***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

sábado, 1 de febrero de 2014

OPERACIÓN POKEMON; EL SVA DETECTO HASTA 12 ENVÍOS DE SOBRES CON DINERO PARA PRESUNTAMENTE PAGAR "FAVORES"

Los funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera-SVA que se hicieron cargo de la investigación encargada por la jueza instructora de la Operación Pokemon siguieron el rastro de los envíos de dinero en efectivo que llegaban mediante un servicio de transporte urgente a la delegación regional de Vendex y cuyo destino final era Lugo, supuestamente para "pagar favores o influencias".

Así figura en uno de los atestados instruidos por los funcionarios de Vigilancia Aduanera, incorporado al sumario de la Operación Pokemon, que sitúa en el epicentro de las sospechas, como posibles receptores de esos sobornos, al que fuera concejal de Economía y Urbanismo de Lugo y expresidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Fernández Liñares, y al propio alcalde de la ciudad, José López Orozco.

El citado informe, instruido por los supuestos delitos de blanqueo de capitales, cohecho continuado, prevaricación, contra la Hacienda pública, organización, uso de información privilegiada y tráfico de influencias, figura entre las diligencias incorporadas al sumario, al que EFE ha tenido acceso.

Los funcionarios que redactaron el informe hacen constar que en el transcurso de la investigación detectaron diferentes envíos "presumiblemente de dinero" que el Grupo Vendex remitía desde Madrid con destino a la sede regional de la empresa, ubicada en la ciudad de A Coruña.

Para esos envíos se utilizaba "siempre" un servicio de transporte urgente, lo que hizo sospechar a los investigadores y los llevó a intervenir diferentes conversaciones mantenidas entre el delegado de Vendex en Galicia, José María Tutor; el propietario del grupo, Gervasio Rolando Rodríguez; el responsable de la empresa de O.R.A en Lugo -filial de la compañía investigada-, Javier Reguera; y Francisco Fernández Liñares.

Los encargados del caso llegaron a registrar al menos doce envíos, "presuntamente de dinero", entre abril de 2011 y enero de 2012 y, aunque como origen de los mismos figuraba una de las sociedades del grupo Vendex en Madrid, los investigadores sostienen que eran remitidos de forma "personal" por el responsable de la empresa, Gervasio Rolando Rodríguez.

De hecho, en el citado informe aclaran que los sobres iban dirigidos a filiales del grupo en A Coruña, pero cuando llegaban a sus oficinas, eran depositados en el despacho de José María Tutor, que inmediatamente era avisado por "teléfono" de su llegada.

Sobre esa circunstancia inciden los funcionarios de Vigilancia Aduanera, porque "sólo" por este "tipo de envíos" era "alertado" José María Tutor, a pesar de que la empresa recibía muchos otros "sobres y paquetería".

Además, cuando el delegado regional tenía constancia de su llegada, llamaba a la secretaría de Gervasio Rolando Rodríguez para confirmar la "recepción" de los mencionados sobres.

En las conversaciones telefónicas intervenidas, para disimular el contenido de esos envíos, los sospechosos utilizaban una especie de "sistema de claves convenidas" y se referían a los sobres como "botes de pintura", "el convenio" o "esos papeles", entre otras fórmulas.

Los funcionarios de Vigilancia Aduanera indican en su atestado que "el responsable del traslado y entrega del dinero a su último destinatario" era supuestamente el delegado provincial de Doal -filial de Vendex y concesionaria del servicio de la ORA en la capital lucense- en Lugo, Javier Reguera.

"Una de las personas que presuntamente ha sido destinatario en reiteradas ocasiones ha sido Francisco Fernández Liñares", sostienen los investigadores, quienes también destacan las "enormes cautelas" que Reguera y el exconcejal se tomaban para ejecutar las entregas, normalmente en uno de los dos domicilios del que fuera responsable de Economía y Urbanismo en Lugo.

De hecho, destacan que "merecen un especial comentario por su complejidad las entregas de dinero" entre ambos, por el uso de "referencias en clave para concretar" la recepción, bien en el domicilio del exedil en la ciudad o bien en el chalet que tiene en un barrio de las afueras, en Carretera Vieja de Santiago.

"Todos" esos "indicios" llevan a los investigadores a "presumir" que esos envíos se utilizaban para trasladar "dinero desde el Grupo Vendex en Madrid hasta Galicia, con la finalidad de pagar favores o influencias ejercidas por determinadas personas".

De hecho, sostienen que otra de las posibles "personas receptoras del contenido de esos envíos" sería el alcalde de Lugo, de acuerdo con una "conversación interceptada el día 5 de septiembre" entre Gervasio Rodríguez y José María Tutor, unido al hecho de que el delegado de Vendex en Galicia y Reguera "identifican" a "José López Orozco como el cura y el sacerdote".

Recuerdan, asimismo, que el grupo Vendex fue adjudicatario, por parte del Ayuntamiento de Lugo, de los contratos para gestionar el sistema de aparcamiento O.R.A o el servicio de Información Turística, mientras que Cechalva, "sociedad relacionada" con Javier Reguera y otro de los imputados, el empresario Manuel Santiso, se hizo con el contrato de la grúa