***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

viernes, 27 de agosto de 2010

SVA: LA PESADILLA DEL CONTRABANDO EN LA PROVINCIA DE GRANADA.

Catorce personas eran detenidas el pasado mes de diciembre tras la desarticulación de una organización dedicada al narcotráfico. Aquella banda traía grandes cantidades de hachís desde África que se desembarcaban en Huelva, donde la ocultaban en ambulancias con las que la repartían por toda Andalucía. El trabajo de la Policía Nacional y la Guardia Civil acabó con el ingreso en prisión de aquellos individuos, pero para los funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) dependiente de Hacienda, que destaparon la trama, comenzaba su especialidad, la de la investigación del blanqueo de capitales. Y se le ha seguido la pista a medio millón de euros de patrimonio que procedía del narcotráfico y del que no podrán disponer los delincuentes en caso de que salgan de prisión. Además, esta investigación se le sumará a la acusación de delito contra la salud pública, ya que permite probar un delito de blanqueo de capitales por una importante cantidad.

Este aspecto de los funcionarios de Hacienda es quizá poco conocido, pero las investigaciones del SVA han dado lugar a grandes decomisos de droga y tabaco procedente del contrabando y han permitido intervenir grandes patrimonios que procedían de la actividad delictiva.

En concreto, en lo que va de año, este servicio ha intervenido en Andalucía 282.946 cajetillas de tabaco ilegales, 38.152 kilos de hachís y 1.283 kilos de cocaína. De hecho, en las fronteras andaluzas se incautó la mitad de todo lo decomisado en España en el primer semestre.

Numerosas detenciones.

Hace unas semanas, realizaron otra operación conjunta con la Policía Nacional que permitió desarticular un nutrido grupo dedicado al narcotráfico y con ramificaciones en Motril y Granada. Practicaron diez registros domiciliarios y otras tantas detenciones.

Y es que el trabajo de los cuarenta funcionarios que pertenecen a Vigilancia Aduanera es el de auténticos investigadores, y tienen carácter de policías judiciales aunque no pertenezcan a los Cuerpos de Seguridad. Realizan investigaciones, cuentan con cámaras térmicas como las de SIVE, y hasta realizan escuchas telefónicas bajo orden judicial. Las fronteras granadinas tienen muchos ojos que vigilan que no entren sustancias ilegales, que se paguen los impuestos especiales -que gravan al alcohol, los hidrocarburos, el tabaco y otros productos- y que no se lucren estas personas con dinero procedente de actividades delictivas. Por eso este grupo de Hacienda participa de muchas operaciones en las que trabajan codo con codo con Policía y Guardia Civil.

Incremento de patrimonio.

Una de las operaciones más importantes que llevaron a cabo estos funcionarios de Vigilancia Aduanera, la denominada Ciruela, comenzó con el seguimiento que le hicieron a un individuo que se dedicaba a la venta de coches. Este sujeto pasó de tener un garaje pequeño para las ventas al lujo más absoluto, lo que despertó sospechas y se le comenzó un seguimiento. El cabecilla era un marroquí que resultó ser el líder de una banda de narcotráfico a la que los cuerpos policiales le habían intervenido varias cantidades de droga.

Algo similar ocurrió con otro detenido por un fraude del IVA, que simulaba exportar teléfonos móviles al Reino Unido y posteriormente reclamaba la devolución de este impuesto, aunque nunca llegaba a enviar los aparatos. En muy poco tiempo incrementó su patrimonio de forma sospechosa, hasta llegar a conducir un lujoso Ferrari.
Estas son solo algunas de las intervenciones de Vigilancia Aduanera, que hace años se especializó en investigar el blanqueo de capitales, hasta el punto de que los funcionarios granadinos editaron la primera guía sobre este asunto, que sirvió para formar a otros servicios similares de toda España.

Recuerdan los trabajadores de este servicio aquellos años en que sus barcos de Aduanas fueron también los primeros en llevar a los inmigrantes ilegales a puerto. Los acompañaba la patrullera que tenían en Motril. Hoy es una moderna lancha que sale a vigilar ciertos días y que interviene cuando hay que tratar de interceptar la entrada de droga, por ejemplo. Como ocurrió en primavera, cuando se descubrieron dos embarcaciones que traían droga por mar.

Seguimientos.

Aquella 'Operación Marta' desarrollada en marzo de 2010 comenzó con el seguimiento en tierra a dos sospechosos. Cuando se comprobó que tenían un barco con el que se dirigieron a Marruecos, se les esperó a la llegada y se intervino la droga antes de que llegaran a tierra.

Explican los especialistas del SVA que la costa granadina no es la más idónea para el narcotráfico, porque hay muchas playas pequeñas rodeadas de acantilados, que no permiten salir rápidamente de la zona cuando se produce un desembarco. Sin embargó, la lucha contra el narcotráfico les da mucho trabajo, aunque la presión que ellos realizan y la del SIVE, pensado para detectar las pateras con inmigrantes sin papeles, ha reducido considerablemente la llegada de droga.

En cualquier caso, Vigilancia Aduanera cuenta también con cámaras térmicas situadas en zonas estratégicas de la costa, desde donde controlan el movimiento de barcos, que se mueven de noche y sin luces, por ejemplo.

Pero la vigilancia en el mar no es más que una de sus funciones. También trabajan activamente en tierra. La investigación del blanqueo de capital es una de las principales tareas de los cuarenta trabajadores -casi la mitad en la Costa- . Estos estudios patrimoniales se desarrollan de forma paralela a la investigación, de forma que cuando se interviene la droga, se le pueden 'congelar' las cuentas bancarias y retirar casas o vehículos que procedan de la actividad ilegal. Y precisamente, esto es lo que más daño llega a hacerles a estas organizaciones, porque les corta cualquier posibilidad de rearmarse.

En este tipo de investigaciones es donde se encontraron también, por ejemplo, con una empresa que supuestamente vendía estiércol y pasó, de tener un único camión, a adquirir una flota de camiones en muy poco tiempo. Aquel repentino éxito levantó sospechas y se descubrió que lo que vendían no era abono, sino estupefacientes.

Impuestos especiales.

Entre las operaciones contra las prácticas ilegales, los especialistas de Vigilancia Aduanera también controlan los impuestos especiales, aquellos que afectan a los licores y los hidrocarburos. Por ejemplo, se encargan de comprobar que las botellas de licor de los bares llevan el correspondiente precinto en el tapón que garantiza que ha cumplido con el fisco.

En este tipo de investigaciones también han destapado importantes tramas, como el proceso que se abrió en Salobreña por la evasión del impuesto del alcohol y en la que resultaron detenidas 21 personas. Los trabajadores de Vigilancia Aduanera de Granada se encargan de seguir también la pista a los impuestos en Jaén, donde descubrieron, en La Carolina, todo un entramado para vender alcohol adulterado. Allí, en unas naves, preparaban botellas con etiquetas de vodka para vender por toda Europa, pero en realidad no contenían ese licor, si no una mezcla de alcohol de 96 grados y agua, al 50%. Estas mezclas llegaron a ocasionar casos de ceguera en gente joven en los países nórdicos.

Otro de los elementos de contrabando habituales es el tabaco, gravado también con impuestos especiales. Sin embargo, no supone una importante actividad para Vigilancia Aduanera en la provincia. Así, en Andalucía se intervinieron 282.000 cajetillas de tabaco que evadieron impuestos o que 'falsificaban' las marcas. En Granada, en los últimos tres años sólo se decomisaron 492 cajetillas, una cantidad ínfima que apuntaba a que Granada no es puerto de entrada de este producto, que desembarca sobre todo en Algeciras, desde donde se distribuye a toda la comunidad.

http://www.ideal.es/granada/v/20100827/granada/pesadilla-contrabando-provincia-granada-20100827.html