***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

viernes, 28 de febrero de 2014

LA UE PERMITE LA DESTRUCCIÓN EXPRESS DE PEQUEÑOS ENVÍOS EN LAS ADUANAS

pasado 1 de enero se empezó a aplicar en la UE el nuevo reglamento nº 608/2013 de vigilancia aduanera en protección de la propiedad industrial e intelectual. El objetivo es prevenir la presencia de productos falsificados en el mercado de la UE y adoptar las medidas necesarias para retener las mercancías que se introducen de manera creciente a través de pequeños envíos de pedidos de compras por Internet, hasta ahora muy difíciles de controlar, ya que estos pequeños paquetes evitaban sobrepasar los límites de lo que puede ser inspeccionado o se pueda entender para uso propio.
Según ha podido averiguar este periódico, el titular de la primera intervención de aduanas concedida en España con alcance nacional es MGA Entertainment, seguido de Columbia Sports Wear Company, Avon España y una compañía del grupo Chanel. Los titulares de las dos primeras intervenciones de aduanas concedidas en España con alcance a toda la UE son dos empresas del grupo Pernod Ricard.
Elzaburu acaba de recibir notificación del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales anunciándole la concesión de diversas solicitudes de intervención aduanera (AFA) siguiendo el procedimiento establecido en el nuevo reglamento comunitario. Elzaburu se convierte así en el primer despacho español en obtener la protección aduanera, tanto a nivel nacional como con alcance a toda la UE. Los primeros interesados en seguir solicitando la protección que confiere el nuevo reglamento son las marcas de lujo, en concreto, de relojes, textiles y moda, y las de productos electrónicos, reseña Juan José Caselles, jefe de departamento antipiratería de Elzaburu.
El nuevo reglamento protege marcas, diseños industriales, derechos de autor o derechos afines, indicaciones geográficas, patentes, certificados complementarios para medicamentos y productos fitosanitarios, obtenciones vegetales, topografías de productos semiconductores, modelos de utilidad y nombres comerciales, así como dispositivos para la elusión de medidas tecnológicas de protección de derechos de autor y moldes o matrices para la fabricación de mercancías infractoras.
Se excluyen las mercancías no comerciales contenidas en el equipaje personal de los viajeros –siempre que la aduana considere que no tienen fines comerciales–, las importaciones paralelas y las sobreproducciones no autorizadas.
En vista de las últimas tendencias en la distribución de productos falsificados (las compras por Internet), el reglamento establece un nuevo procedimiento para la destrucción de pequeños envíos de mercancías. Se define como pequeño envío aquel efectuado por correo postal o servicios de mensajería que contenga tres o menos unidades o tenga un peso bruto inferior a dos kilogramos. Según este procedimiento, las aduanas notificarán la retención del paquete a su destinatario sin contactar con el titular del derecho de propiedad intelectual o industrial y conceden al primero el plazo de 10 días para consentir su destrucción. Si en ese plazo no se opone a la destrucción, las mercancías serán destruidas.
Si el importador se niega a destruir el producto, se comunica al titular del derecho y se establece el procedimiento de destrucción obligatorio cuando en el plazo de 10 días el dueño lo solicite.
Se establece la posibilidad del levante anticipado de mercancías antes de que concluya el procedimiento judicial en caso de diseños industriales, patentes, modelos de utilidad, topografías de productos semiconductores u obtenciones vegetales, siempre que el titular de las mercancías haya aportado una garantía suficiente para proteger los intereses del titular del derecho y que la autoridad judicial competente no haya autorizado ninguna medida cautelar.
El titular de la intervención reembolsará los costes en que hayan incurrido las autoridades aduaneras u otras partes que actúen en su nombre (por almacenaje, manipulación y destrucción) y asumirá los costes de las traducciones necesarias. Los gastos se podrán repercutir al infractor.
¿Llega un reloj falso al destino?
Se puede comprar un reloj falso por Internet, pero cada vez es más probable no llegar a recibirlo: a la entrada en la UE se le aplicará el reglamento relativo a la intervención por parte de las autoridades aduaneras de mercancías sospechosas de vulnerar derechos de propiedad intelectual y, por tanto, será retenido y, en su caso, destruido. Así lo resolvió la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE el 6 de febrero de 2014. Los hechos se remontan a enero de 2010, cuando un ciudadano danés compró un Rolex en una web china. El paquete fue remitido desde Hong Kong a Dinamarca, siendo retenido por la aduana. El importador se opuso a la destrucción por haberlo comprado para uso personal, pero el Tribunal no lo entendió así.