***

NARCOTRAFICO-FRAUDE FISCAL-BLANQUEO DE CAPITALES-CRIMEN ORGANIZADO-CONTRABANDO

SI POSEE INFORMACION RELACIONADA CON ILICITOS PERSEGUIBLES POR EL SVA PUEDE PONERSE EN CONTACTO EN LA SIGUIENTE DIRECCION:

Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria

Avda. Llano Castellano 17, 28071 Madrid
Correo electrónico denuncias: denunciasvigilanciaaduanera@correo.aeat.es
Telefono denuncias: 900 35 13 78



DENUNCIAS REFERENTES A DELITOS DE CARACTER FISCAL https://www.agenciatributaria.gob.es/AEAT.sede/Inicio/Procedimientos_y_Servicios/Otros_servicios/Denuncia_tributaria/Denuncia_tributaria.shtml


.

.

jueves, 8 de abril de 2010

LOS HIJOS DE DORADO CARGAN CONTRA EL JUEZ MARLASKA Y LOS FUNCIONARIOS DEL SVA.

Los hijos de Marcial Dorado ‘cargan’ contra el juez Marlaska y los funcionarios del SVA

Aseguran que en ninguna investigación existen indicios que lo relacionen con el narcotráfico ·· Afirman que está demostrado que su única conexión con asuntos de esta índole es la venta de una embarcación ·· Denuncian que en la sentencia que lo condenó se modificó el criterio

El arousano Marcial Dorado Baúlde durante una comparecencia en los juzgados de Vilagarcía

Llegó el momento de pasar a la acción. Al menos eso es lo que piensan los familiares de Marcial Dorado Baúlde, sentenciado por narcotráfico en la Audiencia Nacional (AN). En dos comunicados, y a través de una larga conversación, parientes del arousano exponen razones que se resumen en un titular: el Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) y la Justicia maniobraron para, en su opinión, condenar a Marcial Dorado a pesar de la "falta de pruebas"; acusación que sustentan en un relato pormenorizado de las contradicciones que, siempre según su versión, se pueden apreciar en los últimos procesos abiertos contra uno de los personajes más atractivos y controvertidos del mundo del contrabando en Galicia. Dorado fue, a finales de los años 80, el primero en conceder una entrevista a un medio de comunicación, y ahora su familia hace lo mismo para denunciar una presunta persecución.

Después de subrayar que durante veintidós años de investigaciones agentes de la Interpol (suizos y españoles) y de la DEA estadounidense no pudieron recabar ni una prueba que relacionara a Marcial Dorado con el gran tráfico de drogas, la familia del arousano matiza que resulta curioso que, finalmente, se le implique en un asunto de esta índole (caso South Shea) de forma indirecta y a través de la venta de una lancha, Nautillus, que no reunía las condiciones necesarias para ser utilizada a modo de lanzadera y fue vendida de acuerdo con la normativa vigente para las transacciones de este tipo. "Se vendió por 50.000 dólares, no por 80 millones de pesetas, pues estaba deteriorada, y cuando presuntamente se utilizó para participar en el transbordo de la cocaína del South Sea ya no era propiedad de Marcial Dorado ni de ninguna empresa o persona vinculada a él", puntualizan sus parientes.

Tras significar que el juez Grande Marlaska intentó inhibirse hasta en dos ocasiones de la instrucción de un sumario en el que sólo existen imputaciones iniciales relacionadas con una investigación relativa al blanqueo de capitales que puso en marcha en 2004 el juez Vázquez Taín, la familia de Dorado resalta que dicha inhibición fue rechazada por la Sección Cuarta de la AN "por la falta de conexión entre los sujetos y los delitos", así como por considerar la Sala que "no puede justificarse el delito de blanqueo en una operación de cocaína que ha sido frustrada". Aunque el objetivo era intentar demostrar que Dorado lideró desde los 90 una red de narcos, en dicho sumario no consta "ni una sola mención a la más mínima actividad u operación anterior a la venta del Nautillus de la que se sospeche o haya indicios de estar relacionada con el tráfico de estupefacientes".

Finalmente, y después de precisar que la misma Sala que dictó su libertad provisional bajo una fianza de 20.000 euros en julio de 2009 lo condenó a diez años de prisión sólo cuatro meses después, la familia de Marcial Dorado Baúlde se pregunta qué ocurrió entre julio y noviembre de 2009 para que cambiara su más que probable fallo absolutorio. "Casi se podría decir que ha sido arreglada o modificada en un último momento, y desde luego no recoge lo que se demostró durante el juicio", sentencian.

sucesos@elcorreogallego.es