***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Una embarcación en llamas y otra hundida durante una operación antidroga

Efectivos de la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera abordaron ayer dos embarcaciones presuntamente dedicadas al narcotráfico y rescataron a sus cuatro tripulantes, que resultaron heridos leves después de que una de las lanchas, de unos cinco metros de eslora, saliera ardiendo durante la operación, lo que provocó una gran llamarada que fue visible desde diferentes puntos de la playa de Cádiz. Aunque la investigación continúa abierta, todo hace indicar que fueron los propios ocupantes de esa embarcación los que podrían haber prendido fuego para evitar que las Fuerzas de seguridad se hicieran con su carga. En este barco viajaban tres personas, mientras que en el otro, que acabó hundiéndose, lo hacía solo una persona. Todos ellos tuvieron que ser rescatados del mar por miembros de la Benemérita y de Vigilancia Aduanera, que los trasladaron con heridas leves al hospital Puerta del Mar, desde donde hoy pasarán a las dependencias de la Guardia Civil, como paso previo a su declaración ante el juez que instruirá la causa por presunto tráfico de sustancias estupefacientes.

La persecución se prolongó durante algunas millas, hasta que los tripulantes decidieron hundir sus barcos, algo que consiguieron solo con uno de ellos.

Los hechos tuvieron lugar sobre las cinco y media de la tarde de ayer a varios kilómetros de la costa, frente a las aguas de Cortadura, pero la intensa humareda que se veía desde la costa hizo que numerosos bañistas alertaran a las fuerzas de seguridad de lo que estaba ocurriendo

martes, 26 de agosto de 2014

Detenido en el aeropuerto de Sevilla tras intervenirle 2 kilos de pasta de cocaína


Una actuación conjunta de la Guardia Civil y La Unidad de Vigilancia Aduanera de la AEAT. La droga, pasta de cocaína prensada, fue localizada en un marco de listones de manera, en el doble fondo de una maleta.

Componentes de la Unidad de Vigilancia Aduanera de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) y de la Guardia Civil del Servicio Fiscal del Aeropuerto de Sevilla han detenido a un individuo de origen colombiano y con nacionalidad española, de 57 años, por un supuesto delito de contrabando y contra la salud pública tras intervenirle dos kilogramos de pasta de cocaína en su maleta.
Así, el día 19 en un vuelo procedente de Sao Paulo (Brasil), vía Río de Janeiro y Lisboa (Portugal), en el marco de los controles que lleva a cabo el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria según perfiles de riesgo, se registró la maleta de un pasajero que resultó sospechosa y que, en un reconocimiento superficial, pasó desapercibida para los agentes. Posteriormente, tras la inspección radiológica del equipaje, dio resultado positivo en detección de estupefacientes.

De esta manera, una vez realizado un examen exhaustivo, se descubrió en el interior del equipaje la presencia de dos kilogramos de una pasta de color blanco. Así, el ahora detenido, utilizó como medio de ocultación de la droga el doble fondo de su maleta, en cuyo interior se encontró un marco de listones de madera relleno de una pasta de cocaína, de color blanco y forma laminada.

La persona detenida, dueño y responsable del equipaje, de 57 años, de origen colombiano y nacionalidad española, vecino de Valdemoro (Madrid), quien aparentaba realizar un viaje turístico. Esta intervención forma parte del plan de lucha contra el contrabando de estupefacientes establecido por la Agencia Tributaria.

sábado, 23 de agosto de 2014

Desarticula en Ibiza una organización de presuntos narcotraficantes

Una operación conjunta del Servicio de Vigilancia Aduanera y el Equipo contra el Crimen Organizado de la Guardia Civil de Balears se ha saldado esta semana con la detención de al menos diez presuntos narcotraficantes en Ibiza.

Los arrestados, todos de origen magrebí, formaban parte de una banda organizada de tráfico de estupefacientes que llevaba varios años operando por toda la isla. En concreto, la red controlaba puntos de venta de droga en Sant Antoni, Sant Josep, Santa Eulària y Vila.

Durante la operación, las fuerzas de seguridad también se han incautado de aproximadamente catorce kilogramos de hachís, 800 gramos de cocaína y 30.000 euros en metálico en varios registros domiciliarios. Dos de los presuntos narcotraficantes fueron arrestados la semana pasada y los otros ocho, en intervenciones estos últimos días.

Al margen de la cantidad de droga encontrada, fuentes policiales destacan que la importancia de la operación, que se puso en marcha hace mucho tiempo y es el fruto de largas investigaciones, deriva de la propia estructura de la banda de narcotraficantes. No se trata de delincuentes de paso durante la temporada turística, sino que la organización estaba formada por residentes, perfectamente asentados en Ibiza, con un gran control del menudeo en la venta de estupefacientes y con ramificaciones por toda la isla.

Las investigaciones todavía continúan abiertas y Guardia Civil y Vigilancia Aduanera no descartan que se produzcan nuevas detenciones.

jueves, 21 de agosto de 2014

6 detenidos presuntamente implicados con una plantación de marihuana ubicada en una plaza de toros


Era una plaza de toros, pero, desde fuera, parecía un enorme invernadero. La Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera han localizado un vivero con cientos de plantas de marihuana que crecían en el coso privado de una finca en el término municipal de Almogía, según ha podido confirmar SUR.

La operación, bautizada con el nombre de ‘Verde y oro’, se ha saldado hasta el momento con seis detenidos, entre los que se encuentra Manuel Aranda, exconcejal del PSOE en Almogía y hermano de Diego, el edil de Izquierda Unida que fue arrestado en abril del año pasado con 180 plantas de marihuana en una casa de su propiedad, causa que finalmente fue archivada al considerar la jueza que no hubo delito.

En esta ocasión, las pesquisas se iniciaron a raíz de la colocación de una serie de toldos de plástico en la plaza de toros, situada en la zona del cortijo Los Pilones. Las primeras vigilancias revelaron además que había un hombre dando vueltas por el perímetro de la finca, lo que acrecentó las sospechas.

Tras meses de investigación, los agentes de la Unidad de Policía Judicial del cuartel de Coín y los funcionarios de Vigilancia Aduanera identificaron a las personas presuntamente involucradas en la organización, que, según los indicios recabados hasta el momento, se dedicaría a la producción de marihuana en Málaga para exportarla al extranjero.
La redada acabó ayer con seis detenidos no descartándose nuevos arrestos.
También se llevaron a cabo tres registros, uno en un domicilio particular y los otros dos en sendas fincas, una de ellas en la que se encuentra el coso taurino y la segunda, en Casares.

Entre ambos viveros, los agentes se han incautado de más de 500 plantas así como un importante número de hojas trituradas y otras ya procesadas. Aunque aún están pendientes del pesaje definitivo, se especula con que puede haber más de 50 kilos de marihuana listos para venta.

Maquinaria industrial

Según las pesquisas, la plaza de toros convertida en invernadero sería el principal centro de producción de la organización, que disponía incluso de maquinaria industrial –habrían alquilado una desbrozadora– para tratar la cosecha.

sábado, 16 de agosto de 2014

Intervenidos 125 kilos de cocaína en Vigo

El miércoles se descubrió el último alijo en el Puerto de Vigo. En el interior de un contenedor procedente de Sudamérica se intervinieron varias mochilas con un total de 125 kilos de cocaína que estaban camufladas entre la mercancía legal que figuraba en la importación: bolsas de atún en aceite de oliva. De momento no hay detenidos y el Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo, en funciones de guardia se ha hecho cargo de caso.

El alijo, que habría superado los 4 millones de euros en el mercado ilegal, fue incautado por el equipo contra el crimen organizado de la Guardia Civil, Eco Galicia, y el Servicio de Vigilancia Aduanera.
Una vez localizados los paquetes de cocaína el miércoles, fueron retirados y trasladados a la Comandancia de Pontevedra por los agentes antes de notificar el hallazgo al juzgado de guardia vigués. Un día después de la incautación se remitió el atestado policial al Juzgado Instrucción 3 de Vigo dando cuenta del decomiso de la cocaína e incluyendo algunas fotografías, para solicitar autorización judicial para su destrucción.

El conocimiento previo de la llegada del alijo por parte de los investigadores y la gran cantidad de droga intervenida, llevan a sospechar la existencia de una trama perfectamente organizada que, o fue alertada de que el contenedor estaba vigilado, o sufrió algún contratiempo que impidió recoger los 125 kilos de cocaína.

La fuerte presión y el control que ejerce la Unidad de Riesgo de la Aduana de Vigo, frenó en los últimos dos años la entrada de alijos de cocaína ocultos en contenedores. Lo cierto es que cualquier mercancía legal sirve a los narcos para intentar introducir sus cargamentos de droga.
Los mayores alijos de droga en contenedores desde Sudamérica -en partidas de hasta 800 kilos- se intervinieron en Vigo en los años 2010 y 2011. La cocaína entró oculta en legumbres congeladas e incluso en la madera de los palés. Pescado congelado, marisco, plátanos e incluso carbón han sido utilizados para dar cobertura legal a la droga.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Intervenidas 45.000 cajetillas de tabaco de contrabando en Cádiz

"Un chorro de tabaco", según la expresión de uno de las personas que intervino en la operación, fue incautado el pasado lunes en el puerto de Cádiz. Ese indeterminado "chorro" se tradujo al final en cifras más exactas, que de cualquier forma no deja de ser una barbaridad para el profano: más de 4.500 cartones, que hay que multiplicar por diez si queremos hablar de cajetillas, la mayoría de la marca Chesterfield. El valor aproximado de lo incautado ronda los 200.000 euros.

La operación, llevada a cabo por personal de la Guardia Civil y de Vigilancia Aduanera, se desarrolló a mediodía del lunes, en un control realizado a la llegada del ferry de Canarias. Un camión que venía en el buque, sin carga y procedente de las islas levantó las sospechas de los agentes, que procedieron a apartarlo e inspeccionarlo. De resultas de esta inspección, una de tantas como se realizan normalmente a la llegada de este barco procedente de las Canarias, se comprobó que tanto los laterales de la caja del vehículo como el techo presentaban unas características llamativas. Tanto que cuando se levantaron unos paneles apareció su carga disimulada, la verdadera razón para que el camión viajara a Cádiz: el "chorro de tabaco" señalado al principio. Y eso es lo que parecía cuando los agentes empezaron a tirar de los soportes donde venían encajadas y comenzaron a caer sobre el muelle de Cádiz las cajetillas: tantas como más de 46.000. Naturalmente, el conductor del camión fue detenido y el vehículo requisado.

El cargamento encontrado el lunes es uno de los más importantes, en cuanto a número de cajetillas, de los requisados en el puerto de Cádiz en los últimos años. La aprensión de tabaco de contrabando es algo más o menos frecuente en los muelles gaditanos, pero los miles de cajetillas que iban llenando cajas y cajas ante los ojos sorprendidos de los agentes no tiene comparación, al menos en los cinco últimos años, y duplica y en algunos casos triplica la cantidad media hallada en las intervenciones más recientes, en los años 2013 y 2011.

martes, 5 de agosto de 2014

El TS ordena reabrir la causa contra los narcos del "Mayak"

El Tribunal Supremo ha anulado el archivo del procedimiento contra los ocho tripulantes sirios de la embarcación Mayak interceptada en marzo a 65 millas al sur de Málaga con 15.300 kilos de hachís a bordo. El Alto Tribunal ha revocado el auto de la Audiencia Nacional que acordó el sobreseimiento de la causa y la puesta en libertad de los ocho detenidos en aplicación de los nuevos criterios de justicia universal.

En una sentencia firmada el 27 de julio, los magistrados ordenan reabrir el procedimiento y seguir adelante con la investigación. Otra cuestión será las facilidades que haya o no para localizar a los ocho tripulantes detenidos en esta operación de los que no se sabe nada desde el pasado 30 de abril, cuando recogieron las pertenencias que tenían en la embarcación, anclada en el Puerto de Málaga desde que se intervino la droga.

La sentencia detalla que el mercante Mayak, con bandera de Sierra Leona, había estado en la rada de Málaga entre los días 12 y 14 de marzo "esperando órdenes". El 14 de marzo a las 11:00 levó anclas y puso rumbo hacia el Estrecho de Gibraltar. Inicialmente su destino era Ceuta. Sin embargo, a las 23:00 recibió nuevas instrucciones de su armador para que se dirigiera a Orán (Argelia).

A la mañana siguiente el armador volvió a contactar con la embarcación para indicarle que parara las máquinas y esperara instrucciones. La sentencia del Supremo señala que esta anotación "es la última que figura en el diario de navegación".

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo recoge también cómo la patrulla aérea de Vigilancia Aduanera sobrevolaba la bahía de Alhucemas a las 6:00 del 16 de marzo cuando detectó la presencia del Mayak "navegando en paralelo a la costa con las luces de navegación apagadas".

Treinta minutos después, los agentes de Vigilancia Aduanera observaron cómo dos embarcaciones neumáticas "de gran porte" navegaban en paralelo también con las luces apagadas "haciendo una deriva y rumbo de interceptación" que sugería que iban a encontrarse con el Mayak. Una hora después alcanzaron el mercante, comenzando el transbordo de la mercancía.

El abordaje de Vigilancia Aduanera se produjo a las 9:16, en aguas internacionales a 52 milla al suroeste de la isla de Alborán y a 65 millas al sur de Málaga. En el interior se intervinieron 15.300 kilos de hachís y un teléfono satélite. La agencia antidroga americana (DEA, en sus siglas) tenía sometido a vigilancia este teléfono.