***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

miércoles, 2 de enero de 2013

ROBAN 1.000 KILOS DE HACHIS DURANTE LAS 12 CAMPANADAS

  • Diez hombres armados han logrado burlar los dispositivos de seguridad
  • La droga estaba almacenada en una nave del puerto de la capital onubense
  • El robo se suma a una lista ya extensa: Sevilla, Cádiz y Málaga
  • En el momento del asalto solo había un guardia de seguridad privada que no ha sufrido daños a pesar de que fue reducido por los asaltantes

Al menos diez personas han asaltado la madrugada de este martes las instalaciones del Servicio de Vigilancia Aduanera de Huelva y han sustraído entre 30 y 40 fardos de hachís procedentes de las incautaciones de droga practicadas por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la provincia onubense, según las primeras investigaciones.
Según ha podido saber ELMUNDO.es, los hechos han tenido lugar alrededor de la medianoche, aprovechando la entrada del año. Los diez asaltantes irrumpieron en la aduana montados en cinco vehículos todoterreno de alta gama justo cuando tenían lugar las doce campanadas.
Tras el asalto, los ladrones se dirigieron hasta el almacén que custodia la droga intervenida por la costa y por carretera y lograron sustraer 31 fardos de hachís. La droga podría llegar a pesar más de 1.000 kilogramos puesto que cada fardo contiene alrededor de 60 kilos de hachís, apuntan las primeras estimaciones de la investigación.
Los cacos iban encapuchados y armados y los vehículos, con remolque, dotados de inhibidores de frecuencia que han impedido que saltasen las alarmas. En el momento del atraco, el más importante que ha sufrido el servicio aduanero, solo había un guardia de seguridad privada que no ha sufrido daños a pesar de que fue reducido por los asaltantes.
Fuentes del caso han confirmado a ELMUNDO.es que los vecinos alertaron a los agentes de que en el momento de las campanadas, y aprovechando el ruido de los petardos de la entrada del nuevo año, se estaba produciendo un atraco en la aduana. Tras el robo, la Policía Nacional estableció un amplio dispositivo de localización de los cacos que aún no ha dado sus frutos. La Brigada de la Policía Judicial trata de revisar las cámaras de seguridad y de extraer huellas del lugar de los hechos en los que podría estar implicada alguna banda dedicada al tráfico de estupefacientes.
Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huelva, han explicado que el edificio no contaba en el momento de la comisión del robo con la presencia de ningún vigilante de seguridad, según han confirmado desde la Subdelegación del Gobierno, que desconoce si esa circunstancia es habitual o se trataba de una ausencia puntual.
Las mismas fuentes han señalado que la custodia de la droga depende de la Aduana, y ésta, a su vez, de la Agencia Tributaria, y han señalado que, hasta el momento, la Policía no tiene constancia de que los asaltantes fueran armados cuando cometieron el robo.
Este robo viene a sumarse a una lista ya extensa en dependencias policiales, como la que sufrió la comisaría de Cádiz el pasado mes de octubre, de cuyo almacén se sustrajeron más de cien kilos de droga. Anteriormente, en 2009, otros cien kilos de heroína y cocaína desaparecieron de los sótanos de la Jefatura Superior de Policía en Sevilla. En Málaga, en noviembre de 2011, la cámara acorazada del depósito de Sanidad Exterior donde se custodiaba la droga decomisada en operaciones policiales y que contenía 300 kilos de droga en polvo fue reventada y desvalijada.
elmundo