***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

domingo, 23 de septiembre de 2012

GRUPOS DE AL QAEDA EN MALI SE FINANCIAN CON LA COCAINA QUE PASA POR ESPAÑA HACIA EUROPA

La reciente detención de un avión en Canarias con destino a Malí con más de 2.500 kilos de cocaína, procedente de Venezuela, confirmó las sospechas de las fuerzas de seguridad del Gobierno español. El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, desveló el jueves en el Congreso de los Diputados que las pesquisas en torno a esta incautación desarrolladas hasta el momento apuntan a que los aeropuertos canarios son puntos de paso para el contrabando y, con sus beneficios, financiar el conflicto armado en el Sahel.
El avance de los grupos terroristas en el norte de Malí ha motivado el interés de la OTAN. La situación geoestratégica de la Base Aérea de Gando y el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria servirán de bases de apoyo logístico a la operación militar que ultiman Estados Unidos y varios países europeos, entre ellos España, para controlar el auge yihadista en el territorio africano. Los radicales islámicos se han apoderado en los últimos meses del norte de Malí con la aspiración de conseguir un estado independiente. Las tropas gubernamentales no han podido frenar su avance. Todo lo contrario, la tensión en esta zona, situada a 1.300 kilómetros de Canarias, continúa in crescendo.
La magnitud del conflicto se acerca peligrosamente a Europa. El Gobierno español trasladará su preocupación en la Asamblea General de la ONU el 26 de septiembre. Mientras, el Consejo de Seguridad de la ONU solicitó ayer a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) que le transmita un plan "factible" para autorizarle a desplegar una fuerza militar en Malí en su intento por ayudar al Gobierno a recuperar el dominio del norte. El ministro español de Exteriores asegura que radicales ligados a Al Qaeda -el Movimiento para la Unidad y la Yihad de África Occidental o Ansar Al Din-, que operan en Malí, se financian con el tráfico de cocaína que pasa por Canarias. Unas pesquisas que conocía la Delegación del Gobierno en las Islas, cuya titular, María del Carmen Hernández Bento, declaró ayer que sólo le preocuparía el escenario de África si no tuviera conocimiento de la misma, pero, según admitió, estaba al tanto de las investigaciones sobre la financiación de este grupo terrorista.
Los golpes a las organizaciones criminales conectadas con el narcotráfico se han intensificado en los últimos meses en el Archipiélago, una de las principales puertas de entrada de la droga proveniente de países de Sudamérica, como Colombia, Bolivia, Perú y Venezuela, con destino a África, continente convertido en almacén para los narcotraficantes. Las mafias internacionales se aprovechan de la localización de las Islas para camuflar droga en grandes buques y aviones privados. De hecho, el pasado agosto fue "histórico" para la lucha contra el tráfico de drogas. Las fuerzas de seguridad españolas interceptaron sólo este mes, con la colaboración de policías de otros cuatro países, cinco toneladas de cocaína. En la mayoría de estas operaciones había un denominador común: los cárteles colombianos ven en la costa occidental de África una ruta privilegiada de entrada al mercado europeo. Una de las últimas grandes aprehensiones tuvo lugar el 15 de agosto, cuando el Grupo Especial de Operaciones interceptó un carguero con 3.000 kilos de cocaína que había zarpado del Golfo de Guinea y se dirigía a Galicia. Días antes se produjo la retención de un jet privado en el aeropuerto grancanario con 1.600 kilos de cocaína, ocultos en bolsas de ayuda humanitaria.