***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 6 de enero de 2011

LA FISCALIA DE DELITOS ECONOMICOS VIGILA QUE NARCOS NO SE HAGAN CON DECIMOS DE LOTERIA PREMIADOS.

Mientras los gallegos más humildes esperan ansiosos a que hoy los números de la lotería de Reyes les cambien la vida, hay otros más pudientes que también se frotan las manos deseando que caiga cerca algún agraciado al que comprarle el décimo para así sacar al mercado los billetes húmedos escondidos en el fondo de la planeadora. Son los narcotraficantes, que por tradición se valen de la lotería para blanquear sus fortunas.
Pero tantas veces fue el cántaro a la fuente, que ahora ya no lo tendrán tan fácil. La Agencia Tributaria, los jueces, y sobre todo la Fiscalía de Delitos Económicos lo saben, y por eso están expectantes. Augusto Santaló, fiscal de Pontevedra, lo dijo esta misma semana. «Sabemos que eso ocurre y estaremos pendientes. Aún es pronto, porque la gente aún está cobrando los décimos, pero más adelante se podría dar algún caso. Y los bancos ya saben que tienen que denunciarlo. Si van varios miembros de una de las familias que todos sabemos con los décimos premiados, tienen que dar aviso al Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales, que abrirá una investigación».
Los narcos, a lo largo de las dos últimas décadas, encontraron muchas veces la suerte lejos de sus casas. En esos viajes en busca de la fortuna son expertos los Charlines. El gordo cayó en el año 1992 en Córdoba, y una nieta del patriarca tenía varios décimos premiados. Por aquel entonces estaba su abuelo cumpliendo condena en la prisión cordobesa. En 1995, Óscar Charlín fue a Ourense para comprar un cuadro, y de camino, comió en Allariz, donde compró varios décimos de lotería que también resultaron premiados. La familia se repartió 40 millones de pesetas. Tampoco es de extrañar que de vez en cuando les sonriese la fortuna, porque la esposa del patriarca, Josefa Pomares, reconoció en el juicio por blanqueo contra el clan que su vicio eran las primitivas.
No fueron los únicos. El año pasado se celebró en la Audiencia de Pontevedra un juicio por blanqueo contra la familia de un presunto narco que había fallecido víctima de un ajuste de cuentas en Silleda. Sus padres y su hermana justificaron el origen del dinero que amasaron desde el año 2001 en los juegos de azar, una explicación que, a esas alturas, ya no se creyó la Fiscalía.
Doble moral
No son casos aislados. Se calcula que el 20% de los billetes de lotería premiados acaban en el mercado negro, y en Arousa más todavía, porque si bien es cierto que es más difícil seguirle la pista a los narcos que sobornan a los agraciados fuera de la comarca, también es verdad que les resulta más fácil conquistar con un buen fajo de billetes al vecino de la puerta de casa, que ve engordado su premio en torno a un 10% con tal de entregar el décimo, cobrar y mirar para otro lado. No es de extrañar, por lo tanto, que cuando en el año 1998 cayó el segundo premio de la lotería de Navidad en Arousa, el 80% de los décimos fueran cobrados por testaferros de los narcotraficantes. Son datos aportados por la Agencia Tributaria, que siguió el rastro de los billetes, lo que demuestra que nadie está a salvo, ni el sospechoso que cobra el premio ni el ciudadano que ya no tiene un boleto agraciado para justificar el incremento de su patrimonio. Y corrobora, además, la doble moral que hay en Arousa, donde no se hacen ningún tipo de ascos al dinero de los narcos a la vez que se repudia su actividad.
En la lotería del 22 de diciembre cayeron en la ría casi tres millones de euros. Hoy es el sorteo de Reyes. Y los narcos se seguirán frotando las manos.
http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2011/01/06/0003_8948776.htm