***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

martes, 8 de febrero de 2011

EL ADMINISTRADOR DE UNA EMPRESA QUE REALIZO TRABAJOS PARA EL ESTADO HABIA SIDO DETENIDO POR EL SVA POR ALIJO DE 15 TONELADAS DE HACHIS.

El dinero del narcotráfico se invierte en tantos y tan variados negocios que no es fácil seguirle la pista. No lo es ni siquiera para quien precisamente se gana el pan sacando a la luz el dinero negro. Y así fue que nada más arrancar el nuevo siglo empezó la construcción del nuevo edificio de Hacienda en Vilagarcía, al lado de la Autoridad Portuaria. Y para los trabajos previos de excavación se contrató a una empresa, Davexca, cuyo administrador resultó ser el hijo de Esther Lago, David Pérez Lago, ahora en prisión acusado de ser uno de los narcotraficantes más activos de la comarca en los últimos años. Curiosamente habían sido agentes de la Agencia Tributaria los que meses antes lo habían detenido por primera vez en compañía de su madre por su presunta relación con un alijo de 15 toneladas de hachís a bordo del barco Regina Maris.
Astilleros en Portugal
No fue esa la única vez que a las fuerzas del orden se le subieron los colores. Volvió a pasar hace poco, aunque en esta ocasión, en Portugal. Fue en marzo del año pasado cuando Vigilancia Aduanera culminó una larga y complicada investigación de blanqueo que permitió incautar bienes por valor de 2,7 millones de euros al clan del cambadés Ramiro Vázquez Roma. Entre sus propiedades había unos astilleros en la localidad portuguesa de Vila Nova de Cerveira en los que se construían las potentes lanchas que se usan para el desembarco de la droga. Y debía ser tal la experiencia y el buen hacer de la empresa que también la policía recurrió a ella para que le construyesen sus lanchas.

http://www.lavozdegalicia.es/arousa/2011/02/08/0003_201102A8C2992.htm