***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Londres protestará por la presencia de patrulleras del Servicio de Vigilancia Aduanera y de la Armada en aguas del Peñón

La primera de estas que el Ministerio de Exteriores británico considera incursiones se produjo el martes y fue protagonizada por un barco del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria española. El segundo fue ayer mismo y, según testigos presenciales, lo provocó el Tarifa (P64), un patrullero de altura que está integrado en la Fuerza de Acción Marítima de la Armada española, que tiene su base en Cartagena y cuyo principal objetivo es "la vigilancia, inspección y apoyo a la flota pesquera en pesquerías internacionales y en el caladero nacional".

En ambas ocasiones la Royal Navy salió al encuentro de los barcos antes de que estos abandonaran las proximidades del Peñón, esas aguas que España no reconoce como británicas y que son motivo constante de litigio con el reino Unido. Fue el Convento el que matizó que esta vez sí se producirá una protesta diplomática ante España al considerarse como incursiones y no "paso inocente" la presencia de los barcos en las cercanías de la Roca.

Esta decisión del Foreign Office llega después de que se hayan escuchado bastantes voces en Gibraltar en contra del cambio de timón que parece haber dado el Gobierno de Londres a la presencia de barcos españoles en las proximidades de la Roca. Consideran ciertos sectores gibraltareños que Reino Unido, que es el encargado de velar por la defensa de las aguas, adolece de celo en esta tarea desde hace algunas semanas. Unas declaraciones del comandante de las Fuerzas Británicas, el comodoro Ian McGhie, en la televisión parecen definir la nueva posición, más relajada. "Hay que tener cuidado con lo que pedimos, porque debido a la geografía del lugar ningún buque de guerra del Reino Unido sería capaz de entrar o salir del estrecho de Gibraltar si no transitando por aguas territoriales españolas".