***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 28 de abril de 2011

DOS GUARDIAS CIVILES DETENIDOS EN LA DESARTICULACION DE UNA RED DE NARCOS.

LOS DOS GUARDIAS CIVILES DETENIDOS PROPORCIONABAN INFORMACION A LA RED A LA VEZ QUE TENIAN CONTROLADOS LOS MOVIMIENTOS DE LOS SERVICIOS ANTIDROGA, TANTO DEL SVA COMO DE GUARDIA CIVIL.
Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una compleja organización que ofrecía seguridad total a grupos de narcos que operaban en la costa de Huelva. El grupo contaba con una elevada especialización y empleaba avanzados sistemas tecnológicos y medios de localización y comunicación, para controlar los movimientos de vehículos y embarcaciones de la Guardia Civil y Aduanas.

Según ha informado el Ministerio del Interior, entre los diez detenidos en la operación hay dos guardias civiles y un vigilante de seguridad, que se servían de sus destinos para aportar seguridad marítima y terrestre a otros grupos criminales. Así, causaron daños en el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) para dejar una zona oscura con el objetivo de facilitar el desembarco de droga y llegaron a instalar dispositivos electrónicos de localización en once vehículos policiales para controlar sus movimientos.

Las investigaciones realizadas durante más de siete meses permitieron identificar y detener a los máximos responsables de la organización, su modus operandi, los medios utilizados y los sistemas de comunicación, así como sus relaciones con otras organizaciones. De este modo se llegó hasta el máximo responsable de la red, un hombre de 33 años vecino de la localidad onubense de El Rompido, relacionado con otros narcotraficantes de la zona.

Asimismo, se averiguó que, para conseguir sus objetivos, el grupo desarticulado contaba con la participación fundamental de dos guardias civiles destinados en la Comandancia de Huelva, presuntamente integrados en el núcleo de la organización y, también, con las informaciones facilitadas por un vigilante de seguridad, destinado en la Agencia Tributaria, que trabajaba en el muelle del Tinto donde vigilaba los movimientos de las patrulleras de Aduanas. También, se arrestó a los encargados de otras tareas como la vigilancia de miembros de las fuerzas de seguridad o el control de vehículos y embarcaciones.

La organización criminal desarticulada ofrecía sus servicios a otros grupos de narcotraficantes, que denominaban "seguridad total" (tanto terrestre como marítima) y que buscaban facilitar impunidad en los desembarcos de importantes partidas de estupefaciente por la costa onubense. Para ello, contaban con una gran especialización. Empleaban avanzados sistemas y medios de localización y comunicación, que eran utilizados en todo momento para tener controlados los movimientos de los vehículos y embarcaciones tanto de Guardia Civil como de Aduanas.

Los miembros de la red consiguieron instalar diversos dispositivos electrónicos de localización --balizas-- en vehículos de la Guardia Civil de puestos costeros, tales como El Rompido, Cartaya y Punta Umbría, habiéndose detectado 11 balizas instaladas. Además, el pasado mes de diciembre causaron daños en el SIVE que tenían como finalidad dejar "oscura" una zona de costa para facilitar el desembarco de droga. Incluso utilizaban terminales de transmisiones de los empleados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que eran "extraviados" los días de los alijos y con los que la organización estaba al tanto de los avisos realizados por la sala de operaciones de Guardia Civil.

Incluso, llegaron a instalar dispositivos de localización tanto en las patrulleras de Guardia Civil como en la del Servicio de Vigilancia Aduanera, con los que controlaban en todo momento la ubicación y movimientos de las mismas. Estos datos eran completados con la información de los posibles operativos a realizar por ambas instituciones suministrada por los agentes y el vigilante de seguridad detenidos.

Las organización criminal adoptaba innumerables medidas de seguridad en los contactos y reuniones que mantenían, en las que utilizaban gafas con sistema de grabación o bolígrafos grabadores para visionar posteriormente si había miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad en las inmediaciones.

INTERVENIDOS CERCA DE 2.500 KILOS DE HACHÍS

En el transcurso de las investigaciones se tuvo conocimiento de los preparativos de un grupo de narcotraficante que pretendía introducir una importante cantidad de hachís en la madrugada del pasado día ocho de febrero. El dispositivo de vigilancia establecido detectó en las proximidades del paraje denominado "El Cruce", en la Playa de la Bota de Punta Umbría, la presencia de una furgoneta que estacionaba en el arcén. De manera inmediata, de las dunas próximas comenzaron a salir varias personas cargadas con fardos de hachís que introducían en el vehículo. Los policías lograron detener al conductor y a uno de los alijadores, interviniendo la furgoneta y la cantidad de 2.428 kilos de droga repartida en 77 fardos.

Las investigaciones, culminadas en el mes de febrero y realizadas con el respaldo del Juzgado de Instrucción número dos de Ayamonte, la Fiscalía Antidroga y el apoyo de la Guardia Civil, culminaron con la desarticulación de una organización que se servía de un complejo entramado para facilitar el tráfico de cantidades importantes de hachís con destino a España.

Se practicaron un total de diez detenciones y ocho registros en los que se decomisaron balizas utilizadas para conocer en todo momento la situación de determinados vehículos y embarcaciones policiales, tres armas de fogueo y una pistola del calibre 6,35, dos escopetas paralelas del calibre 12, dos revólveres del calibre 38 especial, y abundante munición.

También, se intervino sofisticado material de vigilancia como prismáticos de largo alcance, teleobjetivos y ocho equipos de onda corta para transmisiones y varias cámaras fotográficas y de video de alta resolución, utilizado para comunicarse entre si, vigilar el entorno y grabar las posibles rutas a emplear por los narcotraficantes. También se han decomisado multitud de teléfonos móviles y tarjetas de telefonía que empleaban para dificultar la acción policial, tres vehículos, 41.000 euros en efectivo y abundante documentación.

http://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-diez-detenidos-dos-ellos-guardias-civiles-red-ofrecia-seguridad-narcos-costa-20110428102346.html