***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

lunes, 3 de enero de 2011

LA SEGURIDAD DEL PUERTO DE VALENCIA PREOCUPA A EEUU.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos ha intentado en los últimos años implantar diversas iniciativas en materia de seguridad en el puerto de Valencia. Así se desprende de los cables diplomáticos conocidos tras las filtraciones de Wikileaks. En uno de los documentos se afirma que la Embajada de Madrid propuso al Gobierno español que tres agentes estadounidenses se asentaran de forma permanente en la instalación valenciana para examinar el tráfico de contenedores con el objetivo de evitar la introducción de armas de destrucción masiva en su país a través del comercio. Esta medida estaba encuadrada dentro de un programa conocido con las siglas en inglés CSI (Container Security Initiative), y del que se hacen eco diversos documentos de la Embajada de Estados Unidos filtrados por Wikileaks.

En un cable diplomático de febrero de 2005, el número dos de la legación, Robert Manzanares, solicitaba al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos personal para cubrir las necesidades que el programa CSI requería. Entre otras cosas pedía que ocho personas se instalaran de forma permanente en los puertos españoles: tres en Valencia, otras tres en Barcelona y dos en Algeciras. Manzanares alertaba de que los planes no podrían llevarse a cabo hasta que se consiguiera un acuerdo con el Gobierno. Estados Unidos veía en España un importante aliado en la estrategia antiterrorista. Concebían la colaboración española como «esencial» para su seguridad nacional: «aproximadamente el 80% de los contenedores que van de los puertos de Oriente Medio a los de EE UU pasan a través de los puertos españoles», explicaba Manzanares en un cable de abril de 2005.

Los Megaports son otra iniciativa relacionada con la seguridad portuaria que también implica al puerto de Valencia. En los documentos de Wikileaks se señala que está funcionando en Algeciras desde 2006 y que pretende implantarse en los puertos de Valencia y Barcelona. Tiene como objetivo detectar cargas nucleares y radiactivas ilícitas y está impulsada por el Departamento de Energía de Estados Unidos. En los cables filtrados se registra una reunión de octubre de 2007 en la que se negocia el establecimiento de esta iniciativa en Barcelona y Valencia. En el encuentro participaron la National Nuclear Security Administration (NNSA) —un órgano del Departamento de Energía norteamericano— y representantes de las aduanas españolas, de los puertos afectados y del Consejo de Seguridad Nuclear. Según la filtración, los asistentes en la reunión se mostraron «entusiasmados» por la expansión de esta iniciativa a más puertos.

Tanto el programa CSI como los «megapuertos» se enmarcan en la lucha antiterrorista y se centran en la inspección de los contenedores que se mueven por los puertos españoles y tienen como destino Estados Unidos, pero son diferentes en el funcionamiento. En el programa CSI, España debe pagar por el equipo de exploración, aunque la inspección —que no se aplica a todos los cargamentos— es responsabilidad en gran medida del personal del Departamento de Seguridad Nacional norteamericano.
Sin embargo, la intención de la Embajada es que los Megaports sean organizados principalmente por personal español, y se procedería a una financiación conjunta de la iniciativa, que además se marca como objetivo revisar todo el tráfico de contenedores. Representantes de las aduanas españolas se negaron a cumplir con este último objetivo. Un cable de octubre de 2007 documenta su rechazo a examinar todos los contenedores ya que creen que «el tiempo, personal y equipo necesario para radiografiar todos los que se dirigen a Estados Unidos (en lugar del cribado selectivo que se realiza de forma habitual) sería prohibitivo».

Los detalles sobre estos programas de seguridad aparecen en diversos cables diplomáticos, ya que las negociaciones se han prolongado durante varios años. En el documento más reciente sobre esta materia filtrado por Wikileaks, que data de septiembre de 2008, se abordan cuestiones de financiación. Se explica que representantes de las aduanas españolas informaron al equipo del Departamento de Energía norteamericano que en breve solicitarían presupuestos de las empresas interesadas en asumir el proyecto de los «megapuertos». La embajada comenta que el único obstáculo al que el Gobierno podría enfrentarse para poner en práctica esta iniciativa sería el de la financiación, ya que esperaban que la negociación de los presupuestos generales del Estado fuera «tensa dadas las actuales dificultades económicas».

Precedentes

Las filtraciones de Wikileaks ya han sacado a la luz diversos casos en los que Estados Unidos investigó cargamentos en los puertos valencianos. En un cable de enero de 2009 la secretaria de Estado Hillary Clinton advierte a la delegación estadounidense que una empresa que opera en el puerto de Castelló está vendiendo toneladas de acero y aluminio a compañías sirias que podrían utilizar el material para desarrollar armamento para el Gobierno de su país. Por ello Clinton insta a la Embajada a que solicite la cooperación de las autoridades españolas para inspeccionar esos negocios, según informó hace unas semanas Levante-EMV.
Por otro lado, el puerto de Valencia albergó en un almacén durante varios años material destinado a construir una planta química en Libia. El material —propiedad del grupo español Técnicas Reunidas— quedó bloqueado en el puerto por recomendación de la CIA, a la que el Gobierno español había pedido consejo para decidir si permitía la construcción de la planta. Ambos sospechaban que podía ser utilizada por Libia para fabricar combustible para misiles Scud.

El peso de la CV en el sistema de financiación

La embajada de EE UU en Madrid subraya la importancia de la Comunitat Valenciana en el sistema financiero del Estado en un documento de 2008 revelado por Wikileaks. En el texto se señala que la C. Valenciana es una de las comunidades que aporta más dinero del que recibe de las arcas estatales. La legación estadounidense, basándose en los datos del Euskobarómetro, destaca también la Comunidad de Madrid, la Islas Baleares y Cataluña. El entonces embajador Eduardo Aguirre señala cómo dos de estas comunidades están gobernadas por el PP y el PSOE, hecho que considera «un gran incentivo para que las dos fuerzas políticas mayoritarias lleguen a un acuerdo» para reformar el sistema de financiación.

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2011/01/02/seguridad-puerto-valencia-preocupa-ee-uu/770403.html