***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Solicitan 324 años de cárcel para implicados con el alijo de 3.000 kg de cocaína del "Riptide" abordado por el Servicio de Vigilancia Aduanera de la AEAT

A las tres menos cuarto de la madrugada del 29 de mayo del año pasado, el Petrel, buque de operaciones especiales dela Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria , procedía al abordaje del buque Riptide en alta mar. En su interior fueron hallados 113 fardos de cocaína, con un peso cercano a las tres toneladas y con un valor de mercado de 295.000.000 de euros. Las investigaciones propiciaron la detención de 18 personas para las que ahora la Fiscalía pide un total de 324 años de cárcel.

El fiscal señala a Marcos Vigo, Antonio Carballa y al vilanovés José Luis Viñas como los encargados de la organización del alijo. Para cada uno de los tres acusados, el ministerio público pide un total de 21 años y 3 meses de cárcel y dos multas de ochocientos millones de euros por delitos contra la salud pública y de coordinación y dirección de organización criminal.

Para el venezolano Jesús Iglesias solicita el escrito de acusación 18 años y 9 meses de prisión por los delitos contra la salud pública, el delito de integración en organización criminal y el de tenencia ilícita de armas. La pena se elevaría a 19 años para el vilanovés Francisco Javier Suárez, con antecedentes penales por narcotráfico, y a veinte años y seis meses para José Manuel Rodríguez. Para cada uno de los otros trece procesados el fiscal solicita una pena de diecisiete años y meses de cárcel y dos multas de 800 millones de euros. Se trata del meañés Rafael Couto, del pontevedrés pero con domicilio en Vilanova Rogelio Collado, de los vigueses Iván Méndez y Juan Domingo Covelo, Luis Miguel Iglesias, el venezolano José Gregorio Hernández, el coreano Song Su Kil y los indonesios Sulianto Saha, Suwarto, Iswadi Binta y Yudi Sutomo.

El ministerio público afirma en su escrito de acusación que todos ellos «formaban parte de una organización criminal que tenía como finalidad última y exclusiva la introducción en España y el tráfico ilícito de sustancias estupefacientes, concretamente cocaína para lo cual contaban con diversos medios especialmente complejos y específicos para el tráfico de droga así como con una estructura jerarquizada».

En este sentido, el fiscal señala a Marcos Vigo, Antonio Carballa y José Luis Viñas como los receptores de la droga y a José Gregorio Hernández como el representante de la organización sudamericana que les suministraba la cocaína y que había sido «enviado específicamente para controlar el cumplimiento de los acuerdos». Francisco Javier Suárez desempeñaría la función de intermediario entre los contactos. Jesús Iglesias y José Manuel Rodríguez «eran los encargados de proporcionar el transporte marítimo de la cocaína hasta las costas españolas». En cuanto a Nelson Beltrán y Luis Miguel Iglesias apunta el escrito que «fueron los encargados de buscar un barco que acudiera al lugar fijado» una vez que el Pixapo, averiado, no podía hacerlo. A Juan Domingo Covelo, Rafael Couto e Iván Méndez los señala como los encargados de transportar la coca desde alta mar hasta las costas gallegas. Rogelio Collado «fue el encargado de recibir y acomodar en Galicia a José Gregorio Hernández». Por último, los indonesios y el coreano formaban la tripulación del Riptide, en la que Song Su Kil sería el capitán.