***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

domingo, 2 de mayo de 2010

LOS NARCOTRAFICANTES CON ARMAS DE "NUEVA GENERACION"

Ciudad de México.- Las organizaciones criminales y del narcotráfico están cada vez más equipadas con armamento de "nueva generación", que les permiten desafiar y enfrentar al Ejército y soportar entre cuatro y cinco horas de combate. Pero para que haya tráfico de armas es que hay una estructura de protección institucional y las aduanas son la principal "porosidad", están convertidas en un "zaguán" de puertas abiertas, revelaron diputados federales consultados por El Sol de México.

El presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, el priísta Ardelio Vargas Fosado, explicó que las armas de última generación son aquellas que perforan blindajes de cuatro y cinco, exclusivos para un ataque antiterrorista.

Están hechos para soportar el ataque de una granada o un AK-47. Son armas que no tienen los cuerpos de seguridad, las calibre 50, las Barret, lanza-granadas calibre 40, granadas de fragmentación que antes sólo se veían en películas. Estamos hablando de situaciones delicadas, de bazucas, lanza-cohetes que se encuentran ya en el país, explicó.

Lo peligroso, detalló, es la capacidad de fuego que tienen los grupos criminales, la capacidad de enfrentar a cualquier corporación policiaca y al Ejército mismo de sostenerle una balacera de cuatro y cinco horas, eso es lo grave. No es el negocio el tráfico de armas lo que preocupa, aunque se tiene que atender, sino la capacidad de fuego que tienen las organizaciones criminales ante los grupos operativos, que les permite responder y desafiar la actuación de las instancias del Estado mexicano.

Ardelio Vargas explicó que cada sicario, en promedio, carga 300 balas en su arma larga, seis cargadores de 15 cartuchos cada uno en su arma corta normalmente de .9 milímetros. En armas largas les encanta usar el 762, que es el AK o el R15 que es el 223. Portan en promedio cuatro ganadas de fragmentación en su chaleco táctico, cuando un policía trae un cargador de 30 balas en su R15, entonces es complicado hacerle frente, por lo que hace falta el equipamiento adecuado, remarcó.

Destacó que la capacidad de fuego que tienen las organizaciones criminales es importante porque representante un desafío a las corporaciones policiacas, incluyendo a las fuerzas armadas.

Recordó que han sido cerca de 80 mil armas decomisadas, largas, cortas, granadas, muchas de ellas de última generación. El 97 por ciento de estas armas son nuevas y fueron armas adquiridas de manera legal en establecimiento fronterizo de los Estados Unidos, principalmente en Texas y Arizona.

El diputado federal abundó al señalar que es un mercado negro y el decomiso es el esfuerzo de tres años de la actual administración federal. Son el 97 por ciento de armas nuevas adquiridas en establecimiento legales. Entonces, añadió, hay que revisar junto con los EU este gran flujo de armas y verlo también como un problema que tienen ellos. No sólo son armas, también es dinero el que regresa por esta misma vía, lo que es preocupante, argumentó.

Sin embargo, el priísta dijo que esto no sólo responsabilidad del Estado mexicano; se tiene que eficientar el trabajo en las dos fronteras, en la sur y en la norte. Pero también es responsabilidad de los EU cuidar la frontera. Tiene que revisar su legislación, pues permitir la compra de armas allá es común, es cotidiano y conseguir un arma es muy sencillo.

Lo poroso de la frontera sur es similar a lo poroso en la frontera norte. Hay rutas clandestinas por las que entran los grupos criminales e introducen a México estas armas, dijo.

El legislador tricolor insistió que es importante el flujo que hay en la frontera con Texas y Arizona, no sólo de la introducción ilegal a México sino de la compra en establecimiento legales. Cada arma que es adquirida tiene nombre y apellido, pero su adquisición en EU es legal, lo ilegal es traficar con ellas, ahí es donde se tiene que aprovechar la oportunidad para ir contra quienes compran indiscriminadamente cualquier cantidad de armas y sobre todo capacidad de las mismas. La mayor parte del tráfico entra por tierra, por frontera, refrendó.

"Está perfectamente legislado, lo que se tiene que eficientar es el trabajo de los grupos operativos, lo que son responsables de cuidar la frontera. Eficientar el trabajo de las aduanas y de inteligencia".

* Protección institucional

El también integrante de la Comisión de Seguridad Pública, el priísta Alfonso Navarrete Prida, coincidió en que es por las aduanas donde ingresa el mayor volumen de productos y ahí se tienen severos problemas de porosidad que obliga a realizar una revisión, "que el Ejecutivo federal se ponga a trabajar en los controles sobre las aduanas de México", recomendó.

Dijo que es imposible que tal cantidad de productos ilícitos que ingresan al país por las aduanas y seguramente el tema de tráfico de armas que entran en su mayoría a las ventas de gran escala; y el único lugar son las aduanas del país.

"Como podrían entrar lanza-granadas, proyectiles y misiles que se han llegado a tener, rifles de asalto de alto poder y millones de municiones, sino es por lugares que permitan entrar contendedores de grandes cantidades, no están entrando en calidad de 'hormiga', sino de grandes cantidades que son vendidas al crimen organizado y esto definitivamente debe tener una estructura de protección institucional".

Navarrete Prida apuntó que seguramente el Gobierno federal realiza esfuerzos, pero éste tiene que ser permanente, México es un país que se abrió al mundo, que propicia el intercambio, y esto hace complejo el trabajo que se realiza en las aduanas, pero debe haber un supervisión de los elementos, del personal, de la entrada de diversos productos por mar, tierra y aire, de lo contrario seguirá la corrupción, advirtió.

"Tenemos una gran porosidad en las aduanas y no podría ser entendible que ingrese al país armamento sofisticado de tal calibre y tamaño y en tales cantidades, mercancía pirata, apócrifa, que no tenga que usarse un conducto formal para que se introduzca un material ilícito, insistió.

El PRI ha planteado la autonomía del Sistema de Administración Tributaria, autonomía a las aduanas y autónomas las estructuras de inteligencia financiera, esto último que permitan tener propósito de Estado que va más allá de las meras coyunturas.

Su correligionario, también integrante de la Comisión de Defensa Nacional, Arturo Zamora Jiménez, recordó que la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos contempla sanciones severas y prevé las conductas de quienes introducen al país artículos ilegales; y establece sanciones fuertes, sin embargo, las armas que ingresan al país, lo que la propia autoridad tiene claro, es que estas armas ingresar por las aduanas y puertos.

"En los últimos años las autoridades aduaneras no están haciendo absolutamente nada al respecto, lo que es una omisión grave porque tienen como deber cuidar y vigilar".

Ya se expidió, añadió, la normatividad para castigar el tráfico de armas en nuestro país, ya se tiene una ley de delincuencia organizada que también tiene penas graves, que si se acumulan son 50 años de prisión; sólo falta que la autoridad aplique la norma, enfatizó.

Declaró que se tiene que ir al origen del problema y el origen es el gran "zaguán" en que se han convertido las aduanas sin rejas y sin un límite, zaguán abierto donde pasa y se deja pasar todo lo que se quiere, remarcó.

Entran armas de las modernas y letales, situaciones que rebasa a las autoridades de los tres niveles de gobierno. En esto debe el Gobierno federal poner el ejemplo en dos o cinco aduanas donde hay una permisión a que esto siga dándose, finalizó.

Por último, el diputado Enrique Ibarra Pedroza, integrante de la Comisión de Defensa Nacional, del Partido del Trabajo, dijo que es uno de los puntos neurálgicos y, por tanto, se requiere la cooperación tanto de Estados Unidos como México, en el caso nuestro que ya no prosiga la corrupción, pues las armas entran por la frontera norte.

Pero mientras no haya un modelo económico que propicie que los jóvenes tengan expectativas de empleos y salarios bien remunerados y un mecanismo de oportunidades para ingresar a las universidades, no se acabará la delincuencia ni la violencia, y por el ende con el tráfico de armas. "Es producto podrido de la descomposición que vive el país y de la corrupción".
http://www.oem.com.mx/elmexicano/notas/n1618142.htm