***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

martes, 28 de diciembre de 2010

EL NARCOTRAFICANTE OUBIÑA DICE QUE FINANCIO PARTIDOS POLITICOS EN LOS AÑOS 70

«Jamás he sobornado ni a unos ni a otros [en referencia a políticos y fuerzas de seguridad del Estado]. Pero a finales de los años setenta, cuando pasamos a la democracia que dicen que vivimos, ayudé a financiar a partidos como Alianza Popular, del señor Fraga, y a UCD, del señor Suárez». Esta es una de las declaraciones que el narcotraficante Laureano Oubiña, que está a punto de salir de la cárcel tras cumplir una condena de diez años por tráfico de hachís, realiza en una entrevista publicada en el número de enero de la edición española de la revista Vanity Fair.
Ahí, en las múltiples respuestas a un cuestionario enviado por el periodista, matiza que igual que él «lo hicieron muchos empresarios más que estábamos metidos en el contrabando de tabaco».
En el repaso que hace a lo ocurrido en aquellos tiempos, aprovecha para advertir sobre cómo las autoridades de la época hicieron frente al problema de las drogas. «Los políticos de turno (...) sabían lo que se nos venía encima con el tema de las drogas y no dieron ningún tipo de enseñanza sobre ese consumo. Por eso falleció tanta juventud. Esos muertos habría que cargárselos a los mismos del GAL, que no movieron ni un dedo, ni educaron», dice. Y añade que para «cubrir su incompetencia manejaron y teledirigieron a las madres contra la droga». En relación a eso va incluso más allá al comentar cómo «pagaban autobuses, hostales, comidas para desplazarlas a a las manifestaciones porque era políticamente correcto y daba votos».
A punto de volver a ser un hombre libre, aprovecha para mostrar su esperanza de que el Estado lo rehabilite «como se rehabilita a los drogadictos, porque ser contrabandista no deja de ser una droga como otra cualquiera», apunta. Lo que asegura es que está terminando de cumplir la condena y no le debe nada a nadie. Y matiza que «no soy capo de nada».
En relación a su estancia en la cárcel, dice que lo han tratado «y continúan haciéndolo peor que a ningún terrorista del mundo entero». Y no olvida unas palabras para la Audiencia Nacional. Ahí «no se imparte justicia, se imparten odio, rencor y venganza», dice en relación a que esta haya rechazado la sentencia a su favor del Supremo.
http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2010/12/28/0003_8933208.htm