***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 14 de abril de 2011

SUSTO O MUERTE

SE va a sentar antes en el banquillo Garzón que muchos a los que les sobran estampitas de la corrupción y además las tienen repes. Hoy parece loable la espiral de idea berlusconiana de la vida adecentada con trajes y corbatas y apariencia saludable. Claro que muchos creemos aún en otras espirales, con lo que la diferencia estriba en cómo enfrentarnos a ella y en la enjundia y elegancia de la reacción frente a la mierda.

Quienes realmente quieren limpiar todo esto, y la forma en que se esté haciendo tiene muchos matices. Los hay quienes abogan por salpicar a los demás para así meter a todos en el mismo saco, otros en cambio quieren aparentar que las cuestiones personales son individuales y no interfieren en asuntos públicos, y los hay quienes defienden la limpieza como punto de partida sin recibir nada a cambio, más que descrédito.

Es sabido que en los sitios donde la corrupción cobra trienios es más difícil acabar con los garbanzos negros porque es de kamikazes denunciar. Allí donde se instaura y se deja crecer es más complicado acabar con ella. Hasta los rostros acaban siendo de tan alta densidad de dureza, que ni los ingenieros químicos son capaces, con la cantidad de créditos convalidados que tienen, de descifrar la fórmula química de la mezcla conseguida. Ni el cemento armado con dosis de viagra es capaz de reñir en dureza de cara a estos personajes.

Ni pucherazos, ni violaciones a la libertad individual, ni fraudes sin respeto a lo personal ni a lo social, sino simplemente un tipo de corrupción, la de la mentalidad, que es la peor de las corrupciones. La unidad de medida de la dureza de la cara es inversamente proporcional a las dosis de humanidad que encierre. Así es difícil seguir porque siempre salimos perdiendo, a no ser que cambiemos de registro, o se creen patrullas de vigilancia aduanera en todas las esquinas.

http://www.diariodejerez.es/article/opinion/951200/susto/o/muerte.html