***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 26 de mayo de 2011

UNA INTERVENCIÓN DE SOL A SOL.

Como si se estuviese despertando de un mal sueño, a Jorge Dorribo le sobresaltó la comisión judicial y una decena de agentes armados del servicio de vigilancia aduanera de la Agencia Tributaria a primera hora de la mañana en su lujoso chalé sito en la zona residencial de Santa Mariña, en el municipio de O Corgo.

Los funcionarios judiciales y fiscales -éstos llegados desde Vigo y Madrid- registraron el domicilio del administrador de Laboratorios Asociados Nupel, que estuvo acompañado por un letrado. A media mañana abandonaban esta urbanización con dirección a Lugo.

La segunda parada, y la más larga, fue en la sede social de la empresa farmacéutica en el polígono de O Ceao, que se encuentra en la Rúa dos Carpinteiros. Llegaban alrededor de la una y cuarto del mediodía.

En el interior ya había varios agentes. En la calle aguardaban nueve empleados, entre ellos una embarazada, que tuvieron que abandonar las instalaciones por la presencia policial. Dentro quedaban compañeros de trabajo en algunas dependencias.

Los rostros de los empleados reflejaban sorpresa y preocupación cuando vieron a su patrono entrar escoltado por la comisión judicial y por el personal de la Agencia Tributaria.

Como las naves de Laboratorios Asociados Nupel están en una zona apartada de este polígono industrial no se produjo un aglomeración de curiosos durante la prolongada intervención judicial.

En las dos horas siguientes se produjo un trasiego de agentes, entrando y saliendo de las instalaciones de la farmacéutica. Era la hora de comer. Sirvió para tomar un respiro ante la maratoniana jornada que faltaba.

Poco antes de las tres y media de la tarde regresó la titular del juzgado de instrucción número tres. Se comenzó entonces el registro exhaustivo de las oficinas de Laboratorios Asociados Nupel. Una intervención que se prolongó hasta bien entrada la madrugada. Dorribo estuvo acompañado en todo momento por un abogado.

La sede de la empresa consta de cinco módulos. La recogida de material se centró en el tres, en donde se encuentran las dependencias de importación y exportación, y en el cuatro, en el que están, entre otras, las oficinas, el laboratorio general y el departamento de I+D+i.

A las cinco y media de la tarde siete empleados pudieron abandonar las instalaciones. Salieron a paso acelerado como si huyesen de un cautiverio. Sus compañeros que estaban en la calle los abordaron ávidos de información, pero en poco les ayudaron a resolver sus dudas.

En esas horas de incertidumbre, bajo un sol de justicia, una familiar del empresario, que se encontraba junto a los trabajadores, fue recibiendo muestras de cariño de varios conocidos empresarios que pasaron ante la sede de la firma intervenida judicialmente.

Sorprendidos contemplaban como entraba su jefe escoltado por la comisión judicial y el personal de la Agencia Tributaria.

http://elprogreso.galiciae.com/nova/91080.html