***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

domingo, 20 de junio de 2010

LA LABOR DEL SVA EN LA COSTA GALLEGA.

Entre ocho y doce funcionarios se embarcan durante una semana a bordo de cada una de las ocho patrulleras de Vigilancia Aduanera en Galicia. De noche, con cámaras de infrarrojos, vigilan la costa gallega. Cualquier barco sospechoso es interceptado. El año pasado, los agentes de Aduanas inspeccionaron 588 embarcaciones. La finalidad de estas patrullas es mantener una actividad constante en la costa. La disuasión de posibles desembarcos de droga se ha cumplido.

R. PRIETO - A CORUÑA Los grandes capos colombianos ya no utilizan la costa gallega para el desembarco de sus alijos. El blindaje del litoral por parte del Servicio de Vigilancia Aduanera ha forzado a las redes de narcos que elegían Galicia como puerta de entrada de la droga a buscar nuevas vías y técnicas de ocultación para introducir la cocaína y hachís en el mercado español y europeo: los contenedores que recorren el Atlántico hasta llegar a los principales puertos españoles.
Sólo en el último año, las incautaciones de coca en la costa gallega cayeron un 33,4% —hasta 4.700 kilos menos en 2009 que los casi 14.000 kilos interceptados el año anterior—. Por el contrario, las aprehensiones en alta mar de hachís aumentaron en 5.000 kilos.
En este descenso de las operaciones antidroga en Galicia ha influido el desmantelamiento a principios de 2009 de la logística de la red de narcos gallegos que monopolizaba el último tramo de transporte de la cocaína desde el mar a la costa. Este desmantelamiento forzó un cambio en el método de traslado de la droga por parte de los grandes narcos, que en los últimos meses han tratado de introducir grandes alijos a través de los puertos. El año pasado, en apenas tres semanas fueron interceptados dos contenedores, uno con 800 kilos de cocaína en el polígono Pocomaco (A Coruña) y otro con 300, en el puerto de Marín.

Recortes

La crisis también ha pasado factura al Servicio de Vigilancia Aduanera. Menos sueldo para los funcionarios y más ahorro en teléfono, luz, papel e incluso combustible. Por el momento, Galicia se salva del recorte en las salidas a alta mar derivado de la reducción en gasóleo que ya ha afectado a comunidades autónomas del norte como Asturias, Cantabria y País Vasco.
Este ahorro de combustible se ha traducido en una restricción de la operatividad de las patrulleras de Aduanas, que han tenido que quedarse amarradas varios días a la semana dejando así la costa desprotegida en la lucha contra el narcotráfico.
Las ocho patrulleras con las que cuentan las seis bases de Aduanas en Galicia —A Coruña, Muros, Ribadeo, Vigo, Vilagarcía y Marín— realizaron el año pasado un total de 12.981 horas de navegación. Los datos confirman la denuncia de los sindicatos sobre la reducción de la vigilancia en costa gallega: un 6% menos de horas a bordo de las patrulleras para controlar a barcos sospechosos respecto al año anterior.
Pero el motivo, según apuntan desde Aduanas, no se debe al plan de ajuste presupuestario, sino al mal tiempo. “No se ha debido al recorte, sino, muchas veces, a la meteorología. No se ha tenido que dejar de hacer ninguna operación en alta mar por razones de coste”, garantiza el jefe de la Dependencia Regional de Aduanas en Galicia, Jaime Gayá.
http://www.farodevigo.es/galicia/2010/06/20/ocho-radares-alta-mar/449311.html