***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

domingo, 30 de marzo de 2014

RESULTADOS SERVICIO VIGILANCIA ADUANERA EN 2013; 10,3 MILLONES CAJETILLAS TABACO CONTRABANDO, 139 TONELADAS HACHÍS Y 15 TONELADAS COCAÍNA

El Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria (AEAT) aprehendió 10,3 millones de cajetillas de tabaco en 2013, el 18,6 % más que en 2012, tras reforzar las actuaciones contra el tráfico a pequeña escala y contra las nuevas formas de introducción de la mercancía.

La mayor incidencia de contrabando a pequeña escala se ha detectado tanto en los envíos postales como en las incautaciones a viajeros por vía aérea y la introducción de tabaco procedente de territorios con baja fiscalidad, especialmente de Gibraltar.

La directora de Aduanas e Impuestos Especiales, Pilar Jurado, explicó en un encuentro informativo que del total de cajetillas de tabaco aprehendidas, 6,7 millones, se corresponden con incautaciones que han dado lugar a denuncias por delito de contrabando, el 5,4 % más que el año anterior.

El resto incautado, 3,6 millones de cajetillas, se corresponden con infracciones administrativas (que implican una menor cuantía por expediente), el 55,5 % más que en 2012.

Las actuaciones respecto al tabaco permitieron evitar un fraude en derechos de aduanas, IVA e impuestos especiales de más de 35 millones de euros, en tanto que supusieron la detención de 145 personas y la denuncia de 81 presuntos delitos de contrabando.

Asimismo, en 2013 la AEAT se incautó de casi 15 toneladas de cocaína, el 117 % más, y 139 toneladas de hachís, el 27 % más que el año anterior.

Según Jurado, el aumento coincide con la reactivación de la denominada "ruta atlántica" en el caso de la cocaína y la apertura de la nueva "ruta del Mediterráneo oriental" para el hachís, con alijos procedentes de países donde hay inestabilidad política, como Egipto, Libia o Túnez.

sábado, 29 de marzo de 2014

OPERACIÓN "SUESA"; INTERVENIDOS 18 KILOS DE COCAÍNA OCULTOS EN CILINDROS HIDRÁULICOS

El Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y la Guardia Civil han aprehendido 18 kilos de cocaína ocultos en el interior de 54 cilindros hidráulicos mediante un sistema "muy complejo". La droga había sido enviada de la República Dominicana a la localidad cántabra de Beranga, pero fue detectada en el aeropuerto de Barajas

   Uno de los detenidos es dominicano y los otros tres españoles, uno de ellos dueño del taller de ajo al que iba destinada la droga, han informados los responsables de la operación en un comunicado.

   La operación, denominada 'Suesa', se inició el 22 de enero de 2014, cuando funcionarios de la Agencia Tributaria y la Guardia Civil detectaron en el aeropuerto de Barajas un envío procedente de la República Dominicana con un peso de más de media tonelada. El envío contenía cinco cilindros hidráulicos con destino Cantabria.

   Con el fin de detener a los destinatarios de la droga, se iniciaron las investigaciones pertinentes.

   El 23 de enero, por la mañana, se procedia a la detención de dos personas encargadas de recibir el envío, un español de 46 años, residente en Cantabria, y un dominicano de 39 años,  a los que se les imputa un delito de contrabando y contra la salud pública.

   Posteriormente se detuvo a otras dos personas más en los locales de la empresa destinataria de la mercancía, un taller mecánico situado en la localidad cántabra de Ajo. Se trata de dos ciudadanos españoles, uno de 57 años y otro, propietario del taller, de 32, que se encontraban esperando el envío.

   En el interior del vehículo intervenido a uno de los detenidos se localizó, en la parte trasera, una máquina de envasar al vacío, una balanza de precisión y útiles de los usados en el proceso de transformación de sustancias estupefacientes.

   Según los responsables de la operación, el sistema de ocultación de la droga era "muy complejo". Fue necesario solicitar la ayuda del Cuerpo de Bomberos de Santander para proceder a la apertura de los cilindros, que se realizó en presencia de la Secretaria Judicial.

   La droga venía oculta en el interior de cada brazo hidráulico, en un tubo cilíndrico que, a su vez, contenía en su interior pequeños cilindros de pesos que oscilaban entre 360 gramos y 416 gramos aproximadamente. La droga intervenida tenía un peso de 18,7 kilos.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Santoña que instruye las diligencias previas.

viernes, 28 de marzo de 2014

UNA OPERACIÓN CONJUNTA DE GUARDIA CIVIL Y VIGILANCIA ADUANERA PERMITE LA INCAUTACIÓN DE 380 KILOS DE COCAÍNA EN VALENCIA

La aprehensión tuvo lugar en los primeros días de marzo, después de que la Unidad de Análisis de Riesgo (UAR) del puerto de Valencia, integrada por la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (Odaifi) de la Guardia Civil y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA) de la Agencia Tributaria, decidiera inspeccionar un contenedor cargado con baldosas de cerámica que una empresa enviaba desde Argentina a España.

El buque que cargaba el contenedor, que había partido de un puerto argentino a mediados de febrero, llegó a principios de mes a Valencia. Nada más descargar, se produjo el hallazgo de los 380 kilos de cocaína, pero los responsables de la mercancía importada no se hicieron cargo del contenedor hasta la semana pasada.

Para entonces, el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Comandancia de Valencia ya había dado cuenta del hallazgo al juez de guardia, quien había autorizado la entrega controlada de la mercancía.
Los investigadores pusieron en plan un dispositivo de seguimiento del camión que se hizo cargo del contenedor, e intervinieron cuando estaba descargando en un almacén de Aspe que, al parecer, había sido alquilado para la ocasión.

Los cuatro hombres detenidos en ese momento fueron trasladados a Valencia y puestos el pasado viernes a disposición del juez, que ordenó su ingreso en prisión.

miércoles, 26 de marzo de 2014

INTERVENIDOS 17 KILOS DE MARIHUANA EN UN DOBLE FONDO DE UN COCHE

La Guardia Civil de Cantabria, con el apoyo del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, ha detenido en el Puerto de Santander a E.J.P. y A.N.M., un hombre y una mujer vecinos de Sabadell (Barcelona) de 32 y 25 años de edad respectivamente, tras localizar en un doble fondo del vehículo con el que pretendían embarcar al ferry con destino a Inglaterra más de 17 kilos de marihuana. Por estos hechos, se imputa a ambos arrestados un delito contra la salud pública.
La droga estaba oculta en 35 paquetes envasados al vacío y escondidos en la parte inferior del depósito de gasolina y fue incautada el pasado 22 de marzo, cuando efectivos del Resguardo Fiscal de la Guardia Civil y el Servicio de Vigilancia Aduanera tenían desplegado en el Puerto de Santander un operativo con motivo de embarque de personas y vehículos en un ferry con destino a Inglaterra, al objeto de detectar el posible transporte de explosivos o drogas. Este operativo, tal y como informa la Guardia Civil en un comunicado, se realiza cada vez que hay movimientos de viajeros y vehículos en el Puerto de Santander.

Los paquetes intervenidos estaban etiquetados con la leyenda 'critical bilbu', lo que indica que su contenido era una variedad de cannabis con un potente efecto y muy apreciada entre los consumidores.
Tras el hallazgo, se detuvo al hombre y la mujer que viajaban en el vehículo, a los que también se les intervino dinero, un teléfono y un ordenador portátil. Tras ser puestos a disposición judicial, el hombre, E.J.P., ingresó en prisión.

martes, 25 de marzo de 2014

PIDEN 17 AÑOS DE PRISIÓN PARA EL ARMADOR DEL "RATONERO" POR UN ALIJO DE 1.700 KILOS DE COCAÍNA

5

El barco Ratonero, de 17 metros de eslora, zarpó a finales de enero de 2012 de su puerto base de O Grove con cuatro tripulantes en dirección al mar Cantábrico donde solía ir a faenar. Pero dos semanas después, el pesquero fue abordado por Aduanas en aguas internacionales, cerca de las islas Azores. Según los investigadores, su armador, José Luis Devesa, de 44 años, había abandonado la captura de la caballa por un alijo de 1,7 toneladas de cocaína valorado en 90 millones de euros.

 La actividad en la pesca del propietario del barco era presuntamente una tapadera. José Luis Devesa, según la investigación, formaba parte de una organización junto a los marineros José Antonio Búa Padín y Jorge Cono Fernández Barral, y su cometido era abastecer de combustible en alta mar a las planeadoras que iban a descargar los alijos en la costa.
Una de las operaciones en la supuestamente intervino Devesa con su barco se remonta al 15 de agosto de 2008. El Ratonero había salido al encuentro de una lancha de 15 metros de eslora y seis motores de 220 CV que venía de alijar de un barco nodriza tres toneladas de cocaína. Pasaba a la altura de cabo Silleiro cuando los tripulantes se percataron de que habían sido descubiertos por un helicóptero de Aduanas y comenzaron a tirar los fardos al agua. La tripulación llegó de madrugada hasta la playa de A Lanzada (O Grove), donde prendieron fuego a la lanzadera y huyeron en un coche que les estaba esperando. Al día siguiente, la embarcación seguía ardiendo cuando llegaron los primeros bañistas y fue retirada posteriormente por una grúa.

En este alijo de 2008 está implicada la organización que durante la pasada década lideraba Rafael Bugallo, El Mulo, uno de los históricos transportistas de cocaína que ya había pasado por la cárcel. Parte del cargamento, unos 1.700 kilos, pudo ser recuperado del mar, mientras algunos fardos fueron arrastrados por la marea hasta la costa.

Según los investigadores, después de esta operación fallida en 2008, el patrón del Ratonero decidió dar un salto en el escalafón del narcotráfico para participar en uno de los dos últimos transportes de cocaína que se interceptaron de camino a Galicia en 2012. De hecho, la policía no ha vuelto a capturar desde entonces ningún cargamento de esa droga en alta mar.

Para llevar a cabo la recogida, transporte e introducción en España de la cocaína, Devesa contrató supuestamente a los marineros Álvaro Agustín Verdera Vieira, José Francisco Fernández Suárez y Albino González Pérez. Todos dijeron en la cofradía y a sus familiares que iban a pescar caballa al norte de la Península cuando, según sostiene la investigación, habían planeado salir al encuentro de un buque nodriza para recoger 1.700 kilos de cocaína en pleno Océano Atlántico.

A bordo del pesquero también viajaba Enyer Eduardo Holguín Correa, el presunto contacto de la organización colombiana propietaria de la droga y el encargado de supervisar el transporte transmitiendo por radio las posiciones de los barcos para coordinar el encuentro de ambos y la planeadora que iba a descargar los 90 fardos en tierra. Siguiendo con el guion planificado, el 21 de febrero tres experimentados lancheros de la ría de Arousa, José Manuel Cores Losada, José Antonio Búa Padín y Baltasar Vilar Durán, salieron al encuentro del Ratonero con una planeadora de 14 metros y cuatro motores. Pero la policía controlaba el transporte de la droga desde su salida de Venezuela, por lo que se había montado un dispositivo que coordinaba un juzgado de Vigo con la intervención de una patrullera del Servicio de Vigilancia Aduanera que logró abordar el pesquero esa misma madrugada en aguas internacionales.

Cuando los lancheros se aproximaron al pesquero y avistaron el buque de Aduanas dieron media vuelta y emprendieron la huida. Al no poder repostar el combustible que llevaba a bordo el Ratonero se vieron obligados a dirigirse a la isla portuguesa de Madeira, el punto de tierra más cercano, abandonando la embarcación en la localidad de Paul do Mar. Después de varios días de fuga, los tres lancheros fueron detenidos por la Policía Judiciaria portuguesa. Cada uno llevaba 500 euros en el bolsillo que les había proporcionado la organización.

La fiscalía pide para el armador José Luis Devesa 17 años de cárcel y multa de 300 millones de euros, pena solo superada por la solicitada para el intermediario sudamericano. Para el resto de los acusados el fiscal rebaja las penas a 13 y 10 años prisión y fija las multas en 200 millones para cada uno.

jueves, 20 de marzo de 2014

ABSUELTO UN CONDENADO A 5 AÑOS DE PRISIÓN POR UN ALIJO DE 3,2 TONELADAS DE HACHÍS

El Tribunal Supremo ha absuelto a A.D.G.B., condenado por la Audiencia Provincial de Cádiz a cinco años, un mes y quince días de cárcel por un alijo de 3,2 toneladas de hachís incautado en 2009 en Sanlúcar. Por contra, el alto tribunal no ha admitido los recursos de casación interpuestos por J.M.G.V. y A.M.O., ambos también procesados y condenados por este mismo delito contra la salud pública, ratificándose así la pena impuesta de cinco años.

En primera instancia, el magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial consideró probado que alguien contactó con J.M.G.V., patrón del pesquero Serrano Segundo, para emplear el barco en el transporte de drogas desde el norte de África hasta las costas de la provincia de Cádiz a cambio de una compensación económica.

El patrón, agrega la primera sentencia, contactó a su vez con A.M.O. y A.D.G.B. para que participasen en la operación. En la madrugada del 2 de julio de 2009, con unas coordenadas marinas, el Serrano Segundo zarpó del puerto de Bonanza, en Sanlúcar, en busca de otro buque.

En el punto acordado, el pesquero cargó 108 fardos de hachís (3,2 toneladas) que fueron depositados en la bodega y en la sala de máquinas. Luego, los marineros pusieron rumbo al puerto sanluqueño. Ya con el barco en el dique de abrigo -señala la sentencia recurrida- A.M.O. y A.D.G.B abandonaron el lugar. J.M.G.V., por su parte, vigilaba la operación en tierra.

Pero también controlaban los movimientos los funcionarios de Vigilancia Aduanera, que una hora más tarde acudieron al muelle y comprobaron, a través de la rendija de un tambucho de popa y con la ayuda de una linterna, que en la bodega del SerranoSegundo había varios fardos de arpillera de los habitualmente usados para el transporte de hachís.

La resolución de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial especifica que el pesquero fue trasladado entonces al puerto de Cádiz y que allí, una vez obtenida la correspondiente autorización judicial, fue registrado en presencia del patrón. Los investigadores hallaron allí los 108 fardos que contenían 3.297 kilos de hachís.

Ahora bien, la nueva sentencia del Tribunal Supremo recoge que A.D.G.B., defendido por el abogado José Álvarez, debe quedar absuelto de este delito contra la salud pública, con la agravante de extrema gravedad por la cantidad incautada y el empleo de buque, por haberse vulnerado su derecho fundamental a la presunción de inocencia. Dice el Supremo que "ninguno de los datos aportados por los testigos permite relacionar al recurrente con el teléfono intervenido", terminal desde el que se mantuvieron las conversaciones para el traslado de la droga.

miércoles, 19 de marzo de 2014

VIGILANCIA ADUANERA APREHENDE 1.200 KILOS DE HACHÍS EN UNA EMBARCACIÓN Y DETIENE A SUS DOS TRIPULANTES

El Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria ha aprehendido 1.200 kilos de hachís en la madrugada del 14 de marzo en aguas del Estrecho de Gibraltar. La droga era transportada en una embarcación semirrígida.
 
La operación se inició cuando medios aeronavales de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria localizaron en aguas del Estrecho una embarcación neumática semirrígida sin luces que se dirigía hacia la bahía de Algeciras, presumiblemente con una importante carga de hachís.
 
Se dispuso el operativo oportuno para impedir el alijo y se interceptó la embarcación en la desembocadura del río Guadarranque donde quedó varada. Sus dos tripulantes, de nacionalidad española intentaron huir entre unas viviendas cercanas sin éxito, siendo detenidos.
 
Una vez realizado un exhaustivo registro por la zona, se encontraron cuarenta fardos de arpillera, de los habituales en el tráfico ilegal de drogas que había transportado la embarcación, procediéndose a su incautación. Los fardos contenían 1.200 kilos de hachís.
 
Todas las actuaciones, la droga, la embarcación y los detenidos fueron puestos a disposición del titular del Juzgado de los de San Roque en funciones de guardia. 
 
Las investigaciones continúan abiertas y no se descartan nuevas detenciones.

IMPUTADOS DE NUEVO ORIOL PUJOL Y SU MUJER EN EL CASO DE LAS ITV

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha imputado por presunto soborno al diputado de CiU en el Parlamento catalán Oriol Pujol; a su mujer, Anna Vidal, y a los empresarios Sergi Alsina y Ricard Puignou dentro del caso de la supuesta trama para la concesión irregular de ITV.
El magistrado Enric Anglada ha decidido, tras escuchar este martes a las partes, "la continuación del presente procedimiento" dentro de la investigación de las ITV, donde Oriol Pujol ya estaba imputado por presunto tráfico de influencias.

El juez ha aceptado la petición de la Fiscalía y ha citado a estos cuatro imputados, y también ha convocado a otras seis personas como testigos, incluido el que era encargado de la Generalitat para la negociación de las ITV, Josep Tous.

Sostiene que "hay indicios racionales" de que Oriol Pujol cometió un delito de soborno, y alude al escrito del fiscal anticorrupción Fernando Maldonado que considera que el político exigió 30.000 euros a Puignou por votar en el Parlamento a favor de los intereses del empresario  en la tramitación de la Ley de Seguridad Industrial de 2008.

El fiscal, basándose en informes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), sostiene que Oriol Pujol ejecutó las pretensiones de Puignou "valiéndose de su cargo en beneficio propio y traicionando el interés público".

  Lo hizo presuntamente a través del empresario ya imputado Sergi Alsina, amigo personal del político, para hacer que el grupo de CiU en el Parlamento catalán presentase enmiendas a la ley a petición de Puignou, gestiones por las que presuntamente cobró.

Puignou presuntamente pagó por esto 80.000 euros en 2008 a Alsina, mientras que el supuesto abono a Oriol Pujol "por los servicios prestados" se hizo a través de una mercantil de su mujer, también imputada.

El magistrado todavía no ha fijado fecha para las declaraciones de los imputados pero, según han informado fuentes judiciales, no serán antes de Semana Santa; se ha dado la circunstancia de que la primera imputación del político --entonces por tráfico de influencias-- se produjo hace justo este miércoles un año, el 19 de marzo de 2013.

lunes, 17 de marzo de 2014

EL SERVICIO DE VIGILANCIA ADUANERA INTERCEPTA UN MERCANTE QUE TRANSPORTABA 12 TONELADAS DE HACHÍS

Un mercante de 63,5 metros de eslora llamado 'Mayak' ha arribado este lunes al Puerto de Málaga con 12 toneladas de hachís a bordo, tras ser interceptado por el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en una operación desarrollada en el Mar de Alborán. El barco ha quedado bajo custodia policial.

El dispositivo en alta mar fue desarrollado este domingo por el buque de operaciones especiales Fulmar, del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), adscrito a la Agencia Tributaria, en colaboración con las autoridades aduaneras francesas e italianas.

En la operación han sido detenidos ocho miembros de la tripulación, todos ellos de origen sirio, y se han recuperado 400 fardos de 30 kilogramos de hachís cada uno.

Los detenidos, junto con la embarcación y la droga intervenida, han pasado a disposición judicial, según han informado el delegado de la Agencia Tributaria en Málaga, Juan Rico Martínez, y el capitán del Fulmar, Jesús García de Leániz Caparrós.

El buque llamó la atención de las autoridades porque hacía maniobras en el Mar de Alborán, y la zona en la que se encontraba no es habitual para un barco de estas características. Por ello, establecido el oportuno dispositivo aeronaval, el patrullero de operaciones especiales Fulmar de Vigilancia Aduanera se dirigió a la zona para interceptar el buque.

Una vez localizado y con autorización del país de abanderamiento, se abordó el mercante, y se localizaron unos 400 fardos distribuidos entre la bodega de popa y la propia cubierta, por lo que "era relativamente fácil verlos", según Rico Martínez.

El barco fue de hecho abordado cuando acababa de completar la carga, y la tripulación no opuso resistencia porque "estaba todavía estibando". "Se les sorprendió totalmente", ha apostillado.

La nueva ruta de la droga

Por el rumbo que llevaba el buque mercante, que podría haber sido utilizado en otras actuaciones de este tipo, se prevé que se dirigiese hacia las costas gaditanas.

Según el capitán del Fulmar, ha habido un cambio en la manera de operar por parte de estos grupos, empleando ahora barcos más grandes para introducir la droga. Con esta operación, desde el pasado mes de junio son ya seis las aprehensiones de grandes cantidades de hachís realizadas por Aduanas en la nueva ruta del Mediterráneo oriental, con un balance de más de 75 toneladas de droga incautadas.

Para ello, ha sido fundamental la implantación de dispositivos de análisis y control en la ruta comercial del Mediterráneo por las autoridades de Francia, Italia y España, que han derivado en la interceptación de 11 buques que portaban grandes cargas de hachís.

Esta nueva operación ratifica la importancia de esta ruta abierta para el tráfico de hachís. En el último año, por parte de las autoridades de Italia, Francia y España se ha procedido a la aprehensión de los buques Adam, Gold Star, Luna-S, Moon Light, Avenir de Safi II, un pesquero egipcio sin nombre, dos más en Italia, Berk Kaptan, A la Voluntad de Dios y ahora el mercante Mayak.

Seis de estas operaciones se han realizado por Vigilancia Aduanera. Todas ellas transportaban cantidades que llegaban hasta las 30 toneladas de hachís.

Con la finalidad de controlar esta nueva ruta del tráfico del hachís, el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria ha establecido una vigilancia intensiva y permanente sobre la zona, evaluando el riesgo del tráfico marítimo de mercancías e intensificando la colaboración internacional.

Como en sus cinco anteriores actuaciones, la aprehensión del mercante Mayak ha sido resultado de esta estrategia. Las organizaciones de narcotraficantes son ágiles y flexibles, adaptándose rápidamente a los nuevos escenarios.

El control de la ruta del Mediterráneo oriental y de este tipo de embarcaciones es sumamente complejo. Los investigadores sospechan que esta ruta estaría siendo empleada por organizaciones situadas en países del norte de África.

Transportarían importantes cantidades de hachís en barcos de tipo mercante o pesquero, buques comerciales que efectuarían transportes legales y, a su salida, con una breve parada técnica, reciben importantes cantidades de droga para su traslado a los países más orientales del Mediterráneo.

Estos barcos también pueden ser utilizados como buques nodriza para transbordar el hachís a otras embarcaciones menores, que las introducirían directamente en la costa comunitaria, española, francesa o italiana.

jueves, 13 de marzo de 2014

APREHENDIDOS 7 KILOS DE COCAÍNA DE GRAN PUREZA EN EL AEROPUERTO DE LOIOU

El Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria ha aprehendido 7 kilos de cocaína en el aeropuerto de Bilbao, que se encontraban ocultos en el interior de seis figuras decorativas de piedra con forma de pájaros. La operación se ha saldado con la detención de tres personas y el desmantelamiento de una organización internacional dedicada al contrabando de estupefacientes. La droga, de gran pureza, hubiera supuesto en el mercado ilícito 66.000 dosis, con un valor de 400.000 euros.
Según ha informado la Delegación del Gobierno central en el País Vasco, la operación, denominada 'Birds Hunt', comenzó al descubrirse una organización internacional dedicada al contrabando de estupefacientes en el marco del control de las importaciones que se realizan en los recintos aduaneros.
Con la intención de aparentar una operación comercial, la organización se sirvió de una empresa radicada en Río de Janeiro, Brasil, para enviar por vía aérea al aeropuerto de Bilbao un cargamento de 300 pájaros de piedra decorativos de diferentes tamaños. Funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, con la colaboración del Resguardo Fiscal de la Guardia Civil, procedieron a una inspección radiológica del cargamento con una furgoneta escáner móvil de la Agencia Tributaria.
En la inspección se detectó la presencia de sustancias anómalas en seis de los pájaros. Una vez abiertas las figuras, se constató la presencia de una sustancia sospechosa. Tras la prueba del 'narcotest', pudo comprobarse que se trataba de cocaína de gran pureza.
Inmediatamente se activó la segunda fase de la operación, procediéndose a la detención y posterior puesta a disposición judicial de los tres principales dirigentes de la organización: dos ciudadanos de nacionalidad brasileña y uno de nacionalidad española.

sábado, 8 de marzo de 2014

EL SVA DA UN NUEVO GOLPE AL NARCOTRÁFICO AL APRESAR UN BUQUE CON MAS DE 13 TONELADAS DE HACHÍS

El estrecho control que el Servicio de Vigilancia Aduanera mantiene desde hace meses sobre un nueva ruta marítima utilizada por los traficantes marroquíes de hachís para traer a Europa su mercancía, ha vuelto a traer éxitos a ese departamento de la Agencia Tributaria (AEAT) en la provincia. La patrullera 'Arca' adscrita a la Agencia Tributaria amarró en la tarde del pasado jueves en el Puerto de Almería tras apresar un buque cargado con más de trece toneladas de hachís. La embarcación de media altura del Servicio de Vigilancia Aduanera, en colaboración con la Aduana francesa, interceptó al buque con bandera egipcia a «escasas millas del litoral almeriense».
El barco fue escoltado hasta el Puerto de Almería entre grandes medidas de seguridad hasta el Muelle de Rivera, lugar donde se encuentra atracado hasta que se produzca el desembarco de la droga. Según ha podido saber este periódico, el último golpe de la AEAT contra el narcotráfico se ha saldado con la detención de los ocho tripulantes del viejo pesquero tras hallar en su bodega y en los depósitos de combustible algo más de 13.000 kilos de hachís repartidos entre algo más de un centenar de fardos.
Esta nueva operación eleva a cinco las aprehensiones de grandes cantidades de hachís que Vigilancia Aduanera ha realizado en los últimos meses. Una cantidad que viene a ratificar que la llamada 'Ruta del Mediterráneo oriental' está siendo empleada por organizaciones de narcotraficantes situadas en países del norte de África. Las incautaciones por parte de Vigilancia Aduanera en aguas de Almería ponen de manifiesto que los 'narcos' transportan importantes cantidades de hachís en barcos de tipo mercante o pesquero, buques comerciales que efectúan transportes legales y, a su salida, con una breve parada técnica, reciben importantes cantidades de hachís para su traslado a los países mas orientales del Mediterráneo.
Operación 'Bósforo'
El puerto de la capital va a acoger mañana un nuevo desembarco de droga que se suma a los 12.000 kilos de hachís intervenidos por la AEAT en Almería hace apenas dos semanas. En esa ocasión fue el todopoderoso 'Fulmar' -una de las embarcaciones de la AEAT más grandes destinadas a operaciones especiales- quien interceptó, en el marco de la operación 'Bósforo', un pesquero con bandera turca, el 'Berk Kaptan', cargado con un total 12.000 kilos de hachís repartidos en 480 fardos, droga que habría alcanzado un valor superior a los 30 millones de euros en el mercado ilícito.
Patrulleras de los servicios aduaneros de Francia, Italia y España han aprehendido ocho buques mercantes y pesqueros en el último año encargados de redistribuir por puertos europeos la droga producida en los mercados marroquíes. Junto al recién interceptado con bandera egipcia y el 'Berk Kaptan', el Servicio de Vigilancia Aduanera de la AEAT ha dado caza a los buques 'Adam', 'Gold Star', 'Luna-S', 'Avenir de Safi II', un pesquero egipcio sin nombre y el 'Moon Light'. Este último abordaje, realizado bajo la operación 'Selene' de la AEAT y llevada a cabo en aguas de Almería, supuso el segundo mayor alijo de hachís detectado en nuestro país. Un total de 18.000 kilos de esta droga, repartidos en más de 600 fardos, que hubieran alcanzado un valor superior a los 55 millones de euros en el mercado ilícito.

LOS MEDIOS AÉREOS DEL SERVICIO DE VIGILANCIA ADUANERA VOLVERAN A SER OPERADOS POR EL EJÉRCITO DEL AIRE


Después de casi cuatro años, la Agencia Tributaria va a cancelar la privatización y a devolver al sector público la gestión de sus aviones. El servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) tiene una flota de aviones y helicópteros que se dedican a vigilancia de fronteras, y especialmente patrullan las costas para interceptar contrabando.

En 2010, la UTE formada por Airbus Military e Inaer recibió la adjudicación de un contrato para la «operación técnica de vuelo, suministro de repuestos, mantenimiento y administración de la flota de aviones» de Aduanas, por un valor de 5'5 millones de euros.

Pero estos días la Agencia Tributaria está concretando el retorno a la gestión pública, como fue antes de este contrato, y el Ejército del Aire será el encargado de gestionar la flota. Detrás de esta decisión está, por una parte, el ahorro que supondrá, ya insinuado por la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas; y por otra, las reiteradas quejas sobre la gestión que ha realizado esta UTE durante casi cuatro años.

En varios informes remitidos por técnicos del SVA se denuncian incumplimientos del pliego de prescripciones técnicas por parte de Airbus e Inaer. Entre ellos, estaba el compromiso de tener tres bases con aviones operativos las 24 horas, que nunca se cumplió. La realidad es que una de esas tres bases apenas se utilizó y acabó cerrada (la de Santiago de Compostela), y que en las otras dos (en Málaga y Alicante) los aviones han estado funcionando, como mucho, al 50%.

Además, durante estos años la pequeña flota aduanera, compuesta por seis aviones CASA 212, ha perdido la mitad de sus aparatos. Dos de los aviones tenían que ser matriculados con una placa civil, porque tenían una militar de cuando la gestión era pública, y sin ella no podían volar. Se tardó más de dos años en hacerlo, y los aviones estuvieron en un hangar.

El tercero está «canibalizado», y se ha ido desguazando para reponer piezas de otros aparatos, por lo que tampoco puede volar. Además, de los 11 pilotos que tenía que haber, sólo cuatro han estado en activo, acompañados ocasionalmente por otros cuatro provenientes de otra contrata que tenía Inaer con la Secretaría General de Pesca y Salvamento Marítimo.

En su informe, la CORA dice que los medios aéreos de la Administración General del Estado tienen «unos costes de explotación muy superiores debido a la dispersión, la contratación externa y atomización de recursos necesarios para el mantenimiento y operación», y por eso propone devolver al Ejército del Aire esas competencias mediante convenios de colaboración.

En las últimas semanas se han estado manteniendo reuniones para delimitar las competencias que se devolverán al Ejército y las que podrían mantenerse privatizadas, según fuentes de la Agencia Tributaria y de Defensa.

El servicio de Vigilancia Aduanera tiene una flota de siete helicópteros en las bases de San Javier, Algeciras, Almería y Vigo. Tres de ellos son modelos de más de 30 años, los BO-105, que actualmente se están retirando en otros cuerpos del Estado, como la Guardia Civil, y sustituyendo por otros más modernos. En la Agencia Tributaria, en cambio, se ha tomado la decisión de invertir cerca de 500.000 euros en cada uno para equiparlos con cámaras de última generación y ampliar su radio de acción, con más horas de vuelo, cubrir mayores distancias e incluir vuelos nocturnos.

jueves, 6 de marzo de 2014

JUZGAN A 4 PRESUNTOS NARCOS POR INTENTAR INTRODUCIR 3.556 KILOS DE HACHIS EN ESPAÑA

La Sección Primera de la Audiencia de Huelva abre hoy juicio contra cuatro supuestos traficantes por un alijo de 3.556 kilos de hachís, intervenido por la Guardia Civil  en julio de 2011 en dos embarcaciones en el puerto pesquero de Isla Cristina y en el de El Rompido (Cartaya).

La Fiscalía solicita seis años de prisión para cada uno de los presuntos traficantes y multas millonarias de entre 22 y 25 millones de euros. El precio de la droga intervenida en el mercado negro hubiera alcanzado los 21 millones.

Los hechos se remontan al 2 de julio de 2011, a raíz de una investigación llevada a cabo por  Vigilancia Aduanera de Huelva y agentes del Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil en relación con dos embarcaciones de recreo por su presunta utilización en operaciones de narcotráfico.

Aquel día, uno de los barcos entró por el río Carreras paralelo al puerto pesquero de Isla Cristina hasta llegar al astillero Conrado Moreno, propiedad de un acusado,  que remolcó la embarcación al interior de una nave, en la que se hallaron 1.658 kilos de hachís.

La otra embarcación cuando fue interceptada por agentes del Servicio Marítimo en cerca del puerto deportivo de Marina El Rompido, que contenía en su interior, dividido en fardos, un total de 1.898 kilos de hachís.