***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

lunes, 22 de octubre de 2012

HEMEROTECA:"EL BAILE DE LAS PLANEADORAS NO ES QUE REGRESE AHORA SINO QUE NUNCA SE FUE"

ES UNO DE LOS OBJETIVOS DE ESTE SITIO WEB  INTERCALAR ARTICULOS ACTUALES CON AQUELLOS OTROS QUE POR SU RELEVANCIA FUERON PUBLICADOS EN PRENSA HACIENDOSE ECO DE LA LABOR REALIZADA POR EL SERVICIO DE VIGILANCIA ADUANERA EN LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRAFICO, EL CONTRABANDO Y EL BLANQUEO DE CAPITALES.
SI DESEA ACCEDER A TODAS LAS NOTICIAS DE HEMEROTECA PUBLICADAS EN ESTE BLOG TAN SOLO TIENE QUE ESCRIBIR LA PALABRA "HEMEROTECA" EN EL RECUADRO "BUSCAR EN ESTE BLOG" QUE APARECE EN LA PARTE SUPERIOR DE LA DERECHA.



El "Petrel" y el "Fullmar" son los dos grandes patrulleros para apresamientos de buques en alta mar.

 "¿Dónde está? ¡Se nos ha ido!". El visor ha perdido a la planeadora que seguía sigilosamente. El desánimo no cunde en el helicóptero del Servicio de Vigilancia Aduanera. Confían en volver a "cazarla" en el radar. Y_horas después la tienen. La planeadora, cargada hasta los topes, intenta desembarcar 4.000 kilos de cocaína en una cala de Muxía. Era la madrugada del pasado 11 de enero y los narcopilotos intuyen lo que pasa y emprenden la huída arrojando por la borda los fardos que quedaban. El helicóptero de Aduanas baja a la playa y se incauta de la droga, sus compañeros en el mar persiguen a la lancha, cuyos tripulantes varan prendiéndole fuego en Aguiño.

Días antes Salvamento marítimo rescata a tres náufragos, viejos conocidos de las fuerzas antidroga, en una zódiac a la deriva. Su planeadora, sin rastro de droga y semihundida, había sido hallada cerca de cabo Touriñán. A lo largo de los dos últimos años al menos media docena de lanzaderas y semirrígidas han sido abandonadas en playas y quemadas por los narcopilotos al sentirse acorralados.
Parece que el baile de planeadoras regresa con fuerza a las rías gallegas, pero según el jefe regional de Aduanas no es así. "Las planeadoras no pueden volver, porque nunca se han ido. Han estado siempre y nunca desaparecieron. Cuando se apresan varias seguidas en el Sur, enseguida se presupone que los narcos han trasladado allí sus actividades. Si las aprehensiones son en Galicia, se dice que han vuelto. Lo cierto es que nunca dejaron de trabajar aquí", asevera Jaime Gayá.
El Servicio de Vigilancia Aduanera se encarga de "blindar" las Rías Gallegas. El terror de los mares para los narcos es el Petrel, pero también el Fullmar, dos patrulleros de altura desde los que se realizan los abordajes de nodrizas en alta mar. Pero los nodrizas no entran en Galicia. Son las veloces y potentes planeadoras las que se acercan a ellos para alijar la droga y trasladarlas a tierra.
Y es en las rías donde se mide la pericia de los narcopilotos y de los funcionarios de Vigilancia Aduanera con lanchas más pequeñas. Algunos de los mejores de ambos bandos han caído en este combate entre bateas, siempre de noche. La primera persecución en caliente del SVA en aguas internacionales puso fin hace más de quince años a la impunidad de los mercantes que, a modo de grandes almacenes de tabaco flotante, fondeaban durante meses frente a Galicia para que las planeadoras descargaran la mercancía ilegal.
Aquellas pequeñas pulpeiras y cabezonas que, su vez, salían en busca de las lanzaderas han desaparecido, pero no las planeadoras que cada vez son más sofisticadas. Hasta 900 millas puedan llegar a navegar con el aprovisionamiento de combustible de barcos gasolineras que les abastecen en el mar.