***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

viernes, 22 de febrero de 2013

BLOQUEADAS 233 CUENTAS BANCARIAS A LA RED CHINA QUE BLANQUEO 118 MILLONES DE EUROS

El Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria ha confiscado a la trama mercancías y tabaco por valor de 24 millones y ha detenido a once personas

La trama china de blanqueo de capitales supuestamente capitaneada por C. Z., una empresaria de nacionalidad china asentada desde hace años en Sagunt y que se hacía llamar Aurora, y desmantelada esta semana por la Agencia Tributaria llegó a defraudar 20 millones a la hacienda pública y lavó 118 millones en envíos de dinero a su país. Los funcionarios de Vigilancia Aduanera han bloqueado 233 cuentas bancarias y han confiscado, a lo largo de varios meses, mercancía falsificada y tabaco de contrabando por valor de 24 millones de euros.
Las astronómicas cifras facilitadas ayer por la Agencia Tributaria dan una idea de la magnitud que había alcanzado esta red, a la que se investigaba desde mayo de 2012, y que distribuía los cientos de contenedores importados anualmente a mayoristas y minoristas chinos que operan en los dos mayores centros logísticos de mercancía oriental en España: el polígono de El Carrús, en Elx, y el de Cobo Calleja, en Fuenlabrada (Madrid), donde también tenía extendidos sus tentáculos el "emperador" Gao Ping.
Una de las principales vías de fraude fiscal era, por una parte, declarar en la documentación un precio por unidad muy inferior al real y, por otra, mentir respecto al tipo de mercancía y su cuantía, obteniendo así tanto una rebaja en la cuantía de los aranceles e impuestos que debían abonar, como lograr la entrada de un alto porcentaje de mercancía opaca a los ojos de Hacienda, de tal modo que los beneficios por su venta eran del 100 %. Esas estrategias, al igual que en la trama de liderada por Gao Ping, les permitían vender a precios muy bajos, generando una auténtica competencia desleal. A ello se le une la importación de productos falsificados de primeras marcas y el contrabando de tabaco.
La segunda parte del negocio consistía en dar salida a las grandes cantidades de dinero negro generadas con ese fraude fiscal, que enviaban a China a través de transferencias bancarias llevando el dinero físicamente al sucursales bancarias de distintos puntos del país.
La investigación, que ha estado tutelada por el Juzgado de Instrucción número 20 de Valencia, dio comienzo gracias a una información que los aduaneros franceses facilitaron a sus colegas españoles, cuando en mayo pasado les advirtieron de la entrada por Valencia de un gran cargamento de picadura de tabaco. La Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA) aprehendió siete contenedores de bloques de hormigón en cuyo interior llegaron, desde China, 35 toneladas de tabaco para liar, un producto en alza desde la llegada de la crisis a los bolsillos de los fumadores.
Esa aprehensión, de la que informó en exclusiva Levante-EMV el pasado 7 de julio, acabó por ser el germen de la que Aduanas ha bautizado como "Operación Bella Durmiente", desarrollada el pasado lunes y que permitió la detención de once personas: ocho en Valencia -entre ellas, la cabecilla, C. Z., y su padre, en Sagunt, así como el abogado de la importadora-, dos en Elx y una en Barcelona, sede de varias de las empresas en las que figura con cargo ejecutivo C. Z.
De los once arrestados, sólo seis -la presunta cabecilla, su abogado, dos detenidos más en Valencia y los de Elx- pasaron a disposición del juez de Instrucción número 20, que los dejó en libertad provisional sin fianza, aunque imputados por delitos contra la Hacienda Pública, de contrabando, falsedad documental, contra la propiedad industrial y blanqueo de capitales. Los otros cinco detenidos quedaron libres tras declarar ante los investigadores y a disposición del juez.