los mayores expertos en España en blanqueo de capitales. Quizás el caso que mejor se ciña a este espíritu de unir cabos y desentrañar redes es el de Gao Ping: la Operación Emperador. Su limitado número les impidió afrontar solos las más de 100 detenciones que se debían llevar a cabo y trabajaron conjuntamente, como suele ser, con otros cuerpos de seguridad. De ahí que apenas se vieran sus chalecos azules en las retransmisiones televisivas.

Este caso acabó con la orgía de lujos del magnate chino. Sólo en la caja fuerte de su mansión madrileña tenía cinco millones de euros en efectivo y diamantes por 600.000 euros. La red era tan enorme que tras el destape se supo que Luis Bárcenas, extesorero del Partido Popular, utilizaba el mismo especialista en blanqueo de dinero que Gao Ping. El mismo contable que Francisco Correa. Quien no es otro que el suizo Arturo Fasana, escrutado en profundidad. "La lista Falciani es una tontería al lado de la lista Fasana", decía la semana pasada en entrevista con EL MUNDO, Álvaro Pérez, el Bigotes de la Gürtel.

Así de lejos se llega con los análisis resultado de las misiones de este cuerpo. La Operación Juguete, por cierto, en esta línea, deriva de la Operación Emperador. Es el resultado de funcionarios analizando contabilidades difusas. Crípticas. Así pueden destapar hasta el tráfico de material prohibido para el programa nuclear de Irán....
'El Niño'

Por ser uno de los equipos que más captura de drogas hace en el mundo, de esa experiencia, de esas persecuciones tremebundas en el Estrecho, nació uno de los taquillazos del año pasado, El Niño de Daniel Monzón. Aunque en la ficción el coprotagonista Daniel Tosar es policía, el personaje está inspirado en la labor de un agente de Vigilancia Aduanera. "Para hacer la película me impuse a mí mismo tratar de entender el punto de vista de los dos bandos. He sobrevolado con Luis Tosar el Estrecho en un helicóptero en labores de búsqueda, porque se nos permitió acompañar a Vigilancia Aduanera. También me metí en una lancha rápida. Y descubrí la tremenda euforia que te producen esas persecuciones", ha reconocido Monzón en una entrevista en la revista Jotdown. "Cuando corres a esas velocidades en una lancha en mitad de la noche, con un horizonte abierto... No hay límites".
Otra mano en la nuca

La fama del cuerpo de Aduanas de incorruptibles y de no dejarse intimidar por los mayores millonarios de España quedó refrendada no únicamente con la caída de Rato. La escena de la detención, sin paliativos, a un poderoso se repitió con Raúl López López, el dueño de una de las mayores empresas de transporte de España, Monbús. Bajo la Operación Cóndor se le apresó por delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales, falsedad, tráfico de influencias y cohecho. Pasó tres noches detenido. López, quien heredó de su padre una empresa que solamente en activos posee más de 80 millones de euros, a su salida de prisión dijo: "Es una situación que no hubiera deseado". Como la corrupción está encadenada, este procedimiento nació de las pesquisas del caso Pokemon.

Urdangarin, la Infanta, Monedero, Gao Ping, millonarios, narcos varios... El balance tras hablar con estos cincuentones de rostro adusto [quienes cobran no más de 2.500 euros mes de media, incluidas horas extras y complementos]: no son sólo los que le pusieron la mano en el cogote de Rato. Son los que van a por los grandes defraudadores si toca... Sin remilgos. El mejor balance de su honor y prestancia lo hace Pérez-Reverte: "Eficacísimos profesionales que se juegan la vida porque así se ganan con decencia el jornal. Hombres honrados, tranquilos y valientes, a los que tengo el privilegio de llamar amigos".
Fuente: http://www.elmundo.es/cronica/2015/05/10/554d0d80e2704e28308b4572.html