***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

domingo, 16 de diciembre de 2012

EL GUARDIAN DE LOS PUERTOS

Media docena de mozos de almacén aguardan junto a un contenedor de 45 pies (unos 14 metros de largo). Llegan agentes de la Guardia Civil y Aduanas y con una radial cortan los tres precintos de seguridad. Dirigen un foco de luz hacia el interior y empiezan a vaciar el contenido: lotes de mercancía que llegan de China y se dirigen a bazares de Parla.
El contenedor pasó horas antes por el escáner de rayos X con el que cuenta Aduanas en el puerto de Vigo y realiza radiografías en tiempo real de toda la carga. Los especialistas en vigilar el sistema detectaron interferencias en el escaneado, una forma anómala y un vacío inusual en la zona delantera. Estas circunstancias y que la empresa exportadora de la mercancía era la primera vez que operaba con la dársena gallega después de tiempo importando desde China a través de Valencia hicieron saltar las alarmas de la Agencia Tributaria y se decidió que merecía revisarse de forma manual.
La inspección obliga a vaciar todo el contenedor. | Rosa González
A nivel estatal, se mueven 13,9 millones de contenedoresanuales, la mayoría concentrados en cinco puertos, Valencia, Algeciras, Barcelona, Las Palmas y Vigo, y son escaneados una media del 1%, que no pasan el filtro de la Unidad de Análisis de Riesgo de Vigilancia Aduanera. Sólo en el puerto gallego, se escanearon 2.000 a lo largo de 2011. En el caso que nos ocupa, tras pasar por el escáner, se ha decidido un control manual y, para ello, la empresa operadora ha contratado a los mozos de almacén, que empiezan a sacar los bultos.
Lo primero que podían haberse encontrado, nada más abrir las puertas, era la mochila delatora de un 'gancho ciego'. Este método, empleado sobre todo por narcotraficantes para introducir cocaína en España, consiste en introducir bolsas de droga en medio de contenedores con mercancía legal y nada sospechosa para que algún intermediario en el puerto de destino las recoja. Dentro de la mochila dejan nuevos precinto de seguridad como los utilizados por la empresa consignataria en el puerto de partida para que, una vez recogida la 'mercancía', vuelvan a precintar el contenedor como en origen y el delito pase desapercibido.
El uso del escáner ha hecho que este método sea cada vez menos habitual. El último en Vigo se localizó el 26 de noviembre, con el hallazgo de 36 paquetes de un kilo de coca en un contenedor procedente de Perú. Era el segundo del año. "Hace unos años los puertos gallegos tenían el mismo número de ganchos ciegos que otros mucho más grandes como Barcelona y Valencia y ahora se ha invertido. En 2012 sólo ha habido dos ganchos cuando en años anteriores había hasta ocho solo entre Marín y Vigo", indica el jefe regional de Aduanas en Galicia, Jaime Gayá Moreno.
[foto de la noticia]
Los técnicos distinguen formas, colores y materiales a través de las pantallas. | Rosa González
"Ahora hay la sensación de que son puertos seguros y los narcos se lo piensan antes de enviar droga a aquí", indica el administrador principal de Aduanas de Vigo, José González Vázquez. Gayá añade que "en algunas investigaciones hubo escuchas en las que se comentaba que por aquí no [intentaran entrar] porque había mucha vigilancia. Las organizaciones de narcos consideran que son puertos donde el riesgo de que les pillen es elevado y ya no intentan entrar por aquí".
Los mozos de almacén abren los paquetes que les indican los agentes, aquellos que tienen formas diferentes y también los situados en el punto del contenedor en el que aparecieron las anomalías. Vuelven a cerrarlos ya con el precinto de la Agencia Tributaria. La operación se repite hasta que los funcionarios de Aduanas despejan toda sospecha de que haya mercancía no declarada o ilegal.
La circunstancia de que el contenedor proceda de China despertó la curiosidad de los agentes y mozos de almacén. Con la sombra de la operación Emperador muy encima, señalan que "viendo que aquí, por ejemplo, hay una caja que pañuelos de poliéster y que nos resulta imposible contarlos todos, no resulta raro pensar que siempre pueda introducirse alguna mercancía a mayores de la declarada". Eso sí, se preguntan cómo los integrantes de la red recién desarticulada lograron eludir la Aduana con tantos productos como han revelado las investigaciones hasta el momento. También coinciden en la dificultad de detectar que se introducen en contenedores productos falsificados, si bien es también un punto en el que centran su control.

Un megaescáner para detectar radioactividad

La escena del contenedor vaciado a mano no es tan habitual en los puertos españoles como el uso del escáner de rayos X o el elemento más reciente de los incorporados al control portuario de Aduanas, un portal espectrométrico financiado por Estados Unidos dentro de un programa puesto en marcha tras los atentados del 11-S para que antes de 2016 los cien puertos más importantes del mundo detecten radioactividad. En 45 dársenas ya los hay y en 15 tienen la más alta tecnología, entre ellas cinco españolas: Vigo, Valencia, Barcelona, Algeciras y Bilbao.
[foto de la noticia]
Este megaescáner permite detectar cualquier trazo de radioactividad. | Rosa González
Es un arco móvil de 4,6 metros de alto que explora los volúmenes y bultos que contiene la caja del camión, permite diferenciar tanto "material radioactivo poderoso e ilícito como material radioactivo inadvertido, que puede venir en mercancías de lícito comercio que tengan radioactividad por circunstancias ajenas al proceso de creación", explica González Vázquez.
"La idea original de Estados Unidos era buscar la radioactividad como las denominadas bombas sucias, material que permita construir una bomba atómica o artefacto radioactivo", pero lo ha que ha permitido al puerto vigués es "una ventaja de seguridad y comercial; los importadores saben que lo que llegue de aquí será seguro", añade Gayá.
La pericia de los narcotraficantes es tal que ya han enviado mercancía envuelta en materiales que no detectables en escáneres normales, pero en el de Vigo "sí que se ve". Si entre la carga hubiese escondida drogas, armas, tabaco o bultos no declarados saldría en el complejo sistema de pantallas instalado en el camión de análisis y se propondría la apertura del contenedor. En total, se escanean una media de 2.000 contenedores diarios "para corroborar los datos declarados sin necesidad de abrirlos".
Lo difícil para el personal de Aduanas es "acertar en los contenedores en los que pueda haber riesgo para escanearlos" y, si los rayos X detectan "formas extrañas, bultos no declarados o mercancía que pueda ser sospechosa", decidir abrir el contenedor, pero siempre como último paso, pues supone coste para las empresas y retrasa el movimiento del puerto.
Aunque a veces, la tecnología, el celo y la cautela se alían para dar lugar a resultados inesperados. Como en el caso del contenedor procedente de China, en el que finalmente, las interferencias sospechosas procedían de arbolitos de Navidad y cubitos de hielo de plástico que se encendían e iluminaban solos.
elmundo.es